www.diariocritico.com

25-M

> La carrera por los cambios afecta también, aunque se note poco, al Partido Popular. Y a la actitud frente a Cataluña

Siete días que han empezado a cambiar España. Los movimientos en el mundo político, azuzado por los resultados de las elecciones del pasado domingo, han sido frenéticos. Más allá de lo evidente, también lo están siendo en el seno del PP, más lento de movimientos reformistas que el PSOE, pero consciente de que, simplemente, así no se puede seguir, por mucho que se declare, y lo sea, vencedor en los comicios y por muchos 'brotes verdes' que registre la economía y que siguen sin hacerse patentes para el común de la ciudadanía.

Los partidos políticos han tratado de movilizar a los ciudadanos para estas elecciones europeas con la promesa de que su voto servirá para elegir al próximo presidente de la Comisión Europea y, aunque en la práctica los Gobiernos pueden optar por alguien distinto, la mayoría de las fuerzas políticas ha desvelado de antemano a quien propone para el puesto.

Tras el aplazamiento de dos días por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, los candidatos de PP y PSOE a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, se enfrentan hoy en un 'cara a cara' televisado en el que buscarán el apoyo de los electores.

>> Se emitirá el único debate de la campaña entre los 5 aspirantes a presidir la Comisión en medio de 'teorías conspiranoides'

Los candidatos de los principales grupos políticos europeos -populares, socialistas, liberales, verdes e Izquierda Unitaria- a presidir la Comisión tras las elecciones a la Eurocámara del próximo 25 de mayo celebrarán mañana el único debate a cinco de la campaña, que será retransmitido por una quincena de cadenas de televisión de toda la UE.

>> Un 25% de indecisos que votaron PP en 2011 barajan pasarse ahora al PSOE, porcentaje similar de los de IU que dudan si ir con Valenciano
>> Dos de cada tres ciudadanos descalifican tanto la labor del Gobierno como la oposición del PSOE

Los ciudadanos que aún no tienen decidido el sentido de su voto para las elecciones europeas del próximo 25 de mayo se debaten fundamentalmente entre apoyar al PP o al PSOE, y entre votar al PSOE o a IU, según se refleja en la encuesta preelectoral realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y hecha pública este jueves.

La Eurocámara girará aún más a la derecha |  Especial: 'España, un país en elecciones'

Balance y análisis de un domingo clave en las urnas

> Javier Arenas gana pero no podrá gobernar al no obtener mayoría absoluta
> Javier Fernández logra la victoria en Asturias pero un pacto de las derechas le 'derrocaría'

Arenas se ha quedado otra vez a las puertas de presidir la Junta de Andalucía: el PP ha ganado las elecciones en esta comunidad, pero no ha obtenido la mayoría absoluta, de tal manera que un pacto de izquierdas deja la Junta en manos de José Antonio Griñán, que ha salvado los muebles aunque tenga que pactar con una Izquierda Unida muy crecida. En Asturias, sin embargo, ha pasado justo al revés: aunque ha ganado el PSOE, un pacto de derechas puede dejar el Gobierno nuevamente a Francisco Álvarez-Cascos. Para algunos la reforma laboral le ha pasado factura a Rajoy, pero todos destacan lo mismo: la bajísima participación electoral.

Las elecciones europeas que se celebran en España este domingo son las más significativas de la historia democrática de la Unión Europea. Los 400 millones de personas con derecho a voto -en todo el mundo sólo India tiene en un censo electoral superior- tienen en sus manos más poder que nunca ya que son los primeros comicios en los que entran en juego las novedades del Tratado de Lisboa. Los votantes determinarán por primera vez el 'color' de la Comisión Europea y de los 751 eurodiputados convertidos ya en pieza esencial del sistema de toma de decisiones, ya que su opinión tendrá el mismo peso que la de los gobiernos en casi todas las leyes de la Unión.


- Especial: 'España, un país en elecciones'

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha instado este miércoles a los suyos a combatir la abstención, porque si es elevada, será utilizada por parte de los soberanistas como "aliada" para defender sus tesis independentistas.

Balance de un domingo amargo en las urnas para los de Rajoy

Arenas se ha quedado otra vez a las puertas de presidir Andalucía: el PP ha ganado las elecciones en esta comunidad, pero no ha obtenido la mayoría absoluta, de tal manera que un pacto de izquierdas deja la Junta en manos de José Antonio Griñán, que ha salvado los muebles aunque tenga que pactar con una Izquierda Unida muy crecida. Nadie esperaba que las encuestas fallaran de la manera que lo han hecho.