www.diariocritico.com

muro de México EEUU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado este viernes el estado de emergencia nacional para impedir "la invasión" que está llegando a su país desde la frontera con México y costear la finalización del muro de separación entre ambos países tras considerar insuficiente la partida de 1.375 millones de dólares aprobada finalmente por el Congreso de EEUU.

"El muro es el muro, eso no ha cambiado o evolucionado desde el día que lo concebí". Así se ha pronunciado el presidente de EEUU, Donald Trump a través de Twitter. Y lo ha hecho después de que su jefe de Gabinete, John Kelly alejara la idea construir el muro en la frontera de EEUU y negara rotundamente que México fuera a costear ese muro.

La visita del presidente de México, Enrique Peña Nieto a su homólogo estadounidense Donald Trump ha quedado cancelada tras una discusión telefónica a costa del muro fronterizo. Según una información publicada por 'The Washington Post', Peña Nieto y Trump mantuvieron una conversación telefónica de 50 minutos el pasado 20 de febrero en la que discutieron por la insistencia de Trump en que México pagará el muro fronterizo.

> EEUU suspende el plan de acogida de refugiados sirios

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, confirmó que el presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, acordaron no hablar públicamente sobre la financiación del muro que quiere construir el primero en la frontera entre ambos países. Los dos mandatarios mantuvieron una conversación telefónica de alrededor de una hora de duración para abordar la crisis desatada entre ambos países después de que Trump firmara una orden ejecutiva para la construcción del muro y afirmara que su coste lo iban a pagar los mexicanos.

> El ya presidente de los EEUU sigue haciendo política a golpe de tuit

El presidente de los EEUU, Donald Trump, amenazó al presidente de México, Enrique Peña Nieto, con suspender la cita prevista para el próximo martes en la Casa Blanca si no da su brazo a torcer sobre la financiación de la ampliación del muro fronterizo. Una posición que ha sido detonante para anular la reunión, a pesar de que en un primer momento Peña Nieto mantuviera su intención de acudir.