www.diariocritico.com
Tifón de Filipinas: un mes después hay regiones devastadas que aún están aisladas

Tifón de Filipinas: un mes después hay regiones devastadas que aún están aisladas

jueves 05 de diciembre de 2013, 20:11h
Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) trabajan en tres de las islas más afectadas por el tifón: Leyte, Samar y Panay. Un mes después del paso del tifón ya han llevado a cabo casi 30.000 consultas médicas, han atendido a 2.000 personas heridas y han dado apoyo psicológico, en sesiones tanto colectivas como individuales, a 2.731 personas.

En la isla de Leyte, la respuesta de la organización médico humanitaria se ha centrado en dar apoyo a los centros médicos de las zonas más aisladas y en instalar un hospital hinchable en una de las áreas más afectadas, la ciudad de Tacloban.

"A pesar de las devastadoras consecuencias que trajo consigo el paso del tifón Haiyan, apenas se presta atención a la situación en la que se encuentra la población de las zonas más rurales y aisladas. Muchas de ellas estuvieron semanas sin recibir ningún tipo de asistencia. Nuestra prioridad es asistir a estas comunidades a través del apoyo a los diferentes centros de salud y de la distribución de más de 3.300 tiendas de campaña y 3.100 kits de higiene", explica Federica Nogarotto, coordinadora de MSF en Filipinas.

"Las infraestructuras y las comunicaciones se han visto seriamente dañadas, así que la idea es suministrar a estas familias kits básicos de ayuda para ayudarles a mejorar, aunque sea de una manera muy básica, su actual calidad de vida", dice Manfred Murillo, logista de MSF. 

"En muchos sitios, como Liberty y Capoocan, encontramos gente que no había recibido ningún tipo de ayuda entre diez y veinte días después del tifón", explica Karla Bil, coordinadora médica de MSF, quien añade: "Nadie se había detenido allí antes. Cuando llegamos, nos encontramos a mucha gente con heridas graves".

"Instalamos un hospital de campaña en Burauen con el objetivo de dar apoyo al principal hospital del distrito y para conseguir que éste pueda volver a recibir a los pacientes de la región, tal y como ocurría antes del tifón", explica Federica Nogarotto. "Además, MSF está apoyando a los centros de salud de los alrededores con agua, medicamentos y recursos humanos", añade. 

En la isla de Samar, dos equipos médicos llevan a cabo clínicas móviles, uno de ellos en barco. Los equipos han distribuido 1.480 tiendas y 4.800 kits de higiene y cocina a la población cuyas casas fueron destruidas por el paso del tifón. Los especialistas de agua y saneamiento de la organización están abasteciendo de agua potable a unas 20.000 personas.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios