www.diariocritico.com

Prisión provisional para los porteros de Rosales

La jueza de Instrucción número 8 de Madrid decretó este lunes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, por un delito de homicidio de los tres porteros de la discoteca El Balcón de Rosales acusados de la muerte de Álvaro Ussía, el joven de 18 años que murió a golpes en la madrugada del sábado en la popular discoteca madrileña, situada en el distrito Moncloa-Aravaca, informó hoy el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).
La magistrada tomó esta decisión a instancias del fiscal adscrito al juzgado tras tomar declaración a los tres acusados: Antonio S.S., David S.G. y David A.D. El presunto autor material de la muerte de Ussía, Antonio S.S., declaró ante la jueza que se cayó encima del fallecido por "accidente" después de que éste le agarrase en el forcejeo que mantuvieron en el exterior del local y tirase hacia él cuando se desplomó en el suelo, negando haberle golpeado.

Los tres porteros comparecieron a lo largo de la tarde en los calabozos de los Juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla por un delito de homicidio. La magistrada que les interrogó, que estaba en servicio de guardia, se inhibirá ahora de las actuaciones a favor del titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, José María Casado, que instruirá el sumario. La jueza ha decretado ya el secreto sumarial. Los supuestos homicidas pasaron a primera hora de la mañana a disposición judicial tras prestar declaración ante la Jefatura Superior de Policía de Madrid. En las vistas celebradas para decidir sobre su situación procesal, el fiscal adscrito al juzgado solicitó el ingreso en prisión de los tres acusados por homicidio, mientras que su abogado pidió la libertad para sus representados.

Una "caída fortuita"
"Se trató de una caída fortuita. Un accidente. Hay que tener en cuenta que Antonio pesa más de 100 kilos", aseveró su abogado defensor, José Carlos Paños, a las puertas de los Juzgados al concluir las comparecencias. "No son matones ni ogros. Son personas normales que tratan de ganarse un sobresueldo. Ni unos son tan malos ni otros tan buenos", apostilló Paños, quien puntualizó que uno de sus clientes tiene un antecedente policial por hurto y otro por lesiones.

Según el defensor, sus clientes explicaron a la jueza que hubo un altercado en el interior de la discoteca en el que participó Ussía y uno de los empleados de seguridad. Este portero era Antonio S.S., quien agarró a la víctima y a uno de sus acompañantes para sacarles fuera de la discoteca. El incidente se inició cuando uno de los amigos de la víctima tropezó con una chica, que resultó ser la ex novia de uno de los porteros. Los otros dos empleados de seguridad acusados se encontraban en las puertas del local y, al ver a Antonio S.S. con los dos jóvenes, trataron de mediar, tratándoles de separar. "Los chicos estaban muy alterados", recalcó Paños, quien insinuó que podrían haber "tomado algo" dentro de la discoteca. Entonces, Álvaro se cayó al suelo y, al tener agarrado por un hombro a Antonio S.S., le arrastró hacía él.

Testigos
Antes de prestar declaración, los tres acusados se sometieron a un total de ocho ruedas de reconocimiento donde participaron seis testigos presenciales. Todos ellos identificaron a Antonio S.S. como el autor de los golpes que costaron la vida a Ussía y a David A.D. como la persona que le escoltaba para impedir que los acompañantes de la víctima le socorrieran. Al concluir las ruedas, uno de los testigos detalló que todas las personas que participaron en la prueba señalaron a dos de los porteros como los que participaron en la brutal paliza que acabó con la vida del joven.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios