www.diariocritico.com
Candidatos Elecciones Cataluña 2017
Candidatos Elecciones Cataluña 2017

Todas las claves de las elecciones catalanas del 21-D: una cita histórica en circunstancias atípicas

martes 05 de diciembre de 2017, 16:59h
Arranca la campaña de las elecciones autonómicas del 21-D en Cataluña; una cita trascendental para el devenir político de nuestro país. Dos años después de haber elegido a un Parlament con mayoría absoluta independentista, y tras el desarrollo de un 'procés' que culminó con la declaración unilateral de independencia y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, los catalanes vuelven a 'recibir' la llamada de las urnas para elegir a sus representantes políticos. Para comprender mejor lo que suponen las elecciones del 21-D, repasamos algunas de las claves de esta cita histórica:
- Unas autonómicas con enfoque nacional y convocadas por el Gobierno central

Las elecciones autonómicas son convocadas por el Gobierno regional, aunque en este caso, y en aplicación del artículo 155 que cesó al Govern, fue el Ejecutivo de Mariano Rajoy quien tomó la decisión de convocar elecciones anticipadas. Fue en septiembre de 2015 cuando los catalanes votaron a sus representantes autonómicos, y dos años después, y con una legislatura 'eclipsada' por el desafío soberanista, volverán a elegir a sus dirigentes. Pero no es el hecho de que Rajoy convocara las elecciones lo que les brinda ese carácter nacional; sino que el devenir político del país depende en gran medida de lo que suceda el 21 de diciembre y los días posteriores. Si el indepedentismo vuelve a cosechar una mayoría absoluta, el 'procés' podría resucitar, y volver a la situación de 'stand by' inicial. Si triunfan las opciones unionistas, el desafío soberanista podría morir políticamente, de forma que se retomaría la actividad política que se ha visto 'paralizada' en torno al conflicto catalán.

- Independentismo vs unionismo

Además del enfoque nacional de estas elecciones, es innegable su carácter 'plebiscitario' ya que existen dos bloques claramente diferenciados que se enfrentarán el 21-D: independentismo vs. unionismo; o lo que es lo mismo, el bloque formado por 'Junts Per Catalunya', ERC y la CUP frente a los llamados constitucionalistas: PP, PSC y Ciudadanos. En una posición intermedia, más bien ambigua, se encuentra En Comú Podem, que si bien defiende el derecho de autodeterminación aboga por la permanencia de Cataluña.

- Candidatos 'huidos' y presos

Sin duda es algo que nunca antes había ocurrido en nuestra democracia. El ex president y candidato de 'Junts Per Catalunya', Carles Puigdemont se encuentra 'huido' en Bruselas junto a otros 'elegibles', y el ex vicepresident y ahora 'número 2' de ERC, Oriol Junqueras, en prisión. Su permanencia en la cárcel ha hecho que finalmente sea Marta Rovira quien lidere la lista de Esquerra por Barcelona, ya que Junqueras podría seguir en Estremera hasta después de la cita electoral. Otro de los nombres que integran la lista de Puigdemont es el líder de la ANC, Jordi Sánchez, que también sigue preso. El Tribunal Supremo decidió, sin embargo, dejar en libertad bajo fianza a 6 de los 8 ex consellers cesados, algunos de los cuales concurren a estas elecciones.

- Fragmentación del bloque independentista

Si bien en las elecciones de 2015, el independentismo unió fuerzas y formó aquel 'Junts pel Sí' que reunió a la antigua Convèrgencia y ERC, y que contó con el respaldo de la CUP para formar Gobierno; la división se ha impuesto en el bloque independentista tras la deriva del desafío soberanista. La CUP se hartó de esperar a una declaración de independencia que no llegaba, mientras que ERC llegó a amenazar al PDeCat de Puigdemont con salir del Govern si esa declaración no se producía, aunque dejando claro que nadie quería formular esa declaración, alertados de las consecuencias legales. Finalmente, en una votación secreta, el Parlament aprobó la declaración unilateral de independencia que activó el artículo 155. Tras el cese del Govern, algunos de sus miembros huyeron del país y otros fueron detenidos y encarcelados, lo que ahondó en la crisis del independentismo. Las 3 formaciones que impulsaron el 'procés' llegan separadas a esta cita con las urnas, aunque son conscientes que sus únicas opciones pasan por volver a sumar fuerzas.

- Encuestas y participación

Las encuestas de intención de voto 'calientan' el ambiente electoral, y es que pese a los errores cometidos en citas trascendentales como el 'Brexit', la victoria de Donald Trump o la repetición de las elecciones generales en 2016, siguen siendo un factor a tener en cuenta de cara a las previsiones de resultados. Si bien el último barómetro del CIS apuntó a la pérdida de la mayoría absoluta por parte de los independentistas y situó a Ciudadanos como la fuerza más votada, otras encuestas y sondeos publicados han mostrado resultados más ajustados e incluso iguales que en las elecciones de 2015. Otro de los factores a tener en cuenta de cara a estas elecciones es la participación, que será clave en los resultados, ya que en 2015 se rompió un récord histórico con una participación superior al 77%. En este sentido, independentistas y unionistas han llamado a los catalanes a desbordar las urnas conscientes de la importancia de esta cita y sus resultados. Si bien no se autorizó la celebración del referéndum del 1-O y se llevó a cabo sin las garantías necesarias, en esta ocasión, el independentismo volverá a medir fuerzas en unas elecciones que se prevé que se celebren con normalidad, pese a las circunstancias excepcionales.

- Pactos poselectorales

La incertidumbre sigue girando en torno a los resultados de estas elecciones, ya que puede que la situación siga siendo ingobernable en Cataluña. Según reflejó el CIS, será necesario el acuerdo y el encuentro entre afines para poder formar el nuevo Govern, ya que ni los independentistas (Junts Per Catalunya, ERC y la CUP) ni los llamados constitucionalistas (PP, PSC y Ciudadanos) suman la mayoría absoluta, por lo que será clave el papel de los 'comunes', que podrían tener en su mano la llave del Govern,y que pueden verse obligados a elegir entre uno y otro bloque. Si el Govern vuelve a estar en manos de la CUP, Junts y ERC volverían a verse obligados a retomar su 'hoja de ruta independentista' y aceptar las exigencias de los anticapitalistas, a pesar de que ambas formaciones han rechazado la vía unilateral y abogan por negociar con el Ejecutivo central. Por otro lado, y pese a los buenos augurios en torno a Ciudadanos, no resultaría tan sencillo alcanzar acuerdos de Gobierno, ya que la formación 'naranja' debería conseguir el respaldo de un PSC que ya ha manifestado su negativa a investir a la derecha o los independentistas.

En cualquier caso, la campaña electoral de esta cita histórica ya ha comenzado, y entre debates, mítines y entrevistas, se irán resolviendo algunas de las incógnitas en torno a lo que ocurrirá tras las elecciones del 21-D.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios