www.diariocritico.com

infanta Cristina imputada

> Ambos abordaron en privado elementos que podían afectar a la Casa Real por el 'caso Nóos'

El juez instructor del 'caso Nóos', José Castro, y el fiscal Pedro Horrach abordaron de forma privada cuestiones que podían afectar a la Casa Real en los orígenes de la investigación. Entre ellas, las medidas cautelares para Urdangarín o la imputación de la infanta Cristina de Borbón.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, quien durante más de cinco años instruyó el caso Nóos, ha presentado un escrito suscrito ante notario al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en el que relata que uno de los abogados de la Infanta Cristina, Miquel Roca, le propuso una reunión "clandestina" en los días previos a que el juez decidiera si por segunda vez acordaba la citación como imputada de la hermana del Rey Felipe VI.

El ex secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, quien está declarando como testigo en el juicio del caso Nóos, ha asegurado desconocer qué labor ejercía la Infanta Cristina en Aizoon, empresa de la que es copropietaria al 50 por ciento junto a su marido, Iñaki Urdangarin, y de la que se habría servido el exduque para defraudar a Hacienda y desviar los fondos que obtuvo de las Administraciones públicas a través del Instituto Nóos.

> Preguntada sobre su participación en un 50% de Aizóon: "Me lo pidió mi marido y yo lo acepté"
> Asegura que no podía firmar en nombre de Aizóon y que de ese "error" se ha dado cuenta en el proceso
> "Confío plenamente en mi marido y en su inocencia", aseguró la hermana del Rey
> Manos Limpias muestra las facturas de personal doméstico, gasolina o flores que se cargaron a la empresa

La infanta Cristina ha confirmado que estaba al tanto Carlos García Revenga de su entrada en Aizóon y a las preguntas de sus abogados Miquel Roca y Pablo Molins -única parte a la que ha respondido en el juicio del caso Nóos- referidas al por qué participó al 50% de Aizóon, la infanta ha respondido: "Me lo pidió mi marido y yo lo acepté".

El tribunal ha acordado la modificación del calendario de declaraciones de acusados previsto para los próximos días en el marco del caso Nóos, y ha adelantado al viernes 19 el interrogatorio de la Infanta Cristina, jornada en la que también ha sido fijada la de Ana María Tejeiro, mujer de Diego Torres. La comparecencia de la Infanta estaba prevista el 26 de febrero.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) reprochan a la Agencia Tributaria (AEAT) que no acuse a la Infanta Cristina a través de la Abogacía del Estado como cooperadora necesaria de dos delitos contra la Hacienda Pública, que se imputan a su marido, Iñaki Urdangarín, por el IRPF de los años 2007 y 2008 y que sí se hacen extensivos a la esposa de su socio Diego Torres, Ana Tejeiro, según los argumentos expuestos este lunes en el inicio del juicio por el caso Nóos.

> La Casa Real vería así aliviada la presión mediática sobre la hermana del Rey

Un acuerdo entre las partes puede reducir la duración del juicio del caso Nóos, previsto para el 11 de enero del próximo año. De los seis meses previstos, el pacto puede acortar el juicio contra la Infanta Cristina y otros 17 acusados a dos semanas de duración y que conllevará la renunciar a la mayor parte de los 363 testigos del caso.

> La Audiencia de Baleares ha fijado para el 11 de enero de 2016 la fecha de inicio del juicio del 'caso Nóos'
> Prohíben por "imperativo legal" que el Rey Felipe declare en el juicio

La Audiencia Provincial de Baleares ha fijado para el 11 de enero de 2016, a las 9:30 horas, la fecha de inicio del juicio del caso Nóos, en el que la Infanta Cristina se sentará en el banquillo de los acusados por dos delitos fiscales. Una instantánea que quedará en la Historia y marcará para siempre entre el pasado y el futuro de nuestra Monarquía tras el reinado de Juan Carlos I. No obstante, la foto no se extenderá al actual Rey, Felipe VI, ya que la Audiencia Provincial de Baleares ha inadmitido "por imperativo legal"que delcare como testigo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, prevé decidir este viernes sobre el recurso interpuesto por la Infanta Cristina contra el auto de apertura de juicio oral del caso Nóos, con el que el juez acordó el pasado mes enviarla al banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz interrogará entre el 13 y el 17 de junio a trece testigos, entre los que se encuentran el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, uno de los abogados de la infanta Cristina, Miquel Roca, el directivo de La Caixa Jaime Giró y el del Banco Sabadell Gonzalo Barettino, en la causa en la que investiga a Ausbanc y Manos Limpias por presuntos delitos de extorsión.

> El juez instructor José Castro reflexiona sobre la hipótesis

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, quien durante más de cinco años instruyó el caso Nóos, ha insinuado la posibilidad de que haya una "estrategia diseñada para que ocurran estas cosas", en referencia a la situación actual de Manos Limpias y a una hipotética disolución de la entidad. El sindicato es la única acusación que ejerce acciones penales contra la Infanta Cristina en el marco de la anterior causa.

> Manos Limpias muestra las facturas de personal doméstico, gasolina o flores que se cargaron a la empresa

La infanta Cristina ha comenzado su declaración en el juicio del caso Nóos después de que su marido la exculpara varias. Sin embargo, la acusada se ha acogido a su derecho a no responder más que a su abogado defensor, tal y como ha avanzado su propio letrado.

La Infanta Cristina ha presentado un escrito de protesta en el que denuncia la vulneración del artículo 24 de la Constitución, que establece que todas las personas tienen derecho a obtener tutela judicial efectiva sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión. Así lo pone de manifiesto en un escrito después de que el pasado viernes el tribunal encargado de juzgar el caso Nóos rechazase aplicar la doctrina Botín sobre la hermana del Rey Felipe VI y, por tanto, acordase que continúe siendo juzgada como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.

La presidenta del tribunal de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca que juzga el 'caso Nóos', Samantha Romero, ha rechazado la petición de Manos Limpias para que los 18 procesados -entre los que se incluye la Infanta Cristina de Borbón-, estén obligados a comparecer en todas las sesiones hasta la finalización del juicio que está prevista para finales del próximo mes de junio. Además, el tribunal deliberará en febrero y podría quedar desimputada si estiman que Fiscalía, Abogacía del Estado y defensa de doña Cristina tienen razón en sus argumentos en contra de que sólo la acusación popular tenga el peso de la imputación en la causa.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares ha fijado las fechas en las que se practicarán cada uno de los interrogatorios y pruebas previstos en el juicio del caso Nóos, que arrancará el 11 de enero de 2016 y se prevé que finalice el 30 de junio. La Infanta Cristina, en caso de que el tribunal no aplique en la primera sesión de la vista la denominada doctrina Botín y le obligue a ser juzgada, será la última acusada en declarar de los 18 procesados que se sentarán en el banquillo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha rechazado admitir a trámite el recurso de apelación interpuesto por la Infanta Cristina contra el auto de apertura de juicio oral del caso Nóos, con el que el juez acordó el pasado mes enviarla al banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.

Como al resto de los acusados

El juez José Castro ha ofrecido a la Infanta Cristina y al resto de acusados del caso Nóos la posibilidad, "que no obligación", de que soliciten que les sea comunicada en persona la apertura de juicio oral contra ellos. Un trámite que, no obstante, el magistrado considera "absolutamente innecesario" y que generaría además "cuantiosos gastos en el despliegue de medidas de seguridad" y un efecto "dilatorio" de la causa.