www.diariocritico.com
Los mejores libros en lo que llevamos de siglo XXI

Los mejores libros en lo que llevamos de siglo XXI

10 novelas que me han hecho disfrutar, entristecerme, reír o reflexionar, pero que, por encima de todo, me ha dolido terminar. O dicho de otra forma, me han dejado con ganas de volver a perderme entre sus páginas. Las mejores desde 2000 y hasta 2010.

Libertad (2010), Jonathan Franzen

Puede que 'Las correcciones' tenga más fama pero esta es mi novela favorita de los últimos años. Jonathan Franzen consigue hacer que conozcamos mejor a los Berglund que a nuestra propia familia. Cómo piensan, qué les duele, qué les preocupa... El 'Independent on Sunday' publicó que 'Libertad' era "más profunda, divertida, triste y verdadera que lo que le corresponde por derecho a una obra de ficción". Amén.

Kafka en la orilla (2002), Haruki Murakami

Una nueva maravilla del maestro japonés. El autor de 'Tokio blues' entrega una novela en la que se cruzan dos historias, la de Kafka Tamura, un chico de 15 años con algo más que 'complejo de Edipo' y la de Satoru Nakata, un simpático sesentón que, tras un misterioso incidente sucedido durante la II Guerra Mundial, se entiende mejor con los gatos que con los humanos. John Updike dijo que era "un libro que no sólo se lee de un tirón, sino que tensa metafísicamente el pensamiento". ¿Y quién soy yo para discutir con el creador de Harry 'Conejo' Angstrom?

Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay (2000), Michael Chabon

Una de las novelas más (ejem, ejem) asombrosas de los años 2000. Michael Chabon nos embarca en la vida de Joe Kavalier, un aprendiz de mago judío que escapa de la Praga ocupada por los nazis hasta llegar a Nueva York y, junto a su primo, Sammy Clay, crea uno de los primeros superhéroes del cómic, el Escapista, el peor enemigo de Hitler. Entre medias veremos como las empresas se quedan con la totalidad del dinero que produce su trabajo, la lucha de Clay por averiguar su identidad sexual, la de Kavalier por traer a su familia y por luchar contra los nazis, y el tercer vértice del triángulo, la bohemia Rosa Saks. Más de 700 páginas que echaras de menos cuando se terminen.

Canción de Hielo y Fuego, George R. R. Martin

De acuerdo solo las tres últimas novelas publicadas pertenecen a este siglo, pero la mayoría también nos hemos leído 'Juego de tronos', publicado en 1996, y 'Choque de reyes', publicado en 1998, en estos años, así que espero que se me perdone la pequeña trampa. Esta es una saga que todavía no ha terminado y que podría estar enseñando sus primeros signos de fatiga. Pero nadie puede quitarnos la habilidad de Martin de conjugar fantasías 'tolkinianas' con un marcado gusto 'shakespeariano' por la Guerra de las Dos Rosas. Una lectura peligrosamente adictiva...

La maravillosa vida breve de Óscar Wao (2007), Junot Díaz

Un libro que no se lee, se devora. Junot Díaz consigue mezclar las referencias al realismo mágico caribeño con toda la imaginería 'nerd' posible, logrando un híbrido imposible entre García Márquez y Foster Wallace. Una novela en la que las referencias a Tolkien se mezclan con las de 'La fiesta del chivo' de Vargas Llosa y cuyo protagonista, el gordo 'nerd' Óscar de León, es el mayor 'fokin' héroe de esta lista a pesar de todos los Stark y Targaryan presentes.

Expiación (2002), Ian McEwan

El inglés Ian McEwan ha dejado alguna de las mejores novelas de lo que va de siglo, como la corta y profunda 'Chesil Beach' o el humor negro de 'Solar', pero la que más destaca de todas es 'Expiación' una novela sobre una saga familiar acechada por un error infantil que perseguirá el destino de todos sus protagonistas. En 2001 recibió el Booker Prize y la revista 'Time' la incluyó en su lista de las 100 mejores novelas de... ¡todos los tiempos! Ahí es nada.

Bartleby y compañía (2001), Enrique Vila-Matas

'Bartleby y compañia' nos habla de esos extraños escritores que, por el motivo que sea, dejan de escribir. Gente que sigue el lema de Bartleby, el escribiente, ese personaje de Melville que, cada vez que se le pregunta cualquier cosa, responde: "Preferiría no hacerlo". Aunque la mejor excusa para dejar de escribir la diera Juan Rulfo. Preguntado el autor de 'Pedro Páramo' porque había dejado de escribir respondió con un elocuente: "Es que se me murió el tío Celestino, que era el que me contaba las historias".

La carretera (2006), Cormac McCarthy

El viaje post-apocalíptico de un padre y un hijo en un mundo en el que, como diría Hobbes "el hombre se ha convertido en un lobo para el hombre" le sirvió a Cormac McCarthy para entregar su novela más personal, también la más reconocida, como prueba el premio Pullitzer que ganó en 2007 o que no hay lista sobre libros del siglo XXI que no la incluya entre sus filas. Además tuvo una adaptación cinematográfica que, si bien no llegó a las alturas de la pluma de McCarthy, también tiene su mérito.

2666 (2004), Roberto Bolaño

Roberto Bolaño es el escritor en lengua española que ha marcado el nuevo siglo. '2666' apareció de manera póstuma, el propio Bolaño planeó que la novela se dividiese en cinco diferentes para asegurar el futuro de sus hijos tras su muerte. A pesar de ello, la familia estuvo de acuerdo con su editor, Jorge Herralde, de sacarla tal cuál había sido concebida. Una 'novela río' en la que la vida del misterioso escritor alemán Benno Von Archimboldi se entremezcla con los terribles asesinatos de mujeres de Santa Teresa (un trasunto de Ciudad Juárez). Una novela hermosa y terrible al mismo tiempo, con una de sus partes describiendo los asesinatos cometidos entre enero de 1993 y diciembre de 1997, en la que es imposible abstraerse del horror que describe de la manera más aséptica posible. El propio Herralde la situó junto a 'El proceso', 'El castillo' o 'En busca del tiempo perdido' como una de las novelas inacabadas inmortales.

El mapa y el territorio (2010), Michel Houellebecq

La última novela del nuevo 'enfant terrible' de las letras francesas es uno de sus libros más accesibles. Lo digo en un tono laudatorio, dividida claramente en dos partes, la primera una disertación sobre el mundo del arte contemporáneo, la segunda una especie de novela negra. Su gran acierto es que al final deviene en una mirada pesimista sobre el consumismo actual pero desde una perspectiva lúdica. Lo mejor de la novela, el personaje del propio Houellebecq.

También vamos a hablar de libros actuales, en concreto, de 3 de los más interesantes que se han publicado en lo que llevamos de segunda década de este siglo (desde 2011):

El tiempo es un canalla - Jennifer Egan

La gran revelación de lo que llevamos de década, Jennifer Egan ha entregado un libro que juega con la estructura tradicional, dando voz a distintos personajes a lo largo de distintos espacios de tiempo y adaptando cada uno de los capítulos a sus voces, llegando a incluir un capítulo que es un PowerPoint. Pero más allá de su depurada técnica lo increíble de este libro es que su meditación sobre el tiempo y el crecimiento humano es una de las lecturas más apasionantes de la presente década.

Éramos unos niños - Patti Smith

Patti Smith rememora sus años de formación junto a Robert Mapplethorpe, en una Nueva York que ejerce de tercera protagonista junto a la pareja. Una oda a la cultura bohemia, a los 'beats', a la fauna de Warhol y la Factory, al Max's Kansas City y al Chelsea Hotel. La madrina del punk se confirma como una escritora maravillosa y entrega un libro imprescindible que va más allá de unas memorias normales y que se puede leer como una gran novela.

Así es como la pierdes - Junot Díaz

'Así es como la pierdes', además del título de este libro de relatos del dominicano estadounidense Junot Díaz, es la última frase de la breve narración que la abre, 'Alma'. En ella se vuelven a ver las obsesiones del escritor de la imprescindible 'La maravillosa vida breve de Óscar Wao', cultura geek, mujeres con curvas y los latinos en EEUU.

Metapedia ¿la alternativa a Wikipedia?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.