www.diariocritico.com

Diario de una pesadilla (18 de junio)

jueves 18 de junio de 2020, 13:18h

Vuelven a dispararse los contagios por coronavirus en Leganés, Getafe y Móstoles. Los municipios del sur de la región han acumulado 44 positivos en las últimas 24 horas. En menor medida han aumentado los nuevos infectados en Fuenlabrada, Parla y en Alcorcón. Me pregunto el por qué de estos contagios. Imagino que los rastreadores estarán preguntándose lo mismo e intentando darle una solución.

De todas formas, un estudio realizado en China, asegura que buena parte de las transmisiones por coronavirus ocurren en el hogar, entre familiares que conviven. Siendo incluso superior en 15 puntos al riesgo existente entre contactos de trabajo. ¿Pero cómo se contagian esas personas que están en el hogar? Necesitamos contestaciones.

Pero aunque esta es la realidad, ya tenemos la vista puesta en la nueva normalidad que espero que no nos haga dar pasos hacia atrás. De momento, el domingo a las 12 de la noche ya podremos empezar a recibir turistas europeos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado un plan de 4.250 millones para salvar el turismo. “Es el momento de volver a impulsar el turismo”, ha dicho. Este plan contempla medidas higiénico- sanitarias que ofrezcan confianza al viajero y campañas de promoción de España como destino seguro. Por cierto, esta tarde, los reyes, junto a parte del gobierno, presentarán en el Museo del Prado una campaña con un lema claro: “Spain for sure”. Seguridad mejor que diferencia que fue lo que se vendió en los años 60. España ya no es diferente, España es segura. Eso tiene que calar en el extranjero y sería bueno que nos lo grabáramos a fuego los españoles. Dar seguridad siendo seguros con nosotros mismos. De cómo se haga esta fase en la que vamos a entrar, dependerá que se active la economía o que por el contrario, vuelva a paralizarse. Nos va mucho en ello. Es para tomárnoslo en serio, pero muy en serio.

Los teatros del canal han abierto sus puertas con maniquíes entre espectadores. Se agotaron las entradas en tres horas. Hay ganas de volver al teatro y al cine; de regresar a los conciertos. Antes de que Pablo Alborán vuelva a los escenarios ha hablado abiertamente de su homosexualidad. De alguna manera da la sensación de que diciéndolo se ha liberado, igual que en su día lo hicieron Ricky Martin, Alejandro Amenabar o Sandra Barneda. Hay que decir que le admirábamos antes y ahora. No ha cambiado nada para los cinco millones de fans que seguirán aplaudiéndole cada vez que escuchen alguna de sus canciones. Pero su grito, en esta pandemia, suena como una necesidad de libertad. ¡Bravo Pablo!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios