www.diariocritico.com
Dinero cobarde

Dinero cobarde

domingo 03 de junio de 2012, 12:03h
El dinero tiene mucho miedo y muy poca paciencia, y, cuando puede, huye de la quema. Su pánico es contagioso. Su pavor es destructivo.

Entre enero y marzo de este año salieron de España 97.000 millones de euros. Ese dinero no pertenecía solamente a extranjeros que prefirieron invertir en otro sitio más seguro. También existe una importantísima cantidad de dinero español que se colocó en otros lugares más seguros. En concreto, los capitales extranjeros que se fueron del país totalizaron 70.000 millones de euros, y cerca de 40.000 millones de capitales españoles se trasladaron a otros sitios. El mes de marzo fue el mes de las fugas, 66.000 millones de euros salieron de España.

Analizando crisis pasadas, no se recuerda en España tal volumen de salida de dinero de nuestro país. Este dinero que se escapa es el que estaba colocado en acciones en la bolsa española, en depósitos de bancos de nuestro país, en títulos de deuda, en préstamos a empresas españolas.

Esta fuga de capitales, representa dos cosas: la primera, que los inversores tienen menos confianza en la situación económica de España, y la segunda que la economía española tiene más dificultades para conseguir que desde fuera le presten dinero. Por eso la prima de riesgo sube, por eso la bolsa baja, por eso los bancos que parecen más sólidos, tienen problemas.

No se puede controlar la fuga de capitales con llamadas al patriotismo, porque el dinero no conoce otra patria que el dinero. Solamente se puede detener la sangría, con un esfuerzo común, desde el primer político hasta el ultimo ciudadano. A lo largo de su historia, España ha sufrido vendavales parecidos y al final ha salido indemne. Este dinero que huye, al final volverá, como vuelven las moscas al panal de rica miel. Porque el dinero es así. es el primero en abandonar el barco, pero también es el primero en subir a bordo, cuando el barco supera el temporal.

Hay que inyectarle al dinero una sobredosis de seguridad, y para ello, este país, como un solo hombre, tiene que derrochar confianza, con la misma alegría con que ha derrochado su riqueza.

Contra el dinero cobarde, la valentía de seguir creyendo en el futuro de España. La crisis será fuerte, pero España es mucha España.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios