www.diariocritico.com
El error inevitable de Mariano Rajoy

El error inevitable de Mariano Rajoy

sábado 02 de febrero de 2013, 18:52h
El pasado viernes, cuando Rajoy preparaba la reunión de la dirección del PP sobre las cuentas de Bárcenas, tenía ante sí un endiablado abanico de posibles opciones: desde defenderse en solitario, hasta defender a todo el partido, pasando por exigir profundizar la investigación en curso, entre otras. Finalmente ha elegido una que, siendo hidalga desde su posición personal, es de alto riesgo para su Gobierno: defensa personal a rajatabla pero ligada a la de toda la cúpula del PP. Supongo que sus asesores han usado el método de proyección de crisis y han concluido que las otras opciones acababan siendo más dañinas a mediano plazo para el partido, pero la opción elegida es un órdago a la grande de imprevisibles consecuencias.

Porque se juega toda su credibilidad a tratar de demostrar que la contabilidad oculta de Bárcenas es falsa o bien no refleja en absoluto la circulación de dineros en la cúpula del PP. Es decir, se ha metido en un callejón sin salida. Porque ha puesto su confianza en que un proceso judicial no podrá demostrar que hubo circulación de dinero al margen de la contabilidad oficial (la que se declara a Hacienda). Sin embargo, incluso en el caso de que eso pudiera darse, ya ningún ciudadano común se cree que Bárcenas no fuera capaz de hacer dobles contabilidades o que no fuera capaz de entregar "incentivos" informales a los miembros de la cúpula del PP por su exceso de trabajo. Y si Bárcenas era capaz de hacerlo es difícil creer que no lo haya hecho, cuando hay indicios abundantes de que así sucedió.

Es decir, Rajoy nos echa encima la enorme tarea de separar lo fundamental de lo accidental, para hacernos un juicio mental justo de esta desgraciada situación. Porque muchos creemos lo fundamental: que Rajoy no miente cuando asegura que no está en la política por hacer dinero y que su comportamiento corresponde fundamentalmente a un político honesto. Pero hoy eso está estrechamente ligado a la demostración de que Bárcenas no distribuyó incentivos en el PP a su modo y manera. Y eso parece difícil de creer y aún de demostrar. Pues bien, al ligar su honradez personal a la negación de la veracidad de los hechos que hoy se conocen, Rajoy puede estar atándose un pesado lastre a los tobillos que le pueden hundir sin remedio, arrastrando con él al Gobierno de España. A menos, como digo, que nuestro juicio político sea tan fino que nos permita separar ambas cosas y concluir que Rajoy debe salvarse como gobernante honrado, evitando así unas indeseables elecciones anticipadas, aunque se demuestre que Bárcenas repartió a su aire dinero en la cúpula del PP.

Como imaginarán, no confió mucho en que los españoles tengamos esa finura de juicio político. La tentación de usar este caso para tirar abajo el Gobierno de Rajoy es demasiado grande entre las fuerzas políticas de oposición. Peor aún, también es una gran tentación para los críticos de Rajoy en los círculos de la derecha social y política del país. En realidad, esto último guarda relación con la decisión de Rajoy de ligar su defensa personal con la de toda la cúpula partidaria. Es fácil imaginar que muchos ejecutivos del PP estarán ahora usando la conocida tesis de "aquí nos salvamos todos o no se salva nadie".

Pero al ligar la defensa de su honradez personal a la de toda la cúpula, Rajoy está ligando su suerte a la evolución del caso Bárcenas, como afirma acertadamente Pérez Rubalcaba. La gran cuestión consiste en saber si el PSOE se va a jugarse por hacer esa separación que mencionamos entre lo fundamental y lo accidental o bien va a usar el inevitable error de Rajoy de ligar las dos cosas, para crear las condiciones que justifiquen la dimisión del Presidente de Gobierno.

En todo caso, los demonios familiares de la cultura política española están de fiesta: ¡adiós a la posibilidad de un pacto de Estado en estas condiciones! Ese tipo de acuerdo tendría que esperar, como mínimo, hasta el resultado de las elecciones anticipadas.

Lea también:
- Rajoy se defiende y ataca: "No me voy a encoger ni abandonar la tarea que los españoles me han encomendado"
- Rajoy confirma su confianza a Ana Mato, y la ministra se lo agradece
- El informe interno del PP niega ingresos o gastos sin contabilizar
- Rubalcaba: Rajoy "ha ligado su suerte" a la de Bárcenas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios