www.diariocritico.com
‘El cartógrafo’: poesía, emoción, estremecimiento, lucha y muerte en Varsovia

‘El cartógrafo’: poesía, emoción, estremecimiento, lucha y muerte en Varsovia

jueves 02 de febrero de 2017, 09:54h
La vida cotidiana en el gueto de Varsovia establecido por la Alemania nazi es el emotivo asunto que aborda en ‘El cartógrafo’, Juan Mayorga, autor y director del montaje que protagonizan Blanca Portillo y Jose Luis García-Pérez. El tándem no puede ser más afortunado porque el resultado es sencillamente magnífico, estremecedor y emotivo hasta el límite.
Todo el horror y la muerte que vivió la capital polaca durante el dominio nazi se lo encontró Mayorga en un viaje que el dramaturgo hizo a Varsovia en 2008. En el transcurso del mismo, se interesó por una exposición de fotografías en blanco y negro que había en una sinagoga judía. En ella encontró imágenes cotidianas de la época: niños jugando en los parques, bodas, peluqueros, prostitutas, ancianos… Y, sin embargo, después de buscar los rincones de la ciudad fotografiados, Mayorga solo pudo encontrar una piedra negra, quemada, con los nombres de algunos supervivientes del gueto de Varsovia. Ni un solo rastro de antiguas calles, edificios o parques de la época a la que se referían las fotos de la exposición.

Este es el origen de ‘El cartógrafo’, que Mayorga traslada a la vida de un anciano cartógrafo, empeñado en realizar un singular mapa que recogiese el pulso de la vida en medio de esa terrible e inhumana pesadilla, a través de los ojos de una niña, su nieta. Este y otros dos personajes femeninos más de la obra los encarna una magnífica, genial y humana Blanca Portillo, acompañada en escena por José Luis García-Pérez, que da vida a los nueve personajes masculinos restantes (incluso, a uno femenino), en una réplica soberbia, a la altura de su compañera de escena. El espectáculo cuenta también, entre otros, con el magistral trabajo de Juan Gómez Cornejo en la iluminación, el de Alejandro Andújar que firma la maravillosa escenografía y el vestuario (el rojo es el color dominante en un escenario de suelo negro, con contados elementos sobre él), y el de Mariano García, encargado de la sugerente y emotiva música y el espacio sonoro.

Recuerdos

Este es el tercer montaje que dirige Juan Mayorga (Madrid, 1965), tras ‘La lengua en pedazos’ y ‘Reikiavik’(http://www.diariocritico.com/noticia/487712/teatro/reikiavik-de-juan-mayorga-un-montaje-imprescindible.html) y todos ellos constituyen montajes absolutamente imprescindibles para los amantes del teatro, ya que en ellos se reúnen todos los elementos necesarios para hacer de ellos espectáculos inolvidables: un texto redondo, unas interpretaciones soberbias y unos equipos artísticos y técnicos de ensueño. El público de las Naves del Español, en donde se está representando este montaje hasta el próximo 26 de febrero, lo entiende así día a día, premiando, puesto en pie, a los artífices de ‘El cartógrafo’ con prolongados y emotivos aplausos.

El dramaturgo y matemático ha sabido conjugar en ‘El cartógrafo’ la imperiosa necesidad que tenemos los seres humanos de no dejar morir nunca la memoria personal y colectiva, que son las dos únicas vías de poder llegar a entender (qué pasa a nuestro alrededor), y a entendernos. La herida que dejó la Alemania nazi en toda Europa sigue sangrando más de setenta años después y Mayorga, con ‘El cartógrafo’, no quiere que resulte victoriosa “la dictadura del presente, que incita siempre al olvido”, como él mismo ha expresado.

Todo sucede en un espacio único, y los personajes no necesitan tampoco cambiar de vestuario para ser reconocidos en los dos tiempos en que transcurre toda la acción: 2016 y 1940. En ese periodo, los cuatro personajes principales (un diplomático español destinado en Varsovia y su esposa, y el viejo cartógrafo y su nieta), se van cruzando en continuos flashbacks para componer finalmente un cuadro y una historia extraordinarios, estremecedores e inolvidables.

La búsqueda permanente de la complicidad del espectador, que ha de imaginar muchos de los elementos a los que se hace alusión en el montaje es constante de principio a fin del mismo. Las fotografías, los despachos, las calles, el horror, la muerte, el miedo, la opresión, no hacen falta que sean representadas expresamente en escena y, sin embargo, adquieren una fuerza dramática sobrecogedora gracias a la inteligentísima puesta en escena de Mayorga que, con este montaje, se revela de nuevo como un extraordinario director de escena, a la altura del dramaturgo que ya habíamos descubierto los amantes del teatro en español.

El cartógrafo’
Texto y dirección: Juan Mayorga
Intérpretes: Blanca Portillo (Blanca / Niña / Deborah), y José Luis García-Pérez(Raul / Samuel / Anciano / Marek / Magnar / Tarwid / Molak / Dubowski / Darko).
Ayudante de dirección: Carlos Martínez-Abarca
Una producción de Avance Producciones Teatrales, Entrecajas Producciones Teatrales Y García-Pérez Producciones.
Naves del Español, Madrid
Hasta el 26 de febrero de 2017
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.