www.diariocritico.com
Reunión entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez
Reunión entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez (Foto: EP)

Rajoy y Sánchez despachan la reunión en media hora hablando de Europa

> A pesar de la frialdad entre ambos, el líder del PSOE dice que es "importante que los españoles visualicen" a sus lideres "dialogando" > La mayor parte del tiempo la han dedicado a consensuar la posición de España en las Cumbres de la UE sobre el 'Brexit' > El candidato socialista quiere cerrar un acuerdo a final de mes y presentarse a a la investidura en la primera semana de marzo

viernes 12 de febrero de 2016, 18:03h

Pedro Sánchez ha intentado dulcificarlo, pero su afirmación de que su reunión de esta tarde con Mariano Rajoy ha sido “útil” porque “es importante que los españoles visualicen a los líderes de los principales partidos dialogando” sobre los grandes asuntos de Estado, contrasta con la fotografía del aún presidente en funciones haciéndose el despistado mientras el líder del PSOE le tiende la mano. Es la imagen del desencuentro total y absoluto, con el socialista explicándole a su interlocutor que tanto él como su partido deben pasar a la oposición para “regenerarse”, y el aludido insistiendo en su propuesta de “un gobierno que pueda ser un gobierno”, por supuesto presidido por él, que para eso ha sido el más votado. Al menos han hablado de Europa para consensuar una posición común en Bruselas sobre el acuerdo que exige Reino Unido para seguir siendo socio de la UE. En esto parece que no habrá tantos problemas.

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy han intentado batir el récord de la reunión más breve y casi lo consiguen con la media hora escasa que les ha juntado en territorio neutral del Congreso. La antesala de un comedor, para ser exactos. Luego, curiosamente, ambos casi han dedicado la mitad de ese tiempo sólo para explicar a los medios de comunicación su conversación.

El líder del PSOE y candidato a la investidura como presidente del Gobierno ha acudido al encuentro con la “mano tendida” al PP para los grandes asuntos de Estado y un compromiso de lealtad en tres grandes temas: la unidad de España, es decir, Cataluña -de la que no han hablado más que de pasada-; la lucha antiterrorista, “sea contra ETA o contra el yihadismo”, ha puntualizado Sánchez; y la reforma de la Constitución, que no sacará adelante sin “el apoyo y el concurso” de los populares. A cambio, espera que estos actúen recíprocamente desde la oposición.

Según han relatado ambos, la formación del nuevo Gobierno es lo que menos tiempo les ha ocupado. Mariano Rajoy ha resumido su parte con que hace falta “un gobierno que pueda ser un gobierno”, es decir, que pueda mantener internamente posiciones comunes ante problemas complejos como nuestro papel en la UE.

Ese Gobierno estaría, por supuesto, presidido por el PP “por ser el más votado” y se apoyaría en C’s y PSOE. Sánchez, según Rajoy y según él mismo, ha ignorado la oferta y le ha respondido que el “cambio” que propugna incluye mandar a los populares a la oposición para “regenerarse” y “renovar el liderazgo”, o sea…

Preguntado Rajoy si estaría dispuesto a “facilitar” un Gobierno del PSOE con la abstención del PP, ha reconocido que Sánchez ni siquiera se lo ha planteado. “Nosotros trabajamos para que el PSOE facilite un Gobierno del PP”, ha concluido por si a alguien le quedaba alguna duda.

El meollo de la reunión ha correspondido a los asuntos europeos que no pueden esperar a que España renueve su Gobierno, especialmente el desafío del Reino Unido y sus condiciones para permanecer en la UE. El consenso no parece difícil y el propio Rajoy cree que José Manuel García Margallo podrá acudir con una “postura razonable” a Bruselas la próxima semana. El ministro incluso comparecerá en Comisión en el Congreso el próximo miércoles para informar a todas las fuerzas políticas antes de la Cumbre definitiva del viernes 19.

“Somos la socialdemocracia europea”

Sánchez ha aprovechado para insistir en que su Gobierno respetará los compromisos europeos de España, incluida la estabilidad presupuestaria, una réplica a la “campaña del miedo” de algunos ministros de Rajoy, al que exige que frene el mensaje de que “la salida del PP provocará muchos problemas… Somos la socialdemocracia europea”, les ha recordado.

Europa ha sido realmente la verdadera razón del encuentro, tal y como ha explicado el aspirante a presidente del Gobierno. “Rajoy y yo hemos hablado muchas veces a lo largo de la legislatura y nos conocemos, pero hay cosas urgentes que teníamos que tratar”, en referencia a las próximas cumbres europeas.

En cuanto a las negociaciones del secretario general del PSOE en busca de socios de Gobierno, Pedro Sánchez ha prometido que “a final de mes” habrá conseguido un acuerdo para poder someterse al debate de investidura en la primera semana de marzo. Una fecha que debe fijar el presidente del Congreso, su compañero de partido Patxi López, muy presionado por el PP -y Podemos- para que lo haga ya y cuanto antes.

Por ahora, Pedro Sánchez está a la espera de la nueva propuesta que prepara Pablo Iglesias. “Si desde Podemos hacen una propuesta será para podernos entender. Hay muchísimas coincidencias y debemos sentarnos a hablar”, han sido sus escasas palabras sobre el estado de sus conversaciones. “Hay mimbres para el acuerdo” sigue siendo la consigna.

Rodeados de sus fieles

Para una reunión ‘minimalista’, basta un equipo igualmente reducido a su mínima expresión. Sólo los más fieles. Por parte del PP, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el jefe de Gabinete de Rajoy, Javier Moragas y los dos hombres fuertes en el congreso, el portavoz, Rafael Hernando, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón.

Por parte del PSOE, el número 2, César Luena, y el portavoz parlamentario y ‘jefe’ del equipo negociador, Antonio Hernando, que sólo se han dejado ver a última hora.

Ah, y de Rita Barberá, ni palabra. Como de la corrupción. Hoy no tocaba.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.