www.diariocritico.com

En el marco de la Feria del Libro

Un paseo gallego por La Habana

"Galicia está pobre, y a La Habana me voy. ¡Adiós, adiós prendas de mi corazón!". El sentimiento de estos versos de Rosalía de Castro es lo que quiere mostrar el "Paseo gallego por La Habana", una iniciativa presentada hoy y que quiere sacar a relucir la huella que estos españoles dejaron en Cuba.

Los versos de Rosalía de Castro, incluidos en su poemario "Follas Novas", editado en La Habana en el año 1880, reflejan el viaje de cerca de medio millón de gallegos que entre 1870 y 1960 llegaron a Cuba en busca de un futuro mejor.

Más de un siglo después, la Consellería de Cultura ha encargado a la realizadora cubana Natsha Vázquez y a la coordinadora de la presencia gallega en la XVII Feria Internacional del Libro de la capital cubana, Nancy Pérez, la iniciativa titulada "Paseo gallego por La Habana", que fue presentada hoy y que contó con la asistencia de la conselleira de Cultura, Anxela Bugallo.

Se trata de desandar algunos de los caminos recorridos por miles de gallegos que un día llegaron al puerto habanero para integrarse en la cultura y nacionalidad de Cuba, dejando una huella indeleble que ni el paso del tiempo fue capaz de borrar.

Como dijo la titular de Cultura, se trata de "reconstruir" y "conservar" la historia. "La huella de los gallegos es muy honda, algo indeleble; y eso es lo que mejor define este 'ruteiro galego' por La Habana", señaló Bugallo.

Desde el emblemático edificio del Centro Gallego, hoy Gran Teatro de La Habana, hasta sitios muchos más modestos, pero que aportan su trozo de historia, el Paseo pretende ofrecer a los gallegos la oportunidad de conocer los lugares más emblemáticos frecuentados por sus antepasados en la capital cubana, y a los habaneros saber un poco más del origen de su bella ciudad.

El Centro Gallego, construido con granito procedente de las canteras del municipio lucense de Parga gracias a la aportación de muchos pequeños comerciantes; la Plaza de San Francisco, donde muchos gallegos asentaron sus negocios, o los teatros Payret y Fausto, son algunos de los muchos lugares en los que los gallegos dejaron su huella en la capital cubana.

La imprenta La Habanera, la fonda La Antigua Paloma o el hotel La Isla de Cuba, la librería La Moderna Poesía, las fábricas de cerveza La Tropical y La Polar, o la sede del Diario de la Marina, sin duda el más influyente de la época, son otros de los lugares que contribuyeron a consolidar la huella de Galicia en Cuba.

El editor y académico de lengua gallega, Víctor Freixanes, buen conocedor de los pormenores de la emigración, asistió hoy al acto de presentación del "Paseo gallego por La Habana" y afirmó que "si hubiese que construir un género épico, este sería el de la emigración gallega".

Freixanes indicó que al igual que en Cuba, los gallegos emigrantes participaron en la creación de la identidad de las repúblicas latinoamericanas.

"Si Buenos Aires es la ciudad de la Segunda República, la ciudad del Partido Galeguista; La Habana es la ciudad del 'rexurdimento', la ciudad de los símbolos, de la bandera y del himno gallego", dijo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios