www.diariocritico.com
Madrid casi duplica el número de mujeres atendidas por violencia de género
Ampliar
(Foto: Comunidad de Madrid)

Madrid casi duplica el número de mujeres atendidas por violencia de género

miércoles 25 de noviembre de 2020, 09:50h

Por Teresa Aísa / Lucía Martín (Madridiario)

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una lacra que a día de hoy y más de dos décadas después de aquella designación permanece siendo una problemática constante en todo el mundo.

En España, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019, la cifra global de violencia machista indica que 1 de cada 2 mujeres (57,3 por ciento) residentes en España de 16 o más años han sufrido violencia a lo largo de sus vidas por ser mujeres. Además, el 13,7 por ciento (2.802.914 mujeres) ha sufrido violencia sexual a lo largo de la vida por parte de su pareja actual, parejas pasadas o personas con las que no se ha mantenido una relación de pareja, y el 21,5 por ciento (4.387.480 mujeres) ha sufrido violencia física a lo largo de la vida por parte de los mismos grupos.

Este año en España han fallecido un total de 41 mujeres a manos de sus parejas o exparejas a fecha de hoy (quedando dos expedientes de muerte violenta por investigar), dos de ellas en la Comunidad de Madrid. Además, según datos del Ministerio de Igualdad, este 2020 se han producido en todo el territorio español 63.437 llamadas al 016, servicio telefónico habilitado a través de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Genéros de información y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género.

De estas casi 64.000 llamadas, 12.548 fueron efectuadas desde la región madrileña, una cifra inferior a la registrada en anteriores años pero, en cualquier caso, la más elevada de todo el territorio español. El protocolo diseñado por la Comunidad de Madrid, a través de su Consejería de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Natalidad, establece que la solicitud de ayuda puede ser realizada telefónicamente llamando al 012 o 016, acudiendo al cuartel de la Guardia Civil y/o dependencias de la Policía o al Punto Municipal del Observatorio Regional de la Violencia de Género (PMORVG) del municipio o mancomunidad. Asimismo, ante una agresión o ataque, se debe acudir a un centro sanitario (sin lavarte ni cambiarte de ropa) y a un juzgado de guardia.

Los Puntos Municipales del Observatorio Regional de la Violencia de Género (PMORVG) son el servicio de atención psicosocial y asesoramiento jurídico especializados y de carácter ambulatorio dirigidos a mujeres víctimas de violencia de género que cuentan con algún tipo de medida judicial de protección o que requieren atención especializada derivada de la situación de violencia. Los hay en todos municipios o mancumunidades de la Comunidad de Madrid, habiendo un total de 24 en la capital madrileña, y cuentan con la posibilidad de ofrecer alojamiento a mujeres maltratadas y sus hijos en el tránsito de encontrar una nueva vivienda.

Madrid casi duplica el número de mujeres atendidas

De hecho, estos centros de emergencia de la red municipal de atención a las víctimas de violencia de género de la ciudad han alojado a 832 mujeres y a sus hijos en lo que va de año, según datos facilitados por el área de Familias del Ayuntamiento de Madrid. Una elevada cifra que además impacta por su tendencia negativa, ya que en 2019 pasaron por este recurso 450 personas. El Consistorio madrileño acoge a estas mujeres durante unos dos meses, aunque este periodo se puede ampliar previa valoración técnica, y vencido ese plazo se deriva a quienes aún lo necesiten a casas de acogida gestionadas por la Comunidad de Madrid o a pisos de semiautonomía dependientes del propio Consistorio madrileño.

En este momento, el Ejecutivo local dispone de un total de 15 plazas de este tipo, pero Pepe Aniorte avanzó ayer en el Pleno consistorial que se ampliarán a 25 en 2021. Esta prestación de emergencias se habilitó este verano para dar respuesta al “incremento en las necesidades de alojamiento protegido de las mujeres y a sus hijos” derivado de la situación sanitaria. Ante la “buena acogida” del servicio, se ha decidido darle continuidad poniendo “especial atención” en orientarlo a mujeres mayores de 65 años.

El Pleno de Cibeles aprobó el año pasado día 21 de noviembre medidas pensadas para combatir esta problemática que deben ejecutarse a lo largo del mandato. Según trasladan desde el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, este 2020 “se han implementado, en todo o en parte, más del 75 por ciento”.

Bajo este marco, el Ayuntamiento de la capital está desarrollando un contrato que incluye formación específica para todas las profesionales de la red local sobre el maltrato a mujeres con discapacidad intelectual y del desarrollo. En esta misma línea, en el Centro Ocupacional Villaverde y en el Centro de Día Navas de Tolosa, de titularidad municipal, se proporciona a estas mujeres “el apoyo psicológico necesario para reconducir y reforzar su autoestima y promover el autocuidado, lo que constituye una manera de prevenir el abuso”.

Por otro lado, en lo referente a las campañas sobre violencia sexual, que tradicionalmente han estado vinculadas a las fiestas distritales, en el área que encabeza Aniorte se ha tramitado un expediente que profesionaliza la atención en los Puntos Violeta y se está preparando la campaña del próximo año, que tendrá lugar con independencia de la celebración de fiestas en los barrios. Asimismo, se está desarrollando el proyecto transversal ‘Madrid Ciudad Segura para Mujeres y Niñas, con el objetivo de prevenir y eliminar el acoso sexual y otras formas de violencia contra las mujeres y niñas en los espacios públicos.

En el plano de la trata, los grupos municipales acordaron la creación de un centro de emergencia específico para víctimas en contextos de prostitución cuyo diseño se encuentra en proceso de elaboración. El Consistorio espera que esta instalación esté lista par funcionar “a finales del año que viene”. Antes de esto, en el primer semestre de 2021, arrancará el Observatorio contra la Violencia de Género “sin gasto añadido” para la Alcaldía al asumir su coste la dirección general de Innovación.

Violencia de género en tiempos de pandemia

El estado de alarma decretado en el mes de marzo para hacer frente a la pandemia del coronavirus obligó al confinamiento masivo de la población, al tiempo que encendió las alarmas de las asociaciones y de las administraciones públicas por requerir que mujeres maltratadas convivieran de manera forzada y constante con sus maltratadores. Por otro lado, se incrementó la posibilidad de que estas vieran coartadas sus vías de comunicación con el exterior. Acudiendo a los datos, de las 41 mujeres asesindas este año, 32 convivían con sus asesinos en el momento en el que se les mató, motivo por el que se pusieron en marcha campañas y mecanismos con los que tratar de paliar el posible aumento de los casos de violencia machista.

Por una parte, el área ministerial dirigido por Irene Montero, a través de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, presentó una guía de actuación para mujeres que sufrieran agresiones por parte de sus parejas durante la situación de permanencia domiciliaria. Además de información jurídica respectiva a las posibles sanciones por no cumplir el confinamiento, el documento señala todas las vías de contacto directo con las autoridades para solicitar ayuda -los teléfonos 016, 112, 091 o 062-, y facilita dos números de teléfono que ofrecen un servicio rápido de vía WhatsApp -682916136 y 682508507- y la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envia una señal de alerta a la Policía con tu localización.

Asimismo, desde el confinamiento todos los servicios destinados a la protección y asistencia a las víctimas de violencia de género han sido calificados como esenciales, siendo estos los dispositivos de atención 24 horas, la acogida a víctimas en situación de riesgo, centros de emergencia, pisos tutelados, alojamientos seguros para víctimas de explotación sexual y trata, etc. Del mismo modo, el Ministerio de Justicia incluyó a los juzgados de violencia de género entre los que continuaron dando servicio.

A pesar de las declaraciones realizadas por el director operativo de Policía Nacional a finales del mes de marzo en las que señaló que "los datos de violencia de género y doméstica se han reducido considerablemente" y que "desde el inicio del estado de alarma han descendió un 40 por ciento, por lo cual de momento no tenemos ese problema", fuentes del Ayuntamiento de Madrid indicaron a este diario que desde el inicio del confinamiento sí se notó un repunte de las peticiones de ayuda y las solicitudes de alojamiento para mujeres maltratadas.

Según indicaron desde el Consistorio madrileño, sobre todo “ha sido notable un aumento en las consultas a través de los mecanismos de los recursos de atención a las víctimas, el 016 y el email [email protected]”. Además, especificaron que “en la primera fase del estado de alarma se hicieron fundamentalmente consultas motivadas por la incertidumbre del confinamiento”, mientras que en la segunda fase se han llenado las plazas que quedaban vacantes dentro de los recursos municipales de emergencia”.

Por ese motivo, el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha una campaña contra la violencia de género con el nombre #NoEstásSola para visibilizar el sufrimiento de las mujeres que conviven con su maltratador las 24 horas del día en el periodo de confinamiento por el coronavirus. Por su parte, la Comunidad de Madrid reorganizó las tareas de los profesionales que se encargan de la atención a las mujeres víctimas de violencia de género para continuar con su trabajo de prevención y seguimiento en esta materia. Así, cuando se produjo el confinamiento domiciliario, el Gobierno regional envió a toda la Red de Puntos Municipales de los centros del Observatorio Regional de Violencia de Género una carta en la que solicitaba el incremento de la vigilancia ante las consecuencias que pudieran derivarse de esta situación, procediéndose a la reestructuración de los servicios para que la atención pudiera ser telefónica.

Visiones políticas dispares

Desde hace algo más de un año, la unidad política que existía en torno a la condena de las violencias machistas en las instituciones se ha roto. La llegada de Vox a la Asamblea de Madrid y al Ayuntamiento de la capital ha puesto en jaque el aparente consenso general que existía a la hora de aplicar políticas que lucharan contra el ejercicio de la violencia de género, una discrepancia que incluso ha obstaculizado la lectura de declaraciones institucionales de condena hacia este tipo de violencia.

El pasado jueves, con motivo del Pleno, la Cámara regional tenía planeado llevar a cabo la lectura tradicional de dicha declaración, acto para el cual se requiere unanimidad parlamentariaSin embargo, como ya ocurriera el pasado año, el Grupo Parlamentario Vox, liderado por Rocío Monasterio, votó en contra de la inciativa. Lejos de no reivindicar su condena, el resto de grupos parlamentarios (PSOE, Partido Popular, Ciudadanos, Más Madrid y Unidas Podemos – IU) leyeron un texto ante los medios de comunicación presentes fuera del Hemiciclo, como estipula el reglamento.

“Esta lucha no es una lucha solo de las mujeres, sino que nos atañe a todos y todas. Esta Cámara, como representación de todos los madrileños, manifiesta su condena unánime contra la violencia machista en todas sus manifestaciones. Debemos garantizar una vida libre de violencia y luchar contra los maltratadores como los únicos responsables de la violencia contra las mujeres", se pudo escuchar al comienzo de la lectura y sin ningún miembro de Vox presente.

Solo cuando el acto terminó y los aplausos del resto de miembros de la Cámara regional se hicieron escuchar, Monasterio apareció en el lugar habitual para atender a los medios de comunicación antes del comienzo del Pleno, a pesar de que este ya había comenzado. Tal y como indicó, “nosotros defendemos la protección de todas las víctimas de la violencia intrafamiliar y los demás partidos quieren excluir a los niños y a los mayores solo por el hecho de ser varones. Yo creo que quien defienda de verdad la igualdad tiene que defender igual a una víctima hombre, mujer, niña, niño, una persona mayor hombre o mujer”, sostenía Monasterio.

Por su parte, y también por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento de Madrid no emitirá una declaración institucional por el 25-N. Con Vox fuera de juego por su negativa a debatirla, Gobierno y oposición no consiguieron pactar un texto en el que las cuatro fuerzas políticas se vieran representadas. En consecuencia, este martes se elevó al Pleno dos proposiciones distintas en torno al tema: una presentada por Partido Popular y Ciudadanos y una alternativa por parte de Más Madrid y PSOE. Ambas han salido adelante pese al voto en contra del partido que lidera Javier Ortega Smith.

En la sesión plenaria, la edil socialista Maite Pacheco reprochó al delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, que la negociación de los Presupuestos con “la extrema derecha” haya provocado que “sus ganas en la agenda de la igualdad se desinflen”. Por su parte, la concejala de Más Madrid Carolina Pulido acusó a PP y Cs de hacer “trilerismo político” al considerar que sí se podía haber llevado al Pleno de Cibeles un documento que se aprobase por mayoría, ya que para hacer una declaración conjunta no se requiere unanimidad. Todo ello en medio de un debate en el que la concejala de Vox Aránzazu Cabello ha insinuado que la violencia de género “puede ser un negocio” porque recibe gran inversión por parte del Consistorio “sin evaluación”.

Estas críticas no han impedido que la iniciativa de la izquierda cosechara el respaldo de populares y naranjas, que se abstuvieron en la votación permitiendo que las demandas incluidas se implementen. Entre estas, destaca la petición de aumentar un 20 por ciento la dotación en las medidas aprobadas esta legislatura encaminadas a erradicar la violencia de género en los próximos ejercicios presupuestarios. Además, se activará una línea de intervención con hombres dirigida a promocionar la igualdad y prevenir esta lacra a través de campañas de sensibilización.

La propuesta también recoge que el Consistorio diseñe y licite el próximo año “al menos” dos centros especialización en atención a mujeres y menores víctimas de violencia sexual 24/365 “para acercarse al cumplimiento de los estándares europeos, que hablan de un centro de este tipo por cada 200.000 mujeres”. Asimismo, se asegurará una alternativa habitacional de emergencia para aquellas mujeres y sus menores a cargo que conviven con su agresor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios