www.diariocritico.com
Villar se venga del Gobierno convocando a traición una huelga en el fútbol

Villar se venga del Gobierno convocando a traición una huelga en el fútbol

jueves 07 de mayo de 2015, 07:48h
Ángel María Villar -un cuarto de siglo largo al frente de la Federación (RFEF)- ha aguardado sibilinamente para vengarse de los oprobios que, según él, sufre la RFEF, a la que siente "ignorada, despreciada y ninguneada" por el Gobierno. El caso viene de atrás, de los intentos del secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejo Superior (CSD), Miguel Cardenal, de que las cuentas federativas sean claras en cuanto a la subvención pública que recibe. Algo lógico y que no sentó nada bien a Villar y su directiva, siempre renuentes, hasta el punto de que utilizaron a la FIFA, de la que es vicepresidente, para amenazar con excluir a los clubes españoles de las competiciones europeas e incluso en último caso a La Roja. En resumen, Federación y sindicato de jugadores (AFE) -molesto por las investigaciones de la Agencia Tributaria a alguna de sus estrellas- sacan sus armas y se enfrentan al Gobierno y a la patronal de clubes que es la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Además, en plena campaña electoral, lo que no viene muy bien al Ejecutivo y al PP.

La batalla estaba servida, porque desde el CSD y desde el Gobierno, le respondieron que la ley es igual para todos y hay que cumplirla por muy importante que sea la Federación futbolera. Además, otro organismo eternamente enfrentado con ésta, la Liga de Fútbol Profesional (LFP), se alineó con el Ejecutivo, con la anuencia del ministro del que depende el deporte, José Ignacio Wert. El malestar de Villar, que se siente una especie de dios intocable, aumentó, ahora con razón, con motivo del Decreto Ley sobre el fútbol televisado, porque tras unos contactos desde el Ministerio, finalmente se aprobó en el anterior Consejo de Ministros sin consultar con la Federación su redacción final, que no gusta nada a Villar y pide que se cambie. En este decreto, la RFEF -no olvidemos que es una entidad privada y millonaria que no necesita de ayuda oficial alguna- pierde el 4,55% del dinero que recibía antes de las quinielas, que iba destinado a los clubes modestos. 

Además, por otra parte, a estos equipos, en otra decisión ministerial y del CSD, se les obliga a dar de alta en la Seguridad Social a todos los colaboradores voluntarios que permiten que se celebren miles de partidos cada fin de semana. E incluso, de lo que también se queja VIllar, se le envían inspecciones para ver si cumplen. Con estos elementos y algunos otros en lo que Villar considera "injerencias excesivas del CSD", se ha ido fraguando la venganza de la RFEF a falta de sólo dos jornadas para la conclusión del campeonato. Y utiliza un arma que se puede volver en contra por parte de los clubes y su patronal LFP, y de los millones de aficionados. Eso sí, Villar cuenta con el apoyo de los futbolistas y su sindicato y, por supuesto, de los árbitros, por lo que si no hay un acuerdo antes, la huelga indefinida será una realidad. Algo que también machacará esa famosa marca España -tan querida por el Ejecutivo-, pues en el resto de países de nuestro entorno todo se soluciona dialogando. 

De ahí que sea paradójico que la RFEF en su comunicado se manifieste, eso sí, en el último párrafo, abierta al diálogo. Pero,antes, por sorpresa y sin previo aviso, convoca una huelga, lo que es una extraña forma de dialogar, pero muy propia de las maneras del eterno Villar. Las espadas están en alto y la solución, que no se atisba, debe llegar en unos pocos días, ya que la penúltima jornada liguera está programada para el sábado 16, dentro de sólo muy pocos días. Confiemos en que el Gobierno -en campaña electoral y con la opinión pública en contra de que no haya fútbol- y CSD, que llevan razón mayoritaria, no toda, en el fondo de la cuestión, y Federación, que la lleva sólo en pequeños detalles y en la forma, arríen sus banderas y vuelva el deporte rey. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.