www.diariocritico.com

De sólidas convicciones

lunes 08 de julio de 2019, 10:56h

Dejarse guiar por las convicciones del mercado en los tiempos que vivimos se asemeja cada vez más al negocio de la moda. El fabricante ha de saber en tiempo real que se vende y que no se vende para acertar en lo que poner en la tienda. Ocurre igual en los mercados financieros donde lo que se opinaba ayer deja paso a una convicción igual de sólida hoy, pero diferente. Y eso es lo que importa. Lo que se compra y vende.

Es lo que ha ocurrido con el dato norteamericano de desempleo del viernes. No es porque haya sido irrefutablemente bueno o malo, porque de los tres indicadores claves a los que se presta atención en cada informe, la creación de empleo ha mejorado y los otros dos, tasa y salarios, han empeorado en distinto grado. Podría haber ocurrido que lo que mejora hubiese sido tan sustancial que más que compensase los otros dos, pero ni siquiera. De hecho, la interpretación positiva que el viernes dominaba, ha sido negativa en ocasiones similares. La creación de empleo mensual es más volátil que la tasa de desempleo y la variación de salarios, de modo que la nueva convicción es tan sólida ahora como era la que acaba de abandonarse.

La consecuencia más evidente de este cambio es que el dólar se apreció, no de forma considerable, pero si de un modo lo suficientemente violento como para llamar la atención. ¿La razón?, básicamente de oportunidad. Antes de que tengamos un nuevo informe de empleo ha de tener lugar la reunión de la Reserva Federal en la que el mercado está esperando un recorte de tipos, el primero desde 2008. Lo que estaba en cuestión era su intensidad, y tan rápido como cambia el gusto del consumidor y seguramente de modo igual de caprichoso, cambian las expectativas y se diluye, hasta casi desaparecer, la expectativa de un recorte de 50 pb, que había llegado a alcanzar semanas atrás una probabilidad del 40%.

Cabe preguntarse si está incluso justificado el descenso de 25 pb en una economía que crece por encima de su PIB potencial, que crea empleo a ritmo de 200.000 mensuales, que está a punto de superar el ciclo expansivo más largo de su historia y que vive una situación de práctico pleno empleo. ¿Justifica eso un precio del dinero real del 0%? No es algo que interese demasiado a los mercados ahora, que en general reciben con entusiasmo todo lo que sea inyección monetaria a falta de llevarse a la boca algo más sólido. Hace ya mucho que se han saltado los principios sobre los que se enseñaba ciencia económica y que la economía navega en aguas calmas pero oscuras como para cuestionar desde una esquina tan modesta el rumbo por el que discurrimos.

Atendiendo a lo próximo, ya sabemos que no será el Presidente del Bundesbank quién dirija el BCE. Será una dirigente política, con un segundo que también lo es.

Es posible que sea a causa de que precisamente los manuales de economía hayan vuelto a los anaqueles y que lo que se precise sea no tener complejos a la hora de hacer política monetaria, del mismo modo que no hay manuales a los que recurrir para aventurar el futuro que espera tras el ascendente descontento que los ciudadanos de sociedades avanzadas manifiestan a través de sus preferencias políticas. A pesar de todo, consumen a ritmo del 70% del PIB anual y eso mantiene el motor girando. Caprichosos y parapetados detrás de un tweet, la sensación de peligro es menor. Por eso que hoy es tan común y tan fácil cambiar de convicciones

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.