www.diariocritico.com

Llamaradas solares

El Sol produe erupciones capaces de descomponer la comunicación por radio y fuentes de energía en la Tierra. Pero... ¿podría emitir superllamaradas tan devastadoras como otras estrellas?. Un equipo internacional de investigadores dirigido por Christoffer Karoff de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, responde que es poco probable, pero no es imposible. Su estudio se publica en Nature Communications.

Una alargada protuberancia solar se levantó por encima de la superficie del Sol y se deshizo lentamente este 3 de febrero,según un vídeo del Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA.

La combinación de las observaciones de cuatro telescopios ha permitido a la NASA documentar una llamarada solar con la mayor precisión hasta hora, según informó la agencia espacial estadounidense.

Intensa actividad en el astro rey

La NASA ha informado sobre una colosal mancha solar que ha captado el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) y cuyas dimensiones son suficientes como "para tragarse seis planetas como la Tierra". Según ha indicado, esta mancha podría desencadenar erupciones solares esta semana.

No hay forma de aprovecharla

La reciente oleada de erupciones en el Sol hizo saltar chispas en las auroras cercanas a los polos. Investigadores financiados por la NASA dicen que las tormentas solares del 8 al 10 de marzo vertieron suficiente energía en la atmósfera superior de la Tierra como para poder suministrar electricidad durante dos años a la ciudad de Nueva York.

Una de ellas, especialmente intensa

 El Sol ha lanzado en solo 48 horas un total de trece llamaradas de gran intensidad. Concretamente, una de ellas es la segunda de mayor nivel con orientación general a la Tierra en todo lo que va de ciclo solar. Esta llamarada ha registrado una escala de X5.4 (X es el nivel más alto), lo que duplica la intensidad de la llamarada solar X2.2 de San Valentín (registrada en febrero de 2011) y casi alcanza la de nivel X6 que se produjo en agosto del mismo año.

Causó una tormenta geomagnética de menor importancia

El impacto en la Tierra este martes de una eyección de masa coronal (CME) --una enorme nube de plasma magnetizado por la atmósfera solar-- resultado de la gran explosión solar registrada el pasado lunes, ha causado finalmente una tormenta geomagnética de menor importancia, pero sin efectos sobre las infraestructuras terrestres.

La supermancha solar 1302, en donde se han originado las llamaradas solares de la última semana, estará este jueves apuntando hacia la Tierra, según ha alertado la web especializada 'Space Weather'. Los expertos señalan que se trata de una jornada "determinante" ya que, si se produce una llamarada de gran magnitud, la magnetosfera del planeta estaría en peligro.
  • 1

El observatorio espacial SOHO de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) ha captado la imagen de una masa de eyección coronal (EMC) en el momento en que es expulsada de la atmósfera del Sol y se dirige directamente a la Tierra.

Su tamaño es 10 superior al de nuestro planeta

Una gran mancha solar, conocida como AR1654, se encuentra activa y apuntando hacia la Tierra, según han informado 'spaceweather.com'. Además, meteorólogos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) han estimado que esta mancha ha aumentado un 10% las probabilidades de que se produzca una llamarada de la más alta intensidad (nivel X).

Continúa el movimiento en la mancha 1429

El Observatorio del Clima Espacial (http://www.facebook.com/ClimaEspacial) ha confirmado el registro, este martes, de una nueva llamarada solar proveniente de la mancha 1429. Con ésta ya son cinco las llamaradas solares que se han registrado en los últimos diez días y todas ellas equivalentes a X, el máximo nivel de intensidad.

Se esperan más movimientos en el Sol durante esta semana

Una llamarada solar de escala X, la de mayor nivel, se ha registrado a las 05.05 horas de este lunes (hora española) con dirección a la Tierra y ha provocado apagones de radio en Australia, China e India. Según ha informado el Observatorio del Clima Espacial esta llamarada surge de la mancha solar 1429, que sigue apuntando hacia la Tierra y de la que se esperan que salgan nuevas llamaradas en los próximos días.

También podrían derribar satélites

Las tormentas solares no sólo es una amenaza para la magnetosfera de la Tierra, sino que también podrían provocar la caída de los satélites más cercanos al planeta, según han explicado expertos de la NASA, quienes han descubierto que las llamaradas afectan al cinturón Van Allen interior.