www.diariocritico.com

Fútbol sala (3-1)

España certifica su liderato mundial con un nuevo cetro europeo

La selección española de fútbol sala se proclamó este domingo campeona de Europa por cuarta vez en su historia, al ganar (1-3) a una Italia plagada de brasileños y que sólo había encajado un gol, en la final del Campeonato de Europa que se disputó en Oporto, en un partido que resultó una muestra del gran nivel de España en este deporte, donde posee el mejor palmarés del mundo.
   Salió España muy convencida de sus posibilidades, consciente de su papel de favorita y con la intención de cumplir con las expectativas. Así, desde el pitido inicial España controló el juego, manteniéndose seria atrás y finalizando con peligro casi todas las ocasiones de que dispuso. Italia, poco podía hacer ante el vendaval español, aunque disfrutó de alguna oportunidad esporádica, siempre peligrosa, y se dedicó a amedrentar a España a base de faltas.

   Sin embargo, los de Venancio López siguieron igual y obtuvieron finalmente su premio con el gol de Marcelo en el minuto 8. Álvaro llevó muy bien el balón por el lateral izquierdo del área, sentó a dos rivales con sendos movimientos de cintura y puso el balón para que el hispano-brasileño sólo tuviera que empujarlo con la cabeza.

   El gol dio la tranquilidad necesaria a España, que cedió el balón a Italia, sabedora de que la fortaleza de los transalpinos no radica precisamente en la fluidez en el ataque, y buscando jugar con el marcador a favor. Los vigentes campeones cerraron bien las vías de entrada e Italia se bloqueó durante unos minutos, aunque acabó rehaciéndose.

   Pese a las rotaciones realizadas por Venancio López para dosificar a sus jugadores, en los últimos minutos los 'azzurri' acabaron encerrando a España, que aunque circuló bien el balón en algunas fases y tuvo alguna ocasión, tuvo que apoyarse en el buen hacer de Luis Amado, que demostró porqué es uno de los mejores porteros del mundo, para irse con ventaja a un descanso que el equipo pedía a gritos.

Juego de campeones en la segunda mitad


   El parón recargó las energías de ambos contendientes, que no dudaron en probarse de nuevo desde el primer minuto. El ritmo fue trepidante en los primeros minutos, lo que a priori favorecía a los italianos, más acostumbrados a un ataque directo y rápido. Sin embargo, fue España, por mediación de Daniel la que abrió más hueco en el marcador en el minuto 21, aprovechando un rechace de Feller a disparo de Álvaro, clave en el día de hoy y durante todo el torneo, tras una buena jugada de España.

   El gol abrió espacios para los de Venancio López, puesto que los italianos tuvieron que ir a por el partido sin contemplaciones. A pesar de ello, España se mantuvo bien plantada en el campo, jugando el balón de lado a lado y haciendo correr a una Italia que no se rendía. El buen juego de España, de auténtico campeón, hizo disfrutar a la numerosa afición española que se desplazó a Oporto y provocó el gol de Rodríguez, por inercia, cinco minutos después de que lo hiciera Daniel.

   Esta situación obligó a Italia a plantear otro partido, a la desesperada, y Feller, el portero de los transalpinos pasó a jugar de líbero confiado en su buen disparo a media distancia. En esa suerte llegó el gol, minuto 29, de la esperanza para su equipo, después de que éste fusilara a Luis Amado, sensacional otra vez en la segunda mitad.

   Los vigentes campeones debían reaccionar y no dormirse, como pasó en la primera parte. Y así lo hicieron. Esta vez, no permitieron que Italia, que pasó a jugar sin portero, les encerrara en su campo.

   Por ello, aunque Italia lo siguió intentando hasta el final, era cuestión de tiempo que el título se fuera camino de España, por la seguridad que mostraba la defensa española y porque los de Alessandro Nuccorini no se sentían cómodos.

   El resultado final, 1-3, que podría haber sido más amplio si la selección hubiera sido más firme en su juego, otorga a España su cuarto título continental, segundo consecutivo, y encadena éste con el Mundial cosechado en 2004, lo que la define como la mejor selección del mundo. Además, permite a España vengarse de Italia, único rival que fue capaz, en 2003, de impedirle estar en una gran final.

FICHA TÉCNICA


   -RESULTADO: ITALIA, 1 - ESPAÑA, 3 (0-1, al descanso).

   -EQUIPOS.

   ITALIA: Feller, Pellegrini, Bertoni, Morgado, Forte --cinco inicial--; Grana, Bacaro, Assis, Fabiano, Foglia y Zanetti.

   ESPAÑA: Luis Amado, Álvaro, Kike, Andreu, Marcelo --cinco inicial--; Ortiz, Eseverri, Jordi Torras, Rodríguez, Borja y Daniel.

   -GOLES.

   0 - 1. Min, 8. Marcelo.

   0 - 2. Min, 21. Daniel.

   0 - 3. Min, 26. Rodríguez.

   1 - 3. Min, 29. Feller.

   -ÁRBITRO: Antonio Jose Fernandes Cardoso (POR).

   -PABELLÓN: Multiusos Gondomar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.