www.diariocritico.com
Decreto 3+2: ¿una reforma contra la universidad pública?

Decreto 3+2: ¿una reforma contra la universidad pública?

> El coste de los estudios superiores de grado y máster podría superar los 20.000 euros
> Los estudiantes han hecho un llamamiento a la movilización ciudadana en contra del decreto

viernes 30 de enero de 2015, 11:53h
Mientras las universidades españolas siguen adaptándose al denominado Plan Bolonia, el ministro de Educación ha decidido volver a 'rizar el rizo' de la formación superior con la aprobación del decreto 3+2 (3 años de grado+ 2 años de máster), que provocará un verdadero terremoto en las aulas universitarias que asistirán a una modificación de los planes de estudio. Según reza el borrador del decreto, los grados tendrán un cáracter "básico y generalista", de forma que la especialización llegará de la mano de un máster, que pasará a durar dos años, por lo que el coste de los estudios podría superar los 20.000 euros, según ha denunciado el Sindicato de Estudiantes, que ha prometido una oleada de movilizaciones.
El Sindicato de Estudiantes, el Colectivo de Estudiantes de Madrid (CEM), el sindicato CC.OO. y la Marea Verde de la Educación han manifestado este viernes su repulsa ante la aprobación de este real decreto que consideran que "inicia el camino del fin de la universidad pública y que supondrá un incremento del coste de los estudios superiores que no podrá afrontar la mayoría de la sociedad". 

Hace ya 8 años que el Gobierno aprobó la reforma educativa que desembocó en el Plan Bolonia, que pretendía equiparar los estudios superiores al marco europeo así como facilitar la movilidad estudiantil y laboral de los jóvenes españoles, y ahora, en pleno periodo de exámenes universitarios, el ministro de Educación, José Ignacio Wert ha puesto en marcha el real decreto que ofrece a las universidades la posibilidad de reducir de 4 a 3 años los grados e incrementar la duración del máster a dos años, lo que supone un coste para el bolsillo de los estudiantes de entre 15.000 y 20.000 euros, según la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, quien ha asegurado que se impulsará un llamamiento a la huelga general de 48 horas al conjunto de la ciudadanía, ya que "esta es una conquista de la sociedad y no solo de los estudiantes". "Queremos una movilización unitaria. Nos da igual que hoy aprueben este decreto porque lo echaremos atrás y echaremos a este Gobierno", ha proclamado García.

Al encarecimiento de los estudios superiores se suman la eliminación de carreras y la devaluación del título de grado, que se "convertirá en papel mojado en el mercado laboral", según García, y que transformará la universidad "en un cortijo para los hijos de las familias adineradas y echará el cerrojo definitivo al acceso a la formación superior para la mayoría de la sociedad". Desde el Sindicato de Estudiantes han promovido una recogida de firmas para "echar atrás" el real decreto, y en menos de 72 horas han logrado más de 10.000 firmas. 


La reforma propuesta por Wert afectará no sólo a los estudiantes sino también a los profesores, trabajadores de las universidades públicas y las estructuras universitarias, y es que según han asegurado desde CC.OO., este "ataque a la educación" repercutirá en la financiación de los centros públicos: "si hoy las tasas cubren el 20% del coste real de la plaza, el 80% restante lo ponen las administraciones públicas, y al pasar el grado de 4 a 3 años, las administraciones se van a ahorrar el 25% del dinero destinado a las universidades públicas. Además, las consecuencias del decreto provocarán la reconversión del profesorado y trabajadores porque los alumnos estudiarán un año menos, y es precipitado suponer que eso se compensará con el auge de estudios de posgrado".  A eso se suman los miles de despidos que se llevarán a cabo en los centros públicos, que ya se han visto azotados por los recortes", según el sindicato.

Desde CC.OO. han llevado a cabo un estudio que pone de manifiesto que los presupuestos de las universidades se han reducido en un 24% en los últimos cuatro años, lo que genera dificultades de expansión y mantenimiento a la universidad pública mientras se han subido las tasas que han pasado del 16% al 24% en 2014. "La ecuación es sencilla, menos financiación pública más gasto para el bolsillo de los estudiantes y sus familias. La educación superior se está haciendo clasista". "Las universidades públicas escolarizan solo al 8% de estudiantes de grado y casi al 30% de postgrado, luego con esta decisión el Gobierno ofrece una parte mayor del pastel de la educación a las universidades privadas", han sentenciado. 

Los colectivos estudiantiles consideran una "mentira" la pretensión de adecuar los estudios superiores a la Unión Europea mediante este decreto, ya que creen que si ya el Plan Bolonia "no vino acompañado de un sistema de becas y ayudas adecuado", ahora el decreto "ni siquiera garantiza la adecuación de grados y másteres al marco europeo, por lo que la "excusa de la movilidad internacional es falsa". Los estudiantes denuncian que "esta medida se toma a espaldas de la comunidad universitaria" y piden consenso y debate social para reformar la educación superior.

Antes los títulos universitarios tenían una duración de 3 y 5 años y un menor coste que ahora para los estudiantes; y con el nuevo modelo se pagan 3 años a precio de grado y dos a precio de máster, por lo que se pagará cuatro veces más por esos dos años que antes eran inherentes a los estudios, es decir, se pagará más para la misma formación, critican los estudiantes.


Para Antonio Castro, profesor y portavoz de la Marea Verde, "las iniciativas legislativas del Gobierno disminuyen los requisitos para la creación de universidades privadas, mientras las públicas no han aumentado en 10 años". "El 3+2 como alternativa al 4+1 (Plan Bolonia) es una forma indirecta de contribuir a la financiación de las universidades privadas". "Resulta vital acabar con el estrangulamiento de las universidades públicas y que consigan la financiación adecuada y suficiente, disminución de tasas, aumento de las becas, transparencia en la gestión financiera y académica de las universidades, elaborar y discutir una propuesta conjunta para reformar la universidad", ha explicado Castro.

¿Que supondrá la aprobación del decreto 3+2?


Aunque la entrada en vigor del decreto será en septiembre de este año, los afectados no serán sólo los nuevos alumnos sino también aquellos que están cursando sus estudios, y es que tal y como especifica el borrador, este decreto se aplicará a los estudiantes que anteriormente hubiesen comenzado grados que vayan a cambiar de 4 a 3 años. Es decir, que a los estudiantes que de segundo curso cuyo grado pase a ser de 3 años, se les aplicará el nuevo decreto.

La devaluación del título de grado afectará también a los ya egregados y licenciados, ya que la consideración del título de grado o licenciatura tendrá menos validez en el mercado laboral y se exigirá un máster de "especialización que la mayoría no tenemos", según el Sindicato de Estudiantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios