www.diariocritico.com
Israel estudia frenar ataques dos días en Gaza

Israel estudia frenar ataques dos días en Gaza

Una propuesta francesa para una tregua de 48 horas entre Israel y Hamas parecía anoche convertirse en la puerta de salida que permitiría evitar una invasión terrestre israelí que podría multiplicar aún más la tragedia en Gaza.

A pesar de los preparativos militares israelíes para un inmediato ingreso en la Franja de Gaza con miles de soldados, orugas, tanques y otros blindados, el ministro de Defensa Ehud Barak recomendó ayer al gobierno israelí aceptar la propuesta del canciller francés, Bernard Kouchner, y declarar un cese del fuego humanitario en forma unilateral, lo que permitiría evaluar las intenciones de Hamas tras la ofensiva israelí.

La decisión se tomaría en la sesión del gabinete de seguridad que tendrá lugar esta mañana en Jerusalén, pero desde la tarde de ayer se discutió en diferentes foros la propuesta francesa, como así también la de Egipto, Turquía y otras que apuntan a un cese de hostilidades por 48 horas para abrir el camino a conversaciones entre las partes para un acuerdo duradero.

Kouchner informó que habló ayer en varias oportunidades con el ministro de Defensa Barak sobre la posibilidad de una pausa en operativo. Al parecer, Israel no tendría demasiado que perder: de no sumarse Hamas al cese del fuego, el ejército israelí siempre puede lanzar su ataque terrestre, y hacerlo en condiciones mejores que las de los próximos días, que serán lluviosos y difíciles para la incursión militar por tierra.

En caso de que Hamas detenga el fuego, conversaciones reales de tregua pueden ser posibles. Sin embargo, si se reanudan los ataques de Hamas, las autoridades militares y el ministro de Defensa recomendarían una incursión terrestre en Gaza, contando con mayor legitimación internacional.

La reacción del jefe de gobierno, Ehud Olmert, a la propuesta de cese de fuego fue en principio de rechazo. Pero luego flexibilizó su opinión: "Si Barak y las fuerzas de seguridad apoyan la propuesta, yo no me opondré".

El que puso sobre la mesa la propuesta de una tregua de 48 horas fue el escritor israelí David Grossman, en un artículo en el matutino Haaretz y en el que planteaba que Israel golpeó suficientemente duro a Hamas como para que comprenda el mensaje. Durante la Guerra del Líbano, Grossman llamó a Olmert a un cese de fuego y un día después su hijo, sargento en el servicio militar obligatorio, cayó muerto en el país vecino.

La posibilidad de un cese de fuego fue apoyada ya desde el primer momento de la ofensiva por los partidos de izquierda como Meretz, que avaló el derecho de Israel a reaccionar, pero exigió que los ataques sean quirúrgicos y proporcionales y que el objetivo no sea el cambio del gobierno de Hamas.

En el plano de la ayuda humanitaria, Israel permitió también ayer la entrada de un convoy de camiones con asistencia donada por países árabes, pero atacó un barco.

Tzvika Iejezquieli, el comentarista de asuntos palestinos en el canal 10 israelí y quien goza de excelentes relaciones con Hamas, considera que la organización fundamentalista está "madura" para aceptar un cese de fuego: "Hamas dirá que salió victoriosa de la campaña, ya que sus jefes políticos y militares no fueron alcanzados, aunque por otra parte sabe que Israel logró inflingirle un duro golpe militar, eliminando la tercera parte de sus misiles y destruyendo los túneles que comunicaban a Gaza con el Sinaí, lo que afectará su capacidad de abastecimiento. Con una victoria y una derrota en su haber, Hamas está maduro para un cese de fuego, aunque por ahora no lo admita", dice.

Las autoridades israelíes estiman que Hamas todavía tiene unos dos mil cohetes en su arsenal, incluyendo decenas de largo alcance, del tipo del que llegó en los últimos días a las ciudades de Ashdod y Beer Sheva, produciendo ahí muertos y heridos. Ayer precisamente cayeron unos 20 misiles desde Gaza sobre esas ciudades y también en Ashkelon y Sderot.

Paralelamente a las tratativas para un cese de fuego, Barak prepara a las FF.AA. para el ataque terrestre en la medida en que finalmente se decida realizarlo. Ayer solicitó la autorización de los miembros del gabinete de seguridad para enrolar a otros 6.500 reservistas, que ahora suman 9.000.

Ayer, a pesar del día lluvioso, aviones de guerra israelíes continuaron sus ataques por cuarto día consecutivo contra objetivos de Hamas, dejando 12 palestinos muertos, entre ellos un par de hermanas, de 4 y 11 años.

Hasta anoche se calculaba el número de víctimas palestinas en alrededor de 400, de las cuales unas 60 son civiles.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios