www.diariocritico.com
El inicio de la globalización

El inicio de la globalización

lunes 23 de septiembre de 2013, 16:12h
Es cada vez más evidente que aquí todo el mundo se inventa algo para no deprimirse demasiado por el penoso estado de la política española. No, no se preocupen, no voy a proponerme hacer del distrito de Hortaleza un cantón independiente para tomar distancia del resto de esta España venida a menos. A eso ya están jugando otros, allá por el noreste de nuestro común territorio.

Voy a hablar de algo más entretenido. Sucede que esta semana se conmemora el V centenario del descubrimiento/avistamiento de la Mar del Sur, renombrada años después por Hernando de Magallanes como el Océano Pacífico. En efecto, el 27 de septiembre de 1513, el hidalgo Vasco Núñez de Balboa, después de atravesar el istmo desde la costa caribeña, fue el primer cristiano que avistó la gran masa de agua que había detrás de Tierra Firme.

La cosa no deja de tener su importancia. Por eso algunos medios de comunicación vienen dándole seguimiento a la efeméride y esta misma semana se celebran varios encuentros interesantes al respecto. Cierto, casi todos tiene lugar en el sur de la península y no por casualidad: desde Andalucía salieron los primeros navíos para el Nuevo Mundo. Un congreso, de gran tamaño, se celebra en Sevilla, pero con una extraña característica: su titulo refiere al V centenario pero luego su contenido no habla de aquel entonces, sino que refiere a la historia posterior del Pacífico y otros parajes. El que organiza la Universidad de Huelva y el Archivo Municipal de Moguer es algo más coherente: refiere al descubrimiento del Pacífico y a Balboa, para luego hablar efectivamente de ambos, así como de la importancia de los viajes andaluces de descubrimiento y rescate.

¿Y cuál es la importancia de aquel hecho histórico? Pues para ese entonces no fue menor: se disolvía finalmente la versión de Colón de que cuando sus carabelas habían tocado tierra no habían hecho otra cosa que llegar a las costa de Asía. Por el contrario, había que empezar a cambiar todos los mapas porque lo que habían encontrado era un continente imprevisto justo en medio del camino entre Europa y Asía si se seguía la vía hacia el poniente. Ni más ni menos. Dicho de otra forma, ahora si se podían empezar a confeccionar cartas que mostraran el mundo tal y como era en toda su redondez.

Es cierto que hay algunas voces que tratan de restarle importancia al asunto. Y la que me merece más respeto es la que plantean los pueblos indígenas cuando sostienen que no puede hablarse de descubrimiento porque sus antepasados ya estaba allí y la visión de aquella mar era algo común y corriente para todos los pueblos que habitaban la costa pacífica. Algo muy cierto pero que pierde la perspectiva universal. Ucronías aparte, aquellos pueblos nunca habían imaginado Sevilla, Florencia o París, mientras que mucha gente de estos lados pudieron imaginar de inmediato un mundo completo.

Desde luego, la cuestión adquiere toda su dimensión si se ubica en el contexto histórico de occidente. Y aunque entonces se dijo que Vasco Núñez de Balboa era el primer cristiano, europeo o español que veía la Mar del Sur, lo cierto es que esa lectura es algo reduccionista. Los descubrimientos del continente no fueron entendidos con propiedad sino por los intelectuales del renacimiento. En otras palabras, Balboa avistó el Pacifico para el orbe renacentista mucho más que para España, Europa o la cristiandad (como él mismo creyó en ese momento). Y si es correcto afirmar que el renacimiento es el origen de la modernidad, entonces hay que convenir que el descubrimiento del Pacifico no fue otra cosa que el inicio de la globalización. Tienen razón los panameños cuando rememoran así este V centenario, desde la perspectiva de futuro que les ofrece la ampliación del canal.

Así que me parece un buen motivo, para salirse un poco de los comentarios sobre el penoso retorno del curso político e incluso de la apabullante señora Merkel, agarrar los petates para irse a participar en el encuentro de Moguer sobre la reconstrucción de un hecho histórico que cambió nuestra comprensión de la faz de la tierra. Tal vez resulte reconfortante. Ya les contaré.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios