www.diariocritico.com
Emocionante final de Liga con el título en juego entre un Barça favorito y un Madrid a la espera
Ampliar

Emocionante final de Liga con el título en juego entre un Barça favorito y un Madrid a la espera

> Granada y Depor, jueces del campeonato

sábado 14 de mayo de 2016, 08:59h
Señores, hagan juego. Señores, no va más. Las dos frases propias de un casino son perfectas ante la última jornada liguera en la que lo que se dirime es lo más importante: el título de campeón. Con clara ventaja y favoritismo para el Barça, que tras dilapidar una ventaja de 12 puntos sobre el Madrid, depende de sí mismo: si gana en Granada o repite el resultado del Madrid en Coruña. Pero los blancos, a un sólo punto de los azulgrana y enganchados a última hora a la disputa, tienen sus opciones siempre y cuando se impongan al Depor. Alea jacta casi est. Señores, hagan juego.

El FC Barcelona visita este sábado al Granada CF en el Nuevo Los Cármenes --17.00 horas/C+ Partidazo-- en una auténtica final por revalidar el título de Liga, para lo que precisan de una victoria o hacer por lo menos el mismo resultado que obtenga el Real Madrid en A Coruña, en un duelo marcado en por las presuntas primas y maletines negadas desde Granada, que ya selló su permanencia la pasada jornada.

La Liga está a tiro de piedra, a tiro de una victoria, en concreto. Si los blaugrana no quieren depender del Real Madrid deben ganar a un Granada ya salvado, con el 1-4 en Sevilla, y que no se juega más que el honor y demostrar que han acabado fuertes la temporada. El Barça, por contra, se juega un título que tenía en su poder y que tras el bache de cuatro jornadas sin ganar debe reconquistar. Ha reaccionado, pero les hace falta dar un paso más hacia el alirón.

Y, si no lo cantan los blaugranasen el Nuevo Los Cármenes, lo harán los blancos y habrá nuevo campeón de Liga. Un escenario que no contemplan en Barcelona y menos tras encadenar un balance de 21 goles a favor por ninguno encajado en las últimas jornadas con las goleadas ante Deportivo (0-8), Sporting (6-0) y Espanyol (5-0) y el triunfo ante el Betis (0-2).

Una reacción que en Barcelona confían que tenga su premio, que sea de campeón. Luis Enrique irá a Granada con todo, a excepción de los lesionados Claudio Bravo y Sandro, por lo que será Marc-André Ter Stegen quien defienda la portería en las dos finales que les quedan a los catalanes por jugar; esta y la de Copa del Rey. Si salen victoriosos de ambas tendrán el doblete, buen premio final, y si no, se irán de vacío o con un único título. Poco para lo que han acostumbrado a su afición últimamente.

El Barça, con un único punto más que el Real Madrid, se enfrenta a la sexta ocasión en que sólo blaugranas y blancos pugnaban por ganar la competición doméstica en el último partido. Y, en los cinco precedentes, siempre salió ganador el equipo blaugrana. Recordadas son las Ligas ganadas en el último momento propiciadas por las derrotas del eterno rival en Tenerife, tanto en 1992 como en 1993, dos encuentros en los que Luis Enrique vestía de blanco.

Ganar y esperar para los de Zidane

Por su parte, el Real Madrid tratará de apurar al máximo sus opciones de conquistar la Liga BBVA este sábado (17.00 horas) en su visita al Deportivo de La Coruña en Riazor, un escenario donde está obligado a ganar y a esperar luego el tropiezo del FC Barcelona en Granada. "Podemos controlar el partido que vamos a jugar. Podemos hacer las cosas bien y pensar que sumando tres puntos podemos esperar. Ni miro ni escucho lo que no sea lo que podamos hacer nosotros", advirtió Zinedine Zidane, pidiendo máxima concentración para cumplir con su tarea y aguardar noticias positivas del Nuevo Los Cármenes.

El título liguero se antoja complicado, pero el conjunto blanco no renuncia a conquistarlo, culminando así una remontada que parecía impensable hace unos meses y que podría significar una enorme impulso anímico para la final de la Liga de Campeones de dentro de dos semanas ante el Atlético de Madrid.

Pero Zidane ya advirtió el pasado domingo, tras ganar al Valencia, de que, pese a la dificultad de que se produzca un triunfo 'culé', no pensará en la cita de Milán del 28 de mayo para reservar energías en lo que ha calificado como la primera de las dos 'finales', por lo que sobre el césped de Riazor se espera el mejor once visitante, aunque el francés siempre ha metido cambios en este tramo final de campeonato.

El Real Madrid llega al partido en un buen momento y avalado por sus once victorias consecutivas. La doce debe intentarlo contra un 'Depor' que ya está salvado y que hará todo lo posible para poner el mejor broche a una temporada irregular y marcada por los problemas extradeportivos con algunos jugadores apartados, sobre todo Luisinho. El equipo coruñés no quiere ser espectador de ninguna fiesta y acallará cualquier tipo de rumor sobre su motivación para este partido poniendo intensidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.