www.diariocritico.com
'El carbonero' de Carlos Soto Femenía, un drama rural en el mejor estilo de Delibes o Sánchez Ferlosio

'El carbonero' de Carlos Soto Femenía, un drama rural en el mejor estilo de Delibes o Sánchez Ferlosio

viernes 23 de septiembre de 2016, 19:08h
Destino acaba de publicar 'El carbonero' una novela de Carlos Soto Femenía que ha sido apadrinada por Lorenzo Silva que considera que el escritor va a dejar de ser un secreto "para ser un autor conocido y degustado por muchos".
El mérito de Soto Femenía es doble porque, pese a la furia que destila la historia de 'El carbonero', el autor construye su novela sobre la serena y desapasionada voz narrativa de Marc, el inquietante y oscuro antihéroe que conduce el relato en primera persona. Un personaje cuyas reflexiones, decisiones y proceder dejarán profunda huella en el lector, porque, a pesar de la brutalidad de sus actos, no podrá dejar de sentir una perturbadora corriente de empatía y comprensión.

La trama se puede resumir así, en un pequeño y tranquilo pueblo de la Mallorca rural, Marc y su padre pasan meses con la única compañía del otro. Rodeados por el silencio y la belleza de la montaña, viven atentos al proceso de la quema de las encinas, sacrificando el sueño en una especie de vigilia sin fin. Pero ese remanso de paz queda truncado el día que la muerte irrumpe en sus vidas, arrebatándoles brutalmente a uno la madre y al otro la mujer. Con una voz serena, por contraste con las angustias que explica, Soto Femenía sostiene un relato crudo y violento. Su protagonista tendrá que afrontar el dolor por la muerte demasiado temprana, y, después, la sed de venganza al madurar y tomar conciencia de que la tragedia y la injusticia vital se sirven de todos nosotros sin preguntar.

De eso trata 'El carbonero', todo un descubrimiento literario. La inusual irrupción de una poderosa voz narrativa llamada a perdurar, la de un autor insoslayable y sin embargo hasta hoy casi desconocido: Carlos Soto Femenía.

En la tradición del mejor realismo español de las últimas décadas, el de Miguel Delibes o Rafael Sánchez Ferlosio, Soto Femenía compone un soberbio drama rural sobre un fondo criminal con mucho de novela negra, negrísima. Un crudo relato sobre el que el autor mallorquín a su vez imprime la violencia y brutalidad del mejor Tarantino, para buscar referentes audiovisuales fácilmente reconocibles.

Envasada en un sobrio y elegante estilo, El carbonero es en definitiva una implacable vuelta de tuerca al relato negro y a la novela realista tal y cómo la conocemos. Una conmovedora e incómoda reflexión sobre la fatalidad, la injusticia, la violencia y la irrefrenable sed de venganza que se cierne sobre la vida hipotecada de quien ya no tiene nada que perder. Una obra que sin duda dará qué hablar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios