www.diariocritico.com

El director general de Carreteras, José Antonio Llanos, visita el centro de conservación de Alcalá

La Comunidad invierte 431 millones en conservación de carreteras

La Comunidad de Madrid va a invertir más de 31 millones de euros en trabajos de conservación de carreteras que tiene previsto iniciar en el segundo semestre del año con el objetivo de mantener las carreteras regionales en correcto estado y evitar que el desgaste propio de su uso afecte a la seguridad de la circulación.
Así lo explicó este miércoles el director general de Carreteras de la Comunidad de Madrid, José Antonio Llanos, durante una visita al nuevo centro de Conservación de Carreteras de Alcalá de Henares, uno de los dos que el Gobierno regional ha puesto en servicio este año.

Llanos destacó que estos trabajos de conservación y mantenimiento de carreteras, "son fundamentales para garantizar la seguridad de los conductores y, por este motivo, el Ejecutivo autonómico ha ido incrementado el presupuesto destinado a estas obras cada año hasta alcanzar los 62 millones para 2008, el doble prácticamente que hace cinco años". De ellos, el 23 por ciento se va a la red principal de carreteras, el 26 por ciento a la red secundaria y la mitad a la red local.

El nuevo centro de conservación de Alcalá coordina los trabajos de mantenimiento de más 375 kilómetros de vías de la zona Este de la región -por los que cada día circulan más de 122.000 vehículos- con un equipo de entre 31 y 43 personas según el volumen de trabajo.

La Comunidad tiene firmados siete contratos con empresas que se encargan de este tipo de actividades en cada una de las zonas -norte, noroeste, oeste, sur, sureste, este y nordeste- mientras que todavía existen tres zonas, radicadas en los extremos nordeste, sureste y suroeste, que se mantienen con medios regionales propios. En concreto, los centros de conservación se encuentran en Alcalá de Henares, Colmenar de Oreja, Cobeña, Alcorcón, Brunete, La Cabrera y El Ventorrillo.

Vías a mejorar
Entre los trabajos de conservación y mantenimiento de carreteras previstos para los próximos meses, el director de Carreteras destacó los que corresponden a la zona Este, que se coordinan desde Alcalá. Entre ellos se incluyen el refuerzo de firme en diversas carreteras, como la M-300, en la que se invertirán 5,7 millones de euros, y en la M-206 a su paso por Torrejón de Ardoz; la M-203, con un presupuesto de 3,4 millones de euros; y la M-204, a la que se han destinado 1,8 millones de euros. Además, también en esta zona será condicionará la travesía de Torres de la Alameda en la M-220.

"Además, hemos terminado unas operaciones, que no eran muy importantes en inversión pero sí en seguridad, como era la creación de la intersección en los altos del Gurugú, entra la M-300 y la M-204, donde se ha mejorado las intersecciones y mejora en toda el trazado para evitar la falta de visibilidad que había", añadió.

Respecto al resto de los trabajos que comenzarán a lo largo de este año, se distribuyen entre las otras seis zonas de conservación de las siete en las que se divide la región. Entre ellos se encuentran el refuerzo y mejora del firme de diversas carreteras como la M-501 y la M-855 a su paso por el Puerto de San Juan, la M-505, la M-404 y la M-406. Además está previsto el acondicionamiento de la vía de servicio de Valdelatas en la M-607, la rehabilitación del firme en la M-510 en Colmenarejo y Valdemorillo y el acondicionamiento de la antigua travesía de la M-307 en San Martín de la Vega.

Asimismo, Llanos afirmó que el departamento que dirige está trabajando también en la M-100, en el tramo entre la M-203 y la R-2, "una obra importante tanto en cuantía como en su interés por la zona, con 40 millones de inversión y que estará terminada y si toda va bien estará terminando a finales de 2009".

Limpieza, señales y firme
Para realizar estos trabajos, además del centro de conservación de Alcalá de Henares, la Consejería de Transportes e Infraestructuras, que dirige José Ignacio Echeverría, explicó que ha puesto en servicio en 2008 otro nuevo centro en Cobeña, que cubre la zona Nordeste de Madrid.

"Tratamos de mantener las carreteras que tenemos actualmente en el mejor estado posible tanto en lo que se refiere a su señalización como a sus características geométricas. Tratamos de tenerlas lo mejor posible pintadas, mejoraremos aquellos tramos o puntos mal llamados 'negros' de concentración de accidentes y que el estado del firme sea lo mejor posible tanto desde el punto de vista de confortabilidad de la rodadura como de seguridad del propio usuario", apuntó.

Este tipo de tareas se planifican anual, mensual e incluso semanalmente teniendo en cuenta las necesidades específicas de cada punto de la red, para lo cual la Comunidad de Madrid dispone de un inventario detallado de toda la malla regional de carreteras que se actualiza diariamente con datos de tráfico y del estado de todos sus elementos.

"Gracias a este esfuerzo actuamos antes de que se presente una situación de peligro para el conductor y con este objetivo disponemos de equipos disponibles las 24 horas del día para atender emergencias", concluyó Llanos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios