www.diariocritico.com
La negociación Mas-Junqueras, estancada: es improbable un anuncio de anticipo electoral antes de fin de año

La negociación Mas-Junqueras, estancada: es improbable un anuncio de anticipo electoral antes de fin de año

> Junqueras pide "reciprocidad" a Mas por su generosidad

viernes 19 de diciembre de 2014, 13:41h
La enésima reunión entre Artur Mas y Oriol Junqueras ha acabado de nuevo en tablas. El encuentro, celebrado en el Parlament, ha sido corto, de alrededor de media hora. Esos 30 minutos sólo han servido para confirmar lo que ya se sabía: que nada ha cambiado, Mas insiste en su lista única, Junqueras le urge a que convoque elecciones de forma inmediata.
El presidente de la Generalitat se ha limitado ha comentar que la reunión "ha ido bien". Junqueras ha ido un poco más allá y ha demandado a Mas que valore su "generosidad" y que en "reciprocidad" convoque los comicios anticipados de forma inmediata. Cuando habla de su generosidad, Junqueras se refiere al hecho de que ayer ERC retiró su enmienda a la totalidad a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de CiU y permitió con sus votos que las cuentas se sigan tramitando.

Un gesto que no es más que eso, un brindis al sol, porque los republicanos ya han avisado que no apoyarán los presupuestos de Mas para 2015 con el argumento de que se trata de unas cuantas autonómicas y ellos sólo están dispuestos a votar a favor de los primeros presupuestos de una nueva Cataluña independiente.

lo que se está viviendo ahora en la política catalana no es más que un pulso para ver quién se sale con la suya, Mas o Junqueras. CiU presiona a través de su poderoso influjo mediático a los republicanos para que una de dos: o apoyen las cuentas de 2015 o se avengan a concurrir a los comicios en una lista conjunta. Para ello, los convergentes intentan que la opinión pública perciba que si las cuentas no se aprueban se perderán muchas inversiones y los funcionarios no recuperarán la paga extraordinaria y eso será... culpa de Junqueras.

El líder de ERC que no quiere quedar como el malo de la película, pero tampoco quiere salvar a Mas diluyendo las siglas de su partido en una lista conjunta, hace lo que puede para darle la vuelta a la tortilla. Cada vez que se reúne con Mas lo hace público, pese a que el president preferiría que estos encuentros no tuviesen trascendencia. Junqueras también hace gestos como el de ayer para que nadie dude de su generosidad.

El caso es que, de momento, nadie da su brazo a torcer, las cosas están estancadas y es improbable que Mas anuncie el anticipo electoral antes de fin de año como pretende Junqueras. Habrá que esperar a enero para ver qué pasa con esos presupuestos, si Mas consigue otro aliado o si Junqueras sucumbe a la presión convergente y acepta la famosa lista conjunta.


Lea también:

ERC ganaría las elecciones en Cataluña y Podemos sería la fuerza más votada por los catalanes en las generales
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios