www.diariocritico.com

Liberalismo eficiente en el siglo XXI

miércoles 10 de abril de 2019, 13:50h

Ayer, presentó en la sede de la Fundación Rafael Pino Juan Ramon Rallo su libro “Liberalismo”, suma y compendio de otras muchas publicaciones sobre esta ideología de este autor, genio y figura, que ni vota ni acepta otras actitud que la critica de la Política y de la Economía, comprendiendo en este concepto el mega marco en el que pueden moverse los individuos de todas las naciones, pero que en alguna forma es una utopía adaptativa a las distintas Sociedades , Estados , Partidos o Gobiernos en que pueden organizarse los individuos, cuya libertad se trata de preservar como fin ultimo del devenir humano. Al fin se trata de un decálogo que en forma de Pirámide comienza en el individuo y termina en la Globalización.

La base de la Pirámide es “EL INDIVIDUALISMO”, como objetivo a conseguir en un sociedad humana que ya lleva miles de años en evolución y que desde las tribus a los imperios, fueron hasta la Ilustración y la filosofía moderna(Locke y Hume, Rousseau y Karl Marx, sociedades con sus individuos sometidos a distintas elites en forma de monarquía, hasta que se empieza a hablar de libertad individual y democracia en España en 1812 y en Francia, los USA y UK las Constituciones, que permitieron alcanzar libertades personales no sometidas al libre albedrio de las clases dominantes. Esta evolución ha seguido en los S. XIX, XX y XXI, hasta conseguir que la mujer alcanzara el mismo status que el hombre, así como otros grupos marginados en búsqueda del máximo respeto a las libertades individuales. Naturalmente estas no se han alcanzado todavía Y POR ELLO EL LIBERALISMO SIGUE TENIENDO SENTIDO como forma de cambio de lo establecido en cualquier actualidad.

La libertad individual es el valor constitutivo de la persona en cuanto tal, fundamento de sus deberes y derechos, conforme al cual cada uno puede decidir autónomamente sobre las cuestiones esenciales de su vida, haciéndose responsable ante la sociedad de las consecuencias de sus decisiones y de los resultados de su propia acción. A eso, hay que llamarlo “LIBERTAD PERSONAL” primera de las columnas que sostienen la libertad en nuestra sociedad moderna.

PERSONA es el individuo en su diversidad del latín “per sonare” mascara que usaban los actores en el teatro romano, ‘personaje teatral’, voz de origen etrusco. Por metonimia pasó de las acepciones teatrales a designar al individuo mismo, generalizándose al ser de la especie humana.

Dado que la Libertad personal corresponde al ser humano, el siguiente paso es “LA PROPIEDAD PRIVADA” como columna básica de la libertad, pues en su actuación el individuo, tiende a la posesión ya sea por intercambio, por servicios, o por herencia el acceso a la propiedad que viene limitado por los derechos de los demás, debiendo respetarse por las Instituciones y gobiernos en leyes este derecho que defiende el Liberalismo, para evitar el abuso que en forma generalmente de impuestos establece el Estado Leviatán, heredero de formas antiguas de despotismo que deben limitarse a lo que no convenga en el sistema cooperativo que en general se dan todas las sociedades.

La siguiente columna es “LA AUTONOMIA CONTRACTUAL”, que debe tener todo individuo con su entorno social, ya que en general no puede vivir solo, ya sea en clan, familia, pueblo o país, que constituyen el entorno social, como el derecho que le asiste a que deba siempre establecerse sus limitaciones por contrato libre o tácitamente aceptado.

Este Contrato nos lleva a la defensa de “LA LIBERTAD DE ASOCIACIÓN” en que los individuos deciden organizarse para que su libertad sea” EFICIENTE” ya sean empresas, familias o cualquier otro sistema que le procuren los bienes y servicios de que el individuo precisa que se encuentran en la siguiente columna “LIBERTAD DE MERCADO” que le debe dar libertad suficiente para negociar sus acuerdos contractuales, evitando el exceso de trabas que antepone la actual sociedad en la que vivimos y que además debe organizarse en otra columna con un “GOBIERNO LIMITADO”, no se trata de no tener gobierno o estado, pero en las circunstancias actuales : “CON MENOS ESTADO VIVIRIAMOS MEJOR”, pues los impuestos detraen del bolsillo de los individuos los medios que podría gastar con mas eficiencia, creando riqueza y ayudando a distribuirla de forma mas exitosa, para el individuo y para la entera sociedad.

Hasta aquí y ya en el S. XXI aparece el sistema en el que ya se unen países y continentes, la ultima columna es decir “LA GLOBALIZACIÓN”, donde todos los seres humanos, se organizan.

El Liberalismo pues. tiene que seguir influenciando a la sociedad, para que, en lo posible, se respeten todas las libertades individuales, evitando así las prácticas monopolísticas, transversales o jerárquicas que pueden ser aprovechadas por las elites del poder y que de hecho lo son, gobiernos, grandes empresas, partidos políticos, imposición de sociedades cooperativas como el socialismo o la socialdemocracia, así como los conservadores y sus “lobbys”.

Una gran lección la de juan Ramon Rallo, cuyo Libro “LIBERALISMO”, recomiendo, pues es un baño de libertad para los que anhelamos, no estar tan sujetos, como nos tienen los Estados modernos. En busca de una democracia auténticamente liberal si se respeta el decálogo hasta aquí descrito.” Viva la Libertad y Mueran las caenas” lo contrario de los absolutistas de Fernando VII que tanto daño hicieron a las España recién liberada por “LA PEPA”.

BERNARDO RABASSA ASENJO. PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES.

MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812(2008).

PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013. MEDALLA AL MÉRITO CULTURAL 2015, PSICOLOGO SOCIAL.

EMBAJADOR DE TABARNIA. ACADEMICO DE LA REAL ACADEMIA DE LA MAR.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.