www.diariocritico.com
‘El techo de cristal (Anne & Silvia)’: poesía, perfección, fracaso...
Ampliar

‘El techo de cristal (Anne & Silvia)’: poesía, perfección, fracaso...

domingo 25 de septiembre de 2016, 16:51h

La Pitbull Teatro ha estrenado en Nave 73 ‘El techo de cristal (Anne & Silvia)’, un montaje teatral en torno a la relación de amistad entre Anne Sexton y Silvia Plath, dos mujeres norteamericanas, poetas malditas en su tiempo, intelectuales, que no por ello dejaban de ser también dos mujeres atractivas, madres, esposas e hijas, ocupadas y preocupadas por temas muy ligados a la mujer de los años 60, pero también a las de todo tiempo y lugar: La menstruación, la maternidad, el aborto, el deseo sexual, la vida familiar, la profesión de escritora, o sus papeles como esposas, madres e hijas.

En tono de comedia negra, la dramaturga gallega Laura Rubio Galletero ha construido un texto sobre el éxito y el fracaso y sobre lo que se considera políticamente correcto en torno a la mujer profesional -en este caso de la escritura, ya que ambas protagonistas eran poetas-. Anne Sexton (Newton, Massachusetts, 1928-1974) y Silvia Plath (Boston, 1932-1963) compartieron durante algunas noches reflexiones, poemas y dry Martini en el Ritz de Boston y esto fue el inicio de una amistad por correspondencia que duraría hasta el suicidio de la primera, Silvia Plath, con 32 años. Suicidio que once años después también decidiría llevar a cabo Anne Sexton.

La obra está dirigida por Cecilia Geijo y protagonizada por Luzia Eviza (Anne Sexton), Montse Gabriel (Silvia Plath) e Ismael de la Hoz (Ted Hughes, Psicoanalista y William, barman del Ritz).

Suena música de jazz mientras los espectadores se van acomodando. En el suelo, un teléfono de 1974. El atrezo no se aprecia. Está tapado. Anne, poeta, llora amargamente al teléfono, y escupe triste y depresiva: “¡amor, amor... Siempre la misma palabra! Me la tengo que tragar con un sorbo de vodka”. (Al final, se repite prácticamente la misma escena)... Anne habla con su hija Linda por teléfono: “llegaré tarde, pero, llegaré... Necesito escuchar qué es lo que amas en mí... La verdad. La verdad nos mata”.

Anne Sexton es ama de casa, está casada con Alfred, que vende calcetines, y es también madre de dos hijas a las que no atiende como debiera -“las cuida mejor la abuela paterna que yo”, dice-. Discute mucho con su marido porque a él no le gusta que sea tan sexy y coquetee con los hombres. Sylvia Plath, por su parte, es universitaria, hija de un nazi y una judía, casada con Ted, con una hija, y un segundo hijo en camino (“la rubia, triste, amargada y sufridora”, como la tilda su amiga). Ambas son también escritoras y su amistad se fragua en el transcurso de un taller de poesía confesional que Robert Lowell imparte en Boston (1959), donde residen.

Todas las noches, en el bar Ritz, se emborrachan con martinis y vodka, que les sirve William (barman y filólogo a la vez) y discuten sobre escritura, para qué escriben, si lograrán el éxito, sobre la menstruación, sobre la conveniencia o no de tener hijos...

- Anne: ·engendrar un poema duele más que un hijo”.

- Sylvia: “el poema nace muerto”.

- Anne: “los hijos se van, los poemas no”.

A lo largo del montaje son continuos los flashbacks y las situaciones se mezclan con cierto desorden y confusión (tan solo cambiando una prenda de ropa o un sillón de sitio). La intensidad y la densidad de los diálogos, en los que se abordan temas tan esenciales y profundos no permiten seguir con claridad la evolución de la relación entre las dos poetas, y la profundidad de sus pensamientos.

No es extraña esa densidad porque el montaje, de unos noventa minutos de duración, quiere trasladar al espectador la intensa relación de amistad de estas dos mujeres a lo largo de mucho tiempo, y lo importante es conectar con ese pozo de verdad, de pasión y -por qué no decirlo también…-, de cierto pesimismo existencial que acabó con la muerte por suicidio de las dos poetas. Al final, quizás sea Ted, el marido de Sylvia, quien resuma en una sola frase todo lo que el espectador ha debido metabolizar tras ese intenso encuentro entre dos mujeres que se tomaron la vida muy en serio: “Lo que sucede en el corazón, simplemente ocurre”.

‘El techo de cristal (Anne & Silvia)’

Texto: Laura Rubio Galletero

Dirección: Cecilia Geijo

Intérpretes: Luzia Eviza, Montse Gabriel e Ismael de la Hoz

Escenografía: Jorge de la Cruz

Vestuario: La Pitbull Teatro

Espacio Sonoro: José Bornás

Iluminación: Enrique Chueca y Sergio Balsera

Sala Nave 73, Madrid

Hasta finales de octubre

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.