www.diariocritico.com
El cielo capitalino se vistió de fiesta

El cielo capitalino se vistió de fiesta

A las 7:05 del 19 de julio se inició el despegue, en el parque Simón Bolívar, de 35 globos en el marco de las celebraciones por el bicentenario de la independencia. Ocho más se quedaron en tierra, porque no alcanzaron a estar inflados y listos a las 7:45 de la mañana, hora en que la Aeronáutica Civil comunicó que ya no podían despegar.

 

Las operaciones aéreas de la capital del país se congelaron entre las 7 y las 9 de la mañana, para no interferir con el vuelo de los globos y para que los citadinos pudiesen disfrutar del bello espectáculo. Para mirar cómo avanzaban lentamente por los cielos, los habitantes detuvieron sus carros en las vías, en las bahías, se pararon en las ciclovías y trancaron el tránsito, en una auténtica parálisis para observar por primera vez en la historia de la ciudad el firmamento coloreado de globos.

En ese sobrevuelo, algunas de las aeronaves con sus pilotos, copilotos y uno o dos pasajeros descendieron en Mosquera, Villeta y en el área urbana de Bogotá. Incluso, contrario a lo pensado por las autoridades y organizadores,  uno de los globos terminó  en el suroriente, en Ciudad Bolívar, mientras que las demás aeronaves tomaron el rumbo hacia el suroccidente.

De acuerdo con el alcalde mayor, Samuel Moreno, y el secretario General de la Alcaldía, Yuri Chillán, el imponente espectáculo de los globos en masa ascendiendo a los cielos, se ha comenzado a considerar como el tercer festival de globos aerostáticos más grande que se haya realizado en Latinoamérica.
 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios