www.diariocritico.com

Diario de una pesadilla (5 de junio)

viernes 05 de junio de 2020, 13:36h

Último día de luto oficial por las víctimas del coronavirus. Atrás se nos queda un número de fallecidos indefinido. Todos pensamos que son más que los que reconocen las cifras oficiales, tal y como dice el Instituto Nacional de Estadística. Nunca sabremos si muchos que se fueron estos tres meses fueron por coronavirus o por otras patologías asociadas. No se hacían autopsias al principio de esta pesadilla y ya nunca lo sabremos.

Madrid cambiando de Fase y poniendo su maquinaria económica en marcha. Lo que necesitamos son certidumbres y no mensajes contradictorios por parte de los ministros del Gobierno de Sánchez. Por ejemplo, con respecto al turismo el “carajal” es máximo. Se han dado dos fechas distintas para abrir las fronteras terrestres en las últimas 24 horas. Debemos tener un mismo criterio. Esos vaivenes perjudican a los trabajadores del sector. ¡Uniformidad para todos!

Hoy es el día mundial del medioambiente y si algo nos ha dejado esta crisis tiene que ver con el cuidado de nuestra Naturaleza. Después de tres meses hemos salido a pasear a los lugares donde más vegetación había. Las calles con árboles, nuestros parques y poder salir al campo, se ha convertido en un objetivo. El hombre por fin se ha dado cuenta que no puede vivir de espaldas a la Naturaleza. Y que cada acto que la perjudica, nos hace daño a nosotros mismos. Al no coger el coche, hemos mejorado la calidad de nuestro aire. ¿Cuánto tardaremos en que se nos olvide? Parece que en la tramitación de la nueva Ley de Cambio Climático, el Gobierno está por la labor de incentivar el consumo de coches cero emisiones. También hemos mirado a la buena gente del campo con otros ojos, nos han estado alimentando porque ellos no han dejado de trabajar. Son los otros héroes casi nunca reconocidos. La última encuesta que se ha hecho a los españoles deja claro que el 93% considera importante cuidar de nuestro entorno. Los mayores de 45 años parecen los más concienciados tras vivir esta crisis.

Volver a mirar con otros ojos a todo lo que nos rodea. Como respondió el gran jefe Seatle cuando el presidente Franklin le hizo una oferta para comprarle las tierras donde vivían los indios. El gran jefe contestó: “ Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo… Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas, el ciervo, el caballo, el águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia… El murmullo de los ríos es la voz de mis antepasados…El apetito del hombre blanco por conquistarlo todo acabará con ello. No entiendo vuestras costumbres. Tal vez sea porque soy un salvaje”. Habría que reflexionar con los que hemos hecho con nuestros campos, ríos, mares…a lo mejor esta crisis sanitaria nos devuelve la cordura que habíamos perdido…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios