www.diariocritico.com

¿El fin de la invasión foodie?

¿El fin de la invasión foodie?
Ampliar
jueves 16 de febrero de 2017, 14:34h
La moda de los nuevos conceptos en restauración llega a su fin. Welcome back, bar de cañas

Los últimos años nos han traído, en términos gastronómicos, hamburguesas gourmet, perritos made in Chicago y alguna que otra combinación extraña, como el tan usado aguacate con carne de recebo.

En Instagram, esto se ha traducido en imágenes etiquetadas para las palabras foodie o foodporn, definiendo recetas originales, con base en su mayoría americana y con mucho, mucho postureo.

Pero, ¿qué has sido del pincho de tortilla? A pesar de las últimas tendencias gastronómicas, elaboradas a golpe de hastag, la tradición española se resiste.

El pincho, trending topic

Ante la saturación de lugar urbanos, modernos y minimalistas, los bares de cañas y pinchos continúan apostando por el costumbrismo español.

En nuestro país, existen más de 260.000 bares. Independientemente de su aportación a la actividad económica nacional, los bares se constituyen como uno de los últimos estandartes de la auténtica tradición de barra.

El papel de los bares en el sector de la restauración en España sigue creciendo. Los nuevos conceptos, que presentan sabores globalizados y con ingredientes a los que no estamos acostumbrados, convencen, pero con mesura. La caña y el pincho siguen llamando la atención, y mucho. “Cada año, abrimos nuevos establecimientos en los que la gastronomía española es la protagonista”, comentan desde LIZARRAN. “La tendencia se extiende, además, a países como Costa Rica o El Salvador, en los que llama mucho la atención la manera en la que disfrutamos la comida”.

Incluso en Estados Unidos, principal exportador de conceptos culinarios, el pincho triunfa. “En Miami, contamos con food trucks en los que se sirven recetas tan españolas como el salmorejo o la croqueta. En los próximos meses, además, LIZARRAN ya tendrá su primer establecimiento en Norteamérica”.

Entre los productos destacados, la tortilla es la reina. LIZARRAN así lo estima para el mercado español. “En nuestros bares, más de 200 en España, se vende tortilla durante todo el día. Desayuno, media mañana, comida y cena. Se trata de uno de los productos españoles por excelencia y de los favoritos de los clientes”. En la mayoría de las ocasiones, acompañado de una cerveza bien tirada.

El pincho se abre mercado en el mundo como un concepto de comida saludable, no pesada y que ofrece al cliente combinaciones infinitas. “La base del pincho es el pan. Bao, tradicional, de cristal… A partir de ahí, adaptamos los ingredientes a aquello que demanda cada país… y cada región. Contamos con más de 500 elaboraciones diferentes, lo que favorece la variedad y mantiene la capacidad de sorpresa entre el público”.

A la variedad de producto se une un elemento que cada vez cobra más importancia en el sector de la restauración: el profesional detrás de la barra, quien atiende a una clientela cada vez más exigente. “El camarero de un bar conoce exactamente los gustos de su cliente, lo que genera confianza y una estrecha relación entre ambos”.

Todo ello suma y gana. Quién sabe si, dentro de unos meses, la tendencia de las hamburguesas gourmet -que es algo así como un bocadillo fetén- será superada por el movimiento tortilla first.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios