www.diariocritico.com
Pablo Echenique y el reto de 'feminizar' Podemos
(Foto: Dani Gago/Podemos)

Pablo Echenique y el reto de 'feminizar' Podemos

Análisis de Andrea Mingorance

viernes 22 de abril de 2016, 22:27h
Es uno de los objetivos de la nueva etapa organizativa marcada por Pablo Echenique: feminizar Podemos. El dirigente de la formación morada ha destacado que esta meta no implica sólo asegurar la presencia de las mujeres en las listas y en todos los niveles de la organización, sino también en aplicar un nuevo tono más dialogante y menos "bronco". Un reclamo que también han hecho otros dirigentes en referencia a la estrategia de Podemos en las negociaciones y en el diálogo con otros partidos, a pesar de que esto en ocasiones contrasta con el tono utilizado por Pablo Iglesias.

El nuevo secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, ha vuelto ha explicar este viernes una de las claves que se ha marcado para la nueva etapa interna de Podemos: la "feminización del partido".

"Va más alla del número de mujeres. Esto tiene que ver con el ambiente interior en Podemos. La politica a veces es demasiado bronca, demasiado confrotancional y eso hace que determinados perfiles no levanten la mano", ha explicado Echenique en un acto con los círculos en Navarra en el contexto de la gira 'Atarse los cordones'.

Precisamente, uno de los fallos organizativos que Echenique ha reconocido durante el acto ha sido el haber dejado que el debate -incluido el interno- se volviera tan "bronco".

Otra dirigente que ha definido recientemente lo que significa la "feminización de la política" ha sido la diputada y líder de Podemos Euskadi, Nagua Alba, que defendía la necesidad de cambiar la visión de un ámbito -el político- que hisóricamente ha estado ligado a lo masculino.

"Feminizar la política es gestionar la diversidad en términos no bélicos, no querer erradicar la diferencia sino entender que es algo bueno que nos fortalece y enriquece. Es escuchar, es intervenir en las reuniones sin agredir a quienes se tiene enfrente", comentaba en una reflexión difundida en las redes sociales.

Alba añadía que feminizar la política también estaba relacionado con mirar hacia fuera, "invitando y no expulsando", con tender la mano y con ser humildes.

Rebajar el tono

El debate sobre el tono de Podemos se ha traslucido hacia el exterior, especialmente en referencia a las negociaciones para intentar formar Gobierno de estos últimos meses. En este sentido, un punto crucial fue el momento en el que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, destacó en que el ex presidente socialista Felipe González tenía el pasado "manchado de cal viva", un comentario que provocó indignación en el partido con el que se pretendía llegar a un acuerdo: el PSOE.

Pocos días después, el secretario general de la formación morada moduló totalmente el tono hasta el punto de lanzar bromas cariñosas a Pedro Sánchez. "El debate se fue agriando y al final se dio este tipo de debate, que creo que mejoró el día siguiente", llegó a justificar el número dos de Podemos, Íñigo Errejón.

No obstante, el secretario político de Podemos también aseguró que sería bueno "bajar el tono", en general. Respaldaba así unas palabras de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que en una entrevista para 'Huffington Post' aseguró que muchas veces el lenguaje utilizado por los políticos nacionales le parecía duro y perjudicial.

La alcaldesa fue más allá al apuntar a que en política hay un "exceso de testosterona". "No se puede construir nada cuando todos nos estamos insultando. Me sorprende que no haya esta reflexión en los políticos en activo. ¿Por qué insultas? ¿Por qué descalificas? ¿Por qué menosprecias? ¡Si le necesitas! ¿Por qué lo que se te ocurre a ti va a ser mejor que lo de los demás?", apuntó Carmena.

Desde el punto de vista interno, Echenique ya ha apuntado que uno de los "retos pendientes" es crear un ambiente "agradable" donde los costes de levantar la mano o de opinar se minimicen. Sin embargo, el secretario de organización no ha aclarado cómo se piensa promover esto desde la cúpula para que sea efectivo en todos los niveles del partido.

La presencia de mujeres

Echenique ha contado que, aunque la paridad ha sido uno de los elementos fundamentales en la construcción del partido, en los círculos se da la circunstancia de que suele haber mayoría de hombres.

El dirigente ha recordado, no obstante, que la búsqueda de una presencia igualitaria de hombres y mujeres ha sido una constante, especialmente a la hora de hacer las listas electorales.

Podemos comenzó su andandura política aplicando las denominadas 'listas cremallera', en las que había una alternancia estricta entre hombres y mujeres. La formación morada modificó este sistema para las pasadas elecciones del 20-D tras un análisis del área de igualdad, como ya detalló Diariocrítico.

Echenique ha explicado que se encontraron que este mecanismo de las listas cremallera perjudicaba a las mujeres porque estas eran generalmente más votadas que sus compañeros masculinos, por lo que en el reordamiento de posiciones eran ellas las perjudicadas.

Por este motivo, se cambió a un sistema mixto en el que si el mecanismo de cremallera perjudicaba a las mujeres, se apostaba por una proporción de 60%-40% por cada tramo de cinco candidatos. De esta forma, podía haber dos hombres seguido o dos mujeres seguidos, pero la proporción siempre era en favor de las candidatas.

"Siempre que entramos en un Parlamento aumentamos la proporción de mujeres, casi en la misma medida que disminuímos la media de edad", ha comentado Echenique este viernes.

Lea también:

- Íñigo Errejón y la batalla por un Podemos 'transversal'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.