www.diariocritico.com
La responsabilidad de los políticos

La responsabilidad de los políticos

domingo 15 de diciembre de 2013, 14:44h
El mundo, con minúsculas, "contra" Cataluña. O mejor dicho, para ser precisos, contra los políticos catalanes que han iniciado el camino de la insumisión. La mentira, la simulación, una nueva historia reescrita a medida de los intereses de una parte contra las necesidades de todo un pueblo. Una huida imposible hacia ninguna parte frente a la urgente necesidad de tomar medidas para salir de la crisis. El autismo de un Gobierno central que no ha tomado ninguna medida para explicar a los ciudadanos españoles que viven en Cataluña que lo que les están contando es falso, disfraza la realidad y les conduce hacia el abismo. El Gobierno anterior, con su presidente a la cabeza, empujó a los catalanes hacia el independentismo y el actual ha estado ausente siempre en Cataluña. Incluso cuando ha sido el banco prestamista que ha salvado a la Generalitat de la suspensión de pagos, ha parecido un Gobierno virtual, un tercero sin intereses. 

La responsabilidad de los políticos en estos momentos en los que Cataluña está al borde de la quiebra económica, con unas cifras de paro escandalosas, con una ausencia de inversión que pone en riesgo su supervivencia y con unos gobernantes sin seny alguno, es máxima. Pero parece que unos y otros están mirando hacia otro lado. Es cierto que no se puede dialogar sobre el derecho a decidir, pero siempre hay que tener un Plan B. El de Esquerra Republicana es claro: o ganan la partida o ganan las próximas elecciones autonómicas. El del Gobierno parece ser sólo "laissez faire, laissez passer". Rajoy es maestro en  actitudes pasivas. El del PSOE no lo conocen ni ellos, porque su pugna interna con el PSC dista mucho de estar realmente resuelta. Y el del CiU está más cercano a las inmolación de un partido histórico que de cualquier esperanza de supervivencia.

Es lamentable que desde Barcelona y desde Madrid se haya impulsado, tolerado o favorecido este distanciamiento profundo entre ciudadanos de un mismo país. Brecha que no existiría si solo jugaran los ciudadanos, entren los que no ha habido, no hay, ningún problema. Si todos tenemos alguna responsabilidad, los políticos la tienen absoluta. La falta de ética de muchos de ellos, su absoluto desprecio de los intereses generales, su vocación de pirómanos en una situación terrible de crisis económica y de desempleo, debe merece un severo reproche. Y si las cosas no se reconducen hacia el sentido común, deberíamos poder exigirles responsabilidades políticas y, si llega el caso, penales.  

La democracia, el Estado de Derecho, la legalidad son valores básicos que debemos respetar todos. Pero muy especialmente, sin excusa alguna, los dirigentes políticos elegidos por el pueblo. 
[email protected]          
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios