www.diariocritico.com

Galardonada con el 'Best Workplaces 2013'

David Tomás, autor de La Empresa Más Feliz del Mundo y CEO de Cyberclick
Ampliar
David Tomás, autor de La Empresa Más Feliz del Mundo y CEO de Cyberclick (Foto: David Tomás, autor de La Empresa Más Feliz del Mundo y CEO de Cyberclick)

David Tomás, CEO de Cyberclick, la mejor empresa para trabajar: "En España la figura del jefe pesa mucho"

> A los emprendedores: "Tírate a la piscina pero con algo que no te importe dedicarle las horas que haga falta"

lunes 19 de octubre de 2015, 14:09h
Entrevistamos a David Tomás, CEO de Cyberclick y autor del libro 'La empresa más feliz del mundo', donde el emprendedor da las 11 claves para reinventarse en la profesión y disfrutar del trabajo.

El panorama empresarial ha cambiado. Ni el jefe ni el empleado ya son lo que eran. La digitalización, la globalización y la innovación presentan hoy a los responsables de Recursos Humanos un desafío importante. Los nuevos candidatos ya no cuentan con la pasividad de la época pasada donde su nivel cultural era menor, el acceso a la información era limitado y la organización era, sin duda alguna, jerárquica, posicionando al jefe en un escalón superior.

Hoy tenemos la oportunidad de entrevistar a David Tomás, fundador y CEO de Cyberclick, un conglomerado de empresas especializadas en publicidad y marketing online con sede
en Barcelona, Madrid y Bogotá, y un ejemplo claro de que las estructuras jerárquicas son parte del pasado. Por su sistema de gestión, fue premiada en 2014 como la mejor empresa para trabajar en España por el galardón Best Workplaces 2013.

Ahora, David quiere transmitir su filosofía a través de su libro “La empresa más feliz del mundo”, donde ofrece 11 claves para reinventar la profesión y disfrutar del trabajo.

En el 2014, tu empresa Cyberclick fue distinguida con el primer puesto de la lista Best Workplaces en la categoría de pymes, que premia a los mejores centros laborales según la opinión de los propios empleados. ¿Qué supone para ti personal y profesionalmente un galardón como éste?

Para mí es el mayor reconocimiento. Creo que cuando fundas una compañía, tu mayor deseo es que cuando llegues por la mañana encuentres gente que haga un trabajo que le gusta, que esté contenta, más allá de ganar dinero. Para mí es muy importante llevarme bien con la gente con la que trabajo; me gusta la manera en la que hacen las cosas y cómo piensan. El resultado de esa encuesta anónima donde puntuaron la forma en la que trabajan como la mejor, es el mejor premio que puedo ganar.

En tu libro 'La empresa más feliz del mundo' relatas, mediante una historieta reveladora, una nueva forma de gestionar el capital humano. Empresas como Google, a nivel internacional, o como Cyberclick en España, ya han adoptado este cambio de mentalidad, donde la jerarquía ha quedado obsoleta. Pero, ¿España está preparada para esa metamorfosis?

Yo creo que va a costar por una razón cultural. Llevamos muchos años haciendo las cosas de la misma forma. Si miramos hacia otros países, como Holanda, Canadá o Estados Unidos donde tienen una forma de trabajar mucho más abierta y colaborativa, estamos retrasados. Aquí la figura del jefe pesa mucho.

Creo que va a costar pero también creo que irá más rápido de lo que imaginamos. Yo lo comparo siempre con las redes sociales. Si en el 2006 te hubieran preguntado sobre Facebook o Whatsapp dirías “¿esto? Nada…” y, sin embargo, ahora estamos hiperconectados.

En la empresa pasará algo parecido, y nos diremos “¿cómo podía trabajar yo en una empresa donde todo era jerárquico, no me daban voz ni podía tomar iniciativa alguna?”. La educación es la pieza clave. La fuerza trabajo está mucho más cualificada e, incluso, una persona que no tiene formación tiene mucho más acceso a la información que antes, lo que le hace más partícipe en su trabajo.

*Equipo Cyberclick

¿Piensas que los jóvenes emprendedores que a día de hoy se lanzan a montar su propia empresa son la esperanza en esta revolución y cambio de mentalidad?

No sólo los emprendedores, yo diría que los Millennials, en general, la gente nacida a partir de los 80’. Su formación y su concepción de la vida y del trabajo es diferente. Así como antes el trabajo se consideraba como una ‘penitencia’, el ‘lo tengo que hacer y punto’, ahora, tanto los emprendedores como la gente que se incorpora al mercado laboral, buscan algo más. Buscan que les guste, que les motive, sentirse realizado, evitar los malos rollos… Esto va a forzar a muchas empresas a pensar:“si quiero tener ese tipo de perfiles tengo que entender que no puedo gestionarlos como lo hacía hace 30 años, tengo que hacer un cambio y empezar a flexibilizar las cosas".

En tu libro hablas de tripulación como el equipo de trabajo. ¿Qué buscas como empresario en tu ‘tripulación’? ¿Qué tres características debe tener un candidato?

"En un trabajador busco motivación, responsabilidad y respeto"

La palabra empresario no me gusta; me gusta más la de emprendedor (ríe). El término ‘empresario’ tiene una connotación negativa que creo que es mala porque hay muchísimos empresarios que tienen un fondo.

En cuanto a las tres cosas que busco en un trabajador es: motivación, responsabilidad y respeto hacia el otro. Que les guste lo que hacen y que lo hagan porque realmente es lo que quieren; que asuman compromisos; y que entiendan que no siempre lleva la razón uno mismo, deben saber escuchar a la otra persona y saber llegar a un acuerdo.

Y si estuvieras en e lugar del empleado, ¿qué tres cosas pedirías a tu jefe?

Demandaría confianza, que mi jefe me de libertad y que confíe en que voy a dar lo máximo y lo mejor de mí; autonomía, que tenga libertad en la toma de decisiones y me haga partícipe de lo que ocurre.; y que me trate como un adulto, una persona puede tomar la iniciativa en el trabajo como lo hace en su vida.

*Grupo Cyberclick

Gertrudis, Elena, Jonathan, Natalia... ¿A qué personaje de tu libro contratarías?

Yo les contrataría a todos (sonríe). Aunque si tuviera que elegir, me decantaría por Jonathan, alguien que se da cuenta que lo que está haciendo no le gusta y decide perseguir algo que sí le gusta, en lo que tendrá que formarse. Le contrataría por darse cuenta de lo que realmente quiere hacer.

Los personajes de la historia se reúnen en sitios tan inusuales como un restaurante de comida rápida o una bolera, ¿cuál es tu opinión acerca de las reuniones tradicionales?

Las reuniones tradicionales "¡hay cambiarlas! Ahí hay un reto muy importante para las empresas"

¡Hay cambiarlas! Ahí hay un reto muy importante para las empresas. Muchas reuniones sirven como excusa para cubrirse las espaldas de la mala comunicación que existe. Como con éste no me hablo convoco una reunión, cuando lo que se debería hacer es atajar el problema de frente.

Cuando a ti te dicen ‘reunión’, tu cara refleja ‘qué pesado, qué tostón’. Esto hay que cambiarlo. En mi opinión, deberían ser mucho más dinámicas y de menor duración. Nosotros tenemos muchas pero muy cortitas, muy rápidas y amenas.

¿Qué consejo le darías a los nuevos emprendedores?

Yo animo a todo el mundo a emprender. Si tiene esa vocación, sin duda alguna, le animaría. Le diría: no es fácil, te va a costar, por ello hazlo en algo que te motive porque le vas a tener que dedicar muchas horas y mucha energía.

Intenta hacer algo que no te cueste levantarte por la mañana. Por ejemplo, porque mi padre sea abogado, yo tengo que ser abogado. En este caso, a lo mejor, me va a costar mucho levantarme. Sin embargo, si mi pasión son los coches y monto un taller, me va a apasionar tanto y lo voy a hacer tan bien, que no me van a faltar clientes.

En definitiva, mi consejo es: tírate a la piscina pero con algo que no te importe dedicarle las horas que haga falta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios