www.diariocritico.com

La polémica por estas acciones policiales desvela sus entresijos

Toda la verdad sobre las redadas a inmigrantes ilegales: una orden les pone fin

> Así son los beneficios para los agentes que localizan a extranjeros en situación irregular
> Fuentes policiales desmienten que se haya presionado para detener a más inmigrantes

lunes 12 de marzo de 2012, 09:58h
Ha sido rápido y con mucha preocupación en el cuerpo de la Policía Nacional por el transcurso de los acontecimientos, pero ya ha llegado el final de las polémicas redadas indiscriminadas de agentes policiales para 'cazar' a estos extranjeros en situación irregular en nuestro país. Diariocrítico ha podido conocer cómo tienen lugar y los beneficios con los que se motivaba a los policías.
La nueva delegada del Gobierno en Madrid tras la llegada de Mariano Rajoy al poder es Cristina Cifuentes, una mujer del PP y que ha estado en el ojo del huracán tras la denuncia de las últimas redadas indiscriminadas a inmigrantes ilegales que habían tenido lugar en la capital del país. Como ya se había informado la semana pasada, la política se había desentendido de cualquier responsabilidad en esas redadas e incluso las criticó. Cifuentes llegó a reconocer que atentaban contra la libertad de las personas porque, además, se solía proceder a identificar a estos inmigrantes en función "de su color de piel y de su aspecto".

Tras la polémica, las consecuencias: la delegada del Gobierno en Madrid dio una instrucción para que, si se producen identificaciones masivas de inmigrantes, "cesen con carácter inmediato". "Por parte de la Dirección General de la Policía y del cuerpo Nacional de Policía se ha dado una instrucción para que si en algún caso, en alguna comisaría de toda España se pudiera estar dando este tipo de identificaciones, que cesen con carácter inmediato", dijo Cifuentes.

Diariocrítico puede confirmar que esas identificaciones de posibles ilegales, conocidas popularmente como "redadas de inmigrantes", han existido, existe, y puede que sigan existiendo. Pero sí es cierto que también podemos informar de que conocen un nuevo 'stop': el pasado viernes, día 9, y según informaron a este Diariocrítico fuentes policiales, se produjo una reunión entre la cúpula de la Policía Nacional y jefes de comisaria. En ella, se acordó dejar de ocuparse de estas funciones de extranjeria tan polémicas, y volcarse en el resto de funciones de seguridad.


Bonus a los policías por efectuar detenciones

Se pone así freno, por el momento, a una cuestión más que polémica en la sociedad. Porque, entre otras cosas, se había estado informando de que los agentes eran beneficiarios de una serie de complementos, en clave de 'cobro por objetivos'. Diariocrítico ha podido confirmar que existen otro tipo de bonus por productividad en el cuerpo de la Policía Nacional, como por ejemplo, por detenidos durante el año vigente. Ese complemento se traduce en un máximo de 500 euros anual.

No han tenido lugar, aseguran nuestras fuentes, 'primas' especiales en los últimos tiempos por efectuar más detenciones de extranjeros, como se había venido denunciando en la prensa. Son otro tipo de beneficios laborales los que sí se ofrecen a los agentes para motivarles en su rendimiento.

En cuanto a la forma de preceder en esas 'redadas' policiales, fuentes internas nos las describen de la siguiente manera. Es cierto que sí hay agentes de paisano, y depende de la forma de proceder de cada comisaría, sin grandes líneas comunes impuestas desde arriba. Se realizan de forma más o menos esporádica, en función de indicaciones puntuales de la Dirección, o bien de manera permanente para cumplir objetivos, aunque ya en la Policía Judicial, que, como se conoce, pertenec a un cuerpo especial: sirven directamente a los jueces, tribunales y al Ministerio Fiscal, y está integrada tanto por policías nacionales como por guardias civiles.

Hay más policías de paisano de lo que la gente piensa, nos reconocen sobre la forma de desplegarse de incógnito ya sea por inmigración como por motivos de seguridad pública. Normalmente, nos dicen también, se colocan en 'puntos calientes', como así les llaman, donde la concentración de población extranjera es mayor y coincide, y esto es importante, con puntos donde la estadística de delincuencia es alta y preocupante. Es punto desmitifica la intencionalidad de las 'redadas', normalmente tachadas de acciones injustas con los inmigrantes.

Por tanto, actuar de paisano se concibe como una blindaje para ayudar a sorprender 'in fraganti' a delincuentes comunes, sí que en un contexto de colectivos de inmigrantes. Aún así, se reconoce dentro del cuerpo que no son los agentes de paisano los que más se centran en estas funciones de identificación, quedando esas funciones para agentes debidamente uniformados e identificados.

Eso no resta polémica el punto del criterio de saber a quién pedir papeles, que no es otro que por motivos étnicos, claro está. Estas fuentes policiales admiten que se les pide más documentación a los extranjeros que a los españoles, y que el procedimiento consiste en pedir el DNI o NIE, pasando los datos por emisora para conocer si el "sospechoso" tiene antecedentes o cualquier otra condición importante. Si no hay nada en su contra, se les deja seguir su camino. El problema es que cuando esas identificaciones tienen lugar, se da con  muchos inmigrantes en situación irregular en nuestro país, y de ahí que viniera el mito de que son cacerías para expulsar a ilegales.


Las relaciones con Cifuentes

Otro punto importante ha sido cómo han llegado las nuevas relaciones con la Policía y los nuevos cargos tras la llegada del PP al poder después de las elecciones del 20 de noviembre de 2011. No sólo hablamos de este tema polémico de las redadas a inmigrantes, sino también de las actuaciones de los antidisturbios en las últimas protestas del 15-M o vinculadas a este movimiento ciudadano.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, dio la orden de actuar en las manifestaciones para evitar graves problemas de desorden público, apuntan estas fuentes policiales. Ya son los jefes superiores policiales los que indican cómo actuar en concreto. También, ya en todo contexto: protestas, manifestaciones violentas o en el tema de inmigrantes ilegales, son estos cargos policiales los que ponen cifras para las estadísticas, las cuales, hemos podido percibir, son denostadas por los propios agentes, poco amigos de actuar en función de los números que luego sus jefes tienen que mostrar a los responsables políticos al cierre de ejercicio.

Sin embargo, nos confirman que no ha habido una orden explícita en Madrid, como se había estado asegurando, para hacer más detenciones de extranjeros, ya sea por delincuencia o por situación irregular en el país.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios