www.diariocritico.com

Claves de una confusa propuesta de Rajoy para formar un "Gobierno de amplio espectro" con PSOE y Ciudadanos

miércoles 30 de diciembre de 2015, 08:28h
Pocos, puede que ni él, han entendido en qué consistiría la propuesta para formar una gran coalición o "Gobierno de amplio espectro" que Mariano Rajoy propuso ayer a PSOE y Ciudadanos en la rueda de prensa de balance anual en Moncloa. No está claro si es una coalición con participación de ministros de la oposición o una petición de apoyo en la legislatura.
Claves de una confusa propuesta de Rajoy para formar un 'Gobierno de amplio espectro' con PSOE y Ciudadanos

Lo único claro es que esta gran alianza teórica de PP, PSOE y Ciudadanos sumaría 253 escaños de 350, una gran mayoría que acabaría de un plumazo con todas las dudas sobre la legislatura, adelentar elecciones y la inestabilidad parlamentaria y política que tanto miedo da los mercados y los inversores. Bien cierto es que serían más bien 252 en la práctica, ya que el PP dejará de contar conPedro Gómez de la Serna tras ser investigado por las posibles comisiones cobradas a empresarios en su calidad de diputado.

Ahora bien, Rajoy no concretó mucho más, al menos a la ciudadanía, y los partidos ya contestaron de alguna manera incluso antes de sus palabras. Y es que el PSOE había adelantado hace días que nunca investiría a Rajoy como presidente y que no apoyaría un Gobierno donde esté el Partido Popular en él. Ciudadanos sí: con ellos no hay secretos. No se sumarían a un Gobierno con minsitros mixtos de varios partidos, pero sí darían su apoyo parlamentario como sucede actualmente en la Asamblea de Madrid con Cristina Cifuentes.

Pero las claves para una imposibilidad de que fructifique tal acuerdo serían éstas:

> Rajoy en ningún momento citó a PSOE y Ciudadanos en su petición de gran acuerdo, lo que deja claro la ambigüedad de la propuesta

> No confirmó si ofrecería ministerios o incluso una vicepresidencia al segundo partido más votado, el PSOE

> Desveló que había mantenido una conversación telefónica con el lehendakari y líder del PNV, Íñigo Urkullu, dando a entender que podría también sumar estos escaños a los apoyos parlametnarios puntuales

> Respecto a la Presidencia del Congreso, Rajoy insistió en que deberá estar ocupada "como siempre" por un miembro del partido más votado, descartando esta oferta al PSOE

> En el PSOE mantienen la pretensión de que el presidente de la Cámara Baja sea un socialista. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, consideró fundamental que la Mesa refleje la pluralidad política existente y que sería "sano" que se produjese un pacto que permitiera que el presidente fuese de otro partido.

> En cuanto a la posibilidad de que haya que repetir las elecciones, Rajoy confirmó que volvería a presentarse como candidato del PP, algo que le aleja aún más a PSOE y Ciudadanos

> Rajoy no habló de incompatibilidades más que evidentes. El PSOE querría contar con algunos ministerios, y aunque entre ellos no propondría quizás a la ex comandante del Ejército Zaida Cantera, ella sería incompatible con el ministro Pedro Morenés en Defensa, si es que éste continúa en el cargo. También hay otros personajes que no se podrían ver ni en pintura tras los enfrentamientos ideológicos y personales en los últimos años

> Las fórmulas de coalición serían también incompatibles con lo prometido en campaña por PSOE y Ciudadanos. El PSOE prometió no facilitar nunca la investidura de Rajoy y Ciudadanos rechazó entrar en un Gobierno que no encabece

> Ciudadanos ganó estos 40 escaños prometiendo acabar con las viejas fórmulas del bipartidismo y sus pactos, que es precisamente lo que facilitaría ahora con este acuerdo; eso sí, Rivera ya se ha comprometido a ello hace días pese a lo dicho en campaña

> El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ya reiteró ayer martes que su partido votará en contra de la investidura de Rajoy sea cual sea la oferta y la propuesta sobre la mesa. Las palabras del PSOE contra la corrupción en el PP imposibilita un acuerdo natural entre ambos

> La posibilidad de un acuerdo PSOE-Podemos refluye, pese a las dificultades en Ferraz contra Pedro Sánchez. El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, dice hoy en 'El País' que sería "partidario de un acuerdo como el de Valencia" y Pablo Iglesias comienza a resaltar algo menos la exigencia del referéndum en Cataluña para poder acordar algo con el PSOE, priorizando las políticas sociales anti-crisis


- PP-PSOE podrían frenar los 4 grupos parlamentarios de Podemos en el Congreso

- Arístegui sale del PP y Gómez de la Serna no será bienvenido en su grupo parlamentario

- Rajoy invita a formar un Gobierno "de amplio espectro" a favor de la unidad y la soberanía nacional

- El 'derecho a decidir' de Cataluña atasca España

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios