www.diariocritico.com

El futuro del planeta y su sostenibilidad. El ejemplo de Madrid

sábado 18 de junio de 2016, 12:41h

Asistí invitado por el Club de Roma a unas jornadas sobre ¿Puede una Ciudad ser sostenible?, lo que tiene mucho que ver con el futuro del planeta ya que siendo aproximadamente siete mil setecientos cincuenta millones de habitantes, la mayor parta ya vive en las ciudades, un 60% y la tendencia es a aumentar en el futuro, con un consumo energético del 75%, a la vez que aumenta la población. En ella intervinieron políticos del ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid y expertos internacionales y nacionales, que estaban de acuerdo en que las cosas van a peor para el futuro del planeta, ya que el consumo energético especialmente de derivados del carbón o del petróleo, a la vez que la generación geométrica de residuos, producen el cambio climático, ha aumentado un 0,75% la temperatura media terrestre, y 0,27 metros el nivel del mar, todo por los gases de efecto invernadero( C O2) con 400 partes por millón frente los 300 de niveles preindustriales.

Frente a ello se opone la lucha por la Resiliencia que es la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. En ocasiones, las circunstancias difíciles o los traumas permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento.

Las Ciudades para conseguirlo tienen que ; disminuir el tráfico de coches contaminantes, poblarse de verde( arboles y terrazas), consumir energías limpias, conseguir Biodiversidad, regenerar las aguas de los ríos, y conseguir edificios bien aislados, para reducir el consumo de energía.

Naturalmente nuestros políticos se echaron flores de lo bien que lo hacían en Madrid, cuando la ciudad está sucia, sus edificios no están bien aislados, la densidad del tráfico provoca la típica “boina” y si es verdad que tenemos muchos parques y jardines no son suficientes para reducir la contaminación. Es decir que Madrid no es sostenible ni resiliente, salvo originales propuestas de nuestros ecologistas de izquierdas acaudillados por Manuela Carmena nuestra original Alcaldesa.

El 1º experto Jiménez Herrero, definió el problema en que la Ecología es antropocéntrica, y resultado de la mala planificación, surgiendo barrios y ciudades periféricas como setas, que a su vez crean un problema de comunicación y por tanto de congestión del Tráfico.

Una idea que se me ocurre es que cambie la legislación sobre los impuestos para la vivienda, sobre todo el de plusvalía, pues cuando uno es joven vive en un barrio, se compra una casa y cuando tiene que cambiar de trabajo, no lo puede hacer de casa por lo costoso que es, en USA tiene hasta casas rodantes, y no les importa . Aui se comienza en Móstoles por ejemplo y se cambia a Tres Cantos de trabajo y naturalmente tienen que ir y venir con coche, largas distancias provocando embotellamientos y polución.

La Regeneración del agua del rio Manzanares, es prácticamente imposible pues la ciudad a través del Canal de Isabel II, aporta todos los residuos de sanitarios y lavadoras, probablemente por más de tres veces el agua que llega por el Pardo. El Rio es un canal de Aguas residuales, mal depuradas en la China, enviando la mayor parte de la contaminación al Jarama y al Tajo.

Respecto a la biodiversidad, solo hay ratas, palomas y cotorras importadas además de otros infectos insectos, algunos pajarillos y los animales del Zoo.

La acumulación de residuos sólidos, además de que falta educación para proceder a su deposito en los recipientes adecuados y de los esfuerzos que hace Ecoembes para enseñarnos generan millones de toneladas que van a Valdemingomez, en parte incinerados, aumentando la polución y en parte reciclados y el resto a vertederos, tanto de residuos urbanos como de sus obras de construcción. Baste ver lo ocurrido en Seseña donde millones de neumáticos acumulados ha ardido recientemente.

Estaban también presentes representantes del Worldwacht Institute, que se dedica desde USA a intentar conseguir que se consiga sostenibilidad y resiliencia, con poca fortuna hay que decirlo, especialmente en países que crecen industrialmente a pasos agigantados como China y la India, que ha substituido a Occidente en la producción industrial primaria. Naturalmente esto nos deja existir solo en el mundo de los servicios, que no son por si solos capaces de mantener el Estado del llamado Bienestar.

La ONU ha desarrollado 17 Objetivos de desarrollo sostenible. El Objetivo 11 dice: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Las ciudades son hervideros de ideas, comercio, cultura, ciencia, productividad, desarrollo social y mucho más. En el mejor de los casos, las ciudades han permitido a las personas progresar social y económicamente.

Ahora bien, son muchos los problemas que existen para mantener ciudades de manera que se sigan creando empleos y prosperidad sin ejercer presión sobre la tierra y los recursos. Los problemas comunes de las ciudades son la congestión, la falta de fondos para prestar servicios básicos, la escasez de vivienda adecuada y el deterioro de la infraestructura. Los problemas que enfrentan las ciudades se pueden vencer de manera que les permita seguir prosperando y creciendo, y al mismo tiempo aprovechar mejor los recursos y reducir la contaminación y la pobreza. El futuro que queremos incluye a ciudades de oportunidades, con acceso a servicios básicos, energía, vivienda, transporte y más facilidades para todos.

Los datos: La mitad de la humanidad, 3500 millones de personas, vive hoy día en las ciudades. Para 2030, casi 60% de la población mundial vivirán en zonas urbanas (ya hemos llegado). Un 95% de la expansión urbana en los próximos decenios se producirá en el mundo en desarrollo. 828 millones de personas viven en barrios marginales y el número sigue aumentando. Las ciudades ocupan apenas el 3% del planeta, pero representan entre el 60 y 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono. La rápida urbanización está ejerciendo presión sobre el abastecimiento de agua dulce, las aguas residuales, los medios de vida y la salud pública. Pero la densidad relativamente alta de las ciudades puede lograr un aumento de la eficiencia y la innovación tecnológica y al mismo tiempo reducir el consumo de recursos y de energía.

A mi juicio mucha es la ingenuidad de los políticos del mundo, veo mucho más claro el fracaso que el éxito de estas políticas, especialmente en Madrid.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El futuro del planeta y su sostenibilidad. El ejemplo de Madrid

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    41648 | Ana - 20/06/2016 @ 15:34:12 (GMT+1)
    Es una lástima que la situación económica haya frenado las inversiones o presupuestos a este tipo de proyectos destinados para mejorar la sostenibilidad en las ciudades. El otro día encontré este artículo sobre Madrid en donde comparan la ciudad con otras que lideran iniciativas sostenibles a nivel mundial.
    http://www.blogavantiscertiffica.es/2016/04/madrid-ciudad-sostenible-nivel/

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.