www.diariocritico.com
Consejos para aumentar tu 'familia gatuna' cuando ya hay un felino en casa
Ampliar
(Foto: EP)

Consejos para aumentar tu 'familia gatuna' cuando ya hay un felino en casa

miércoles 25 de mayo de 2016, 13:19h

Quienes conviven con un gato a menudo se plantean aumentar su 'familia gatuna' y surgen las dudas sobre la idoneidad de juntar a dos o más felinos en un mismo hogar, teniendo en cuenta que son animales muy territoriales. ¿Cómo saber si los gatos podrán convivir en paz y armonía en la misma casa? Lo cierto es que no se puede responder a esta pregunta ya que cada animal es diferente, y por ello no se puede predecir su reacción, pero lo que sí se puede es intentar que su primer encuentro se desarolle con el menor estrés posible para los gatos.

Los gatos son animales territoriales, y cualquiera que viva con uno, sabe que ellos son los verdaderos dueños de la casa, por eso puede resultar difícil introducir a otro felino en el mismo hogar, aunque en muchas ocasiones, estos terminan siendo amigos, o al menos, 'compañeros de piso', que se soportan y conviven en paz. ¿Cómo suavizar el primer encuentro entre felinos?. El Colegio Oficial de Veterniarios de Alicante propone una serie de consejos para esta primera toma de contacto:

- La primera impresión

Cuando un gato llega a un entorno nuevo y desconocido, es normal que se sienta alterado e incluso estresado, por lo que se recomienda no juntarlos sin que antes hayan podido olerse u oírse. Sin que se vean ni se toquen, hay que permitir que se huelan y se oigan, por lo que, lo más aconsejable es mantenerlos en habitaciones separadas. Poner su cuenco de comida cerca de la puerta que los separa para que aprendan que llegar juntos a comer es algo placentero (aunque no se puedan ver).

Al cabo de dos o tres días se les puede cambiar de habitación para que puedan investigar el territorio del otro. Un truco que puede resultar útil consiste en frotar bien con una toalla o un calcetín a uno de los gatos y después dejarlo frente al otro para que lo investigue y se acostumbre al nuevo olor.

- Ya se pueden ver

Si al cabo de unos días no hay ningún signo de agresión (bufidos, gruñidos…) ya se puede dejar que se vean. Para ello es recomendable usar una valla de seguridad para bebés (puede que ser necesaria otra para colocar encima de la primera y evitar los saltos). Con la ayuda de otra persona, puede dejarse que ambos gatos se vean, cada uno en una habitación, a cierta distancia de la valla. Cuando se descubran, se les puede dar una golosina. Hay que seguir durante varios días con el acercamiento ofreciendo golosinas, comida o juguetes cada vez más cerca de la valla.

- Ya pueden estar juntos

Llega el paso más importante. Si todo ha ido bien ya se puede dejar que ambos animales pasen tiempo juntos, aunque hay que estar presente en estos primeros encuentros y vigilarlos con atención. Conviene tener a mano un espray con agua para utilizarlo en el caso de que se empiecen a pelear. El mejor momento para iniciar la aproximación es cuando estén calmados justo después de comer o jugar. Si en ese momento se llevan bien puede dejarse que pasen cada vez más tiempo juntos. Si por el contrario no dejan de bufar, se esconden o se agreden, lo mejor será pedir ayuda a un profesional del comportamiento.

- Cada uno con lo suyo

Es muy importante que cada gato tenga sus propias pertenencias y que no compartan nada. Cada uno debe tener sus propios cuencos para la comida y la bebida, su propio arenero, sus juguetes, etc. Incluso hay que asegurarse de que en el hogar hay los suficientes escondites o lugares altos para que cada uno descanse sin molestarse.

Respecto al arenero incluso hay que tener la precaución de poner una bandeja más. Los veterinarios recomiendan esta sencilla fórmula: una bandeja por gato más una más.

Para conseguir una buena convivencia de los animales a largo plazo, es muy importante realizar todo el proceso de adaptación al ritmo de cada uno de los gatos. En ningún momento debe forzarse el encuentro, u obligarles a estar juntos si alguno de ellos se muestra reticente.

Es posible que lleve un tiempo conseguir que ambos animales se toleren así que la paciencia es indispensable. Pero seguro que al final los esfuerzos se verán recompensados cuando los dos animales convivan en paz y armonía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.