www.diariocritico.com

Crítica de cine

> Crítica de la película

Sin tiempo para recobrar la respiración, tras un viaje en montaña rusa de tres horas de duración, tuve que dejar una primera impresión de esta película. No se me puede contar entre los seguidores del universo Marvel, siempre he desconfiado de las películas de superhéroes, pero mis primeras palabras fueron "emocionante y épica". No se me ocurren dos mejores adjetivos para describirla. Eso sí, ¿es perfecta? Ni mucho menos, el universo Marvel sigue sin tener mucho sentido y su tendencia al vértigo hacen que sea difícil respirar y asimilar todo lo que ocurre, sus escenas de acción siguen siendo algo atropelladas, pero es, sin duda, la mejor película de la (interminable) saga (y eso son 22 películas) y el broche final por el que suspiraban millones de seguidores en todo el mundo.

Partamos de la base que el que esto es escribe fue en su día (hace muchos, muchos años) un niño enganchado a los tebeos (en los 80 los llamábamos así) de 'Superlópez'. Lo digo porque las expectativas a la hora de ver esta película son totalmente distintas para los que hemos disfrutado con la obra de Jan que para aquellos que llegan a la sala, pongámoslo así, vírgenes. A pesar de todo intentaré dar una opinión lo más neutra posible intentando aguantarme las ganas de gritar a los cuatro vientos "¡EL TEBEO ERA MUCHO MEJOR!"... Vaya, lo siento, se me ha escapado.

>> Crítica de la película

Las secuelas que ha hecho Pixar hasta ahora se dividen en dos categorías, las magistrales (las de 'Toy Story') y todas las demás (auténticos bajonazos). Pues bien Woody y Buzz pueden respirar aliviados porque ya no son los únicos miembros de la factoría con una continuación a la altura, la familia Parr/Increíble se suma al carro con una segunda parte igual de divertida, emocionante y adictiva como la primera.

> Crítica de la película

Nada más terminar el pase de prensa de esta película nos pidieron que dejaramos en una frase nuestra opinión sobre la misma, esto fue lo primero que se me ocurrió: "Como todas las peliculas anteriores es un absoluto sinsentido, pero un sinsentido altamente divertido". A esta tercera reunión de 'Los Vengadores' (y decimonovena entrega del Universo Cinematográfico Marvel) se le pueden poner muchos peros, el principal de ellos que nada tiene sentido y que todo está mil veces visto, pero, aun así, nadie le puede negar que como espectáculo circense es muy entretenido.

A veces es más fácil pensar, como Homer Simpson, que la solución a todos nuestros problemas es que aparezca Superman y los resuelva, pero como eso no va a suceder, lo mejor es preguntarnos cómo es posible lidiar contra los Joker que entre todos vamos creando. Y créanme si les digo que ésta no va a llegar con un multimillonario vestido de murciélago, porque en el fondo, Bruce Wayne no es sino un reflejo del propio Joker, un justiciero con sed de venganza y un código moral distinto. Así lo ven Todd Phillips y Joaquin Phoenix, que han creado una película que parece un alegato contra el cine de superhéroes moderno, sin explosiones, peleas fantásticas y efectos especiales. Un logro mayúsculo que incitará a mil y un debates.

Al amparo del éxito de 'Bohemian Rhapsody' ahora llega 'Rocketman', dirigida también por Dexter Fletcher (aunque la película sobre Mercury viniera firmada por Bryan Singer), que cuenta las hazañas de Elton John. Es una película mejor que aquella pero tampoco es una maravilla. Es un poco más libre y mucho más musical, con las canciones formando parte del desarrollo de la trama, pero es también previsible y complaciente, siguiendo el mismo esquema que el 99% de los biopics musicales, ascenso, caída y redención final a mayor gloria de su protagonista.

> Crítica de la película

Hace tiempo escribí un artículo sobre Pedro Almodóvar en el que afirmaba "es uno de los directores más irregulares que conozco, capaz de alternar obras maestras y petardos sin pestañear. Claro que no es algo extraño en alguien tan extremo como Almodóvar, una persona llena de contradicciones, por un lado, el rompedor y transgresor social que ayudó a modernizar este país, por otro, el tipo que es capaz de ponerse a recitar todo el santoral español en su agradecimiento de los Oscar". Bien pues puede que 'Dolor y Gloria' explique esos extremos de la mejor manera, con un director poniéndose ante el espejo de su propia cámara y enseñando sus cicatrices, físicas y del alma, en la mejor película que ha hecho desde la lejana 'Volver'.

>> Crítica de la película

Se anuncia esta película con el siguiente lema "El mundo ya tiene suficientes superhéroes". Parece que nos van a dar algo distinto pero no, es la misma película de siempre, no importa que nuestro protagonista tenga ciertas peculiaridades culinarias, es lo mismo de siempre, hay un supervillano (bastante superidiota, como casi siempre) que quiere destruir el mundo (como absolutamente siempre) y un héroe, en este caso anti (como casi siempre), que quiere detenerlo y, a pesar de tener una probabilidad entre un millón (¿de verdad vuelven a hacer ese chiste?), lo (ATENCIÓN SPÓILER, modo ironía ON) logra.

Con 'Lo Imposible' y 'Un Monstruo Viene A Verme' J.A. Bayona se postuló como uno de los herederos del cine de Steven Spielberg. Algo que no ha debido pasar desapercibido para el ex Rey Midas de Hollywood que ha decidido ficharle para una de sus franquicias más exitosas, 'Parque Jurásico'. El español sabe estar a las alturas de las circunstancias entregando una película que bebe directamente de la primera película de Spielberg y que, en su segunda parte, sabe llevar a su terreno muchas de las características de esta franquicia, encerrando a los protagonistas y a los dinosaurios en una mansión gótica.