www.diariocritico.com
Manifiesto del PNV ante el Aberri Eguna

Manifiesto del PNV ante el Aberri Eguna

El PNV pide, en su manifiesto elaborado de cara al Aberri Eguna -Día de la Patria Vasca- que se celebrará el próximo domingo, el anuncio del cese definitivo de la violencia, una reclamación que, a su juicio, comparte "el entorno político y sociológico" de la banda
El PNV pide, en su manifiesto elaborado de cara al Aberri Eguna -Día de la Patria Vasca- de este domingo, el anuncio del cese definitivo de la violencia, una reclamación que, a su juicio, comparte "el entorno político y sociológico" de la banda. Además, insta a la ciudadanía a prepararse "para abordar un final dialogado" si la banda muestra "su voluntad inequívoca de poner fin definitivamente a su actividad violenta".

   El documento del Aberri Eguna de la formación jeltzale, titulado 'Euskadi egin behar dugu' (Hay que hacer Euskadi), reclama un acuerdo que siente las bases de un autogobierno definido en el Plan Ibarretxe y que concluya con "un poder judicial propio", un ámbito competencial "pleno" y un Concierto Económico blindado.

   Además, apuesta por "una política abierta de cooperación que vaya conformando Euskal Herria como una eurorregión vasca", que incluya a Euskadi, Navarra y el País Vasco-francés. "Sociedad vasca es la Comunidad Autónoma, es Nafarroa y es Iparralde", asevera.

   El texto aboga por superar "la lacra de la violencia" y por construir "una nación vasca democrática". En este sentido, se refiere a la persistencia de ETA y recuerda las palabras de Manuel de Irujo cuando dijo que "el nacionalismo basado en los derechos de la persona humana es democracia", mientras que "el nacionalismo que prescinde de ellos es el fascismo, no importa su enunciado".

   Tras subrayar que la formación jeltzale es defensora "de la no violencia por convicción ética", subraya que "han pasado ya tres meses desde que ETA golpeó el proceso de paz, una proceso de había comenzado a construir sobre bases sólidas". "Pero, aunque podamos vivir días difíciles, nos anima la certeza de que el ciclo de la violencia se ha terminado", asegura.

Para el partido dirigido por Josu Jon Imaz, "el ciclo vital de ETA toca definitivamente a su fin y se hace aún más evidente tras el atentado de Barajas". En este sentido, afirma que hay que "atender a los cambios en el entorno político y sociológico que ha apoyado a ETA durante demasiados años y que ahora espera el anuncio del cese definitivo de la violencia".

   "Percibe cada día con mayor claridad el error de la violencia política y es cada vez más consciente del riesgo de que tal obstáculo entierre definitivamente su referencialidad política y anule su valor añadido en la vida sociopolítica de Euskadi", destaca.

   Para el PNV, la contribución para que la actual situación de 'impasse' se convierta en "un acuerdo" que sirva de "dique de contención para la violencia" y derive en un 'proceso de paz', pasaría por "sacar definitivamente el tema del debate partidista".

   Además, subraya la necesidad de lograr "los acuerdos necesarios" en torno a tres cuestiones: "el rechazo del terrorismo y la violencia, la solidaridad y el apoyo a las víctimas, y el discurso de deslegitimación del terrorismo, que no es consecuencia natural del contencioso vasco".

   El documento insta a prepararse para "abordar el final dialogado de la violencia cuando se den las condiciones, es decir, cuando ETA muestre su voluntad inequívoca de poner fin definitivamente a su actividad violenta".

   En esta línea, considera que "el esquema para avanzar con solidez en el camino hacia la normalización política en Euskadi es: cese definitivo de la violencia, debate en igualdad democrática para todas las opciones, acuerdo y ratificación por la sociedad".

   La formación jeltzale apunta que "éste es el camino" que hay que abordar "con voluntad decidida y sin voluntarismos estériles, con serenidad y valentía, pero dejando a un lado los envalentonamientos", y sin "políticas de excepción", en referencia a la Ley de Partidos.

   "Somos abertzales que trabajamos para seguir profundizando en la personalidad política de Euskadi y actualizar los marcos jurídicos sobre la base de la voluntad de la sociedad vasca, para lograr una Euskadi con voz", señala.

   Asimismo, indica que "los nuevos tiempos llevan a modelos de  sociedad que ya no toleran ser gobernadas desde un centro rígido, con una jerarquía estricta y en orden a producir homogeneidad".

"Sin someterse"

   El manifiesto del Aberri Eguna del PNV asegura que el pueblo vasco es "una nación que no está dispuesta a someterse a nadie, en la misma medida y por las mismas convicciones por las que tampoco pretende imponerse contra nadie". "Como decían los foralistas: 'ni tú sobre mí, ni yo sobre ti'", señala.

   Por ello, insiste en su reivindicación de "un acuerdo político que defina un modelo de convivencia, y un marco de relaciones con el Estado sobre la base de una bilateralidad efectiva, garantías y condiciones de lealtad".

   "El pacto y la no-imposición es el procedimiento por el que se constituyen las reglas de juego en las sociedades avanzadas. Se trata, en definitiva, de que alcancemos un acuerdo que desde el respeto a los marcos institucionales actuales, siente las bases del autogobierno para la nueva Europa que ya se va conformando"
, subraya.

Plan Ibarretxe

   Además, recuerda que el autogobierno que reclama está "definido" en el Plan Ibarretxe, aprobado en diciembre de 2004 el Parlamento vasco, y aboga porque ese acuerdo que se alcance "determine un poder judicial propio y el ámbito competencial pleno necesario para desarrollar la identidad en el mundo abierto que se va conformado, en los ámbitos de educación, lengua y cultura".

   De la misma forma, pide "un Concierto Económico blindado cuyas decisiones normativas tengan carácter de ámbito fiscal propio y, por tanto, los recursos a las mismas en cualquier ámbito (sea judicial o europeo) sólo puedan ser cuestionados en los mismo términos que los de otro sistema general".

   También exige "un sistema social y de seguridad social, complementado con una política fiscal solidaria, necesarios para mantener los ámbitos de solidaridad en un entorno amplio de competencia global".

"Eurorregión vasca"

   El PNV propugna "una política abierta de cooperación que vaya conformando Euskal Herria como una eurorregión vasca, desde el Adour al Ebro y desde las Encartaciones hasta Zuberoa". "Este es nuestro modelo de autogobierno para los próximos años: capacidad de decisión, compromiso en el pacto y corresponsabilidad, participación en todos los niveles de decisión y apertura al exterior", asegura.

   En este contexto, apunta que "la convicción y la cooperación" son los "mejores aliados para lograrlo". "Convicción para ganar los acuerdos y mayorías necesarias para hacerlo viable. Sociedad vasca es la Comunidad Autónoma, es Nafarroa y es Iparralde. El proyecto político abertzale de PNV incluye la capacidad de alcanzar mayorías en Lizarra, en Irurtzun o en Donibane Lohizune", destaca.

   Tras defender una Euskadi plural, no uniforme, "como patriotas vascos", se plantea la cohesión territorial y social" como "el activo prioritario". "Hemos de empezar a prepararnos a fondo para lograrlo. El Aberri Eguna es un buen día para ponernos manos a la obra", afirma.

   Asimismo, concluye que concibe el reto "de la construcción nacional como una tarea constante, sin pausa y con determinación, desde el convencimiento de que las mayorías políticas y sociales amplias en la sociedad vasca, el respeto a la libre voluntad de la ciudadanía y la cooperación para conseguir un pacto con el Estado, son las vías para alcanzar y consolidar" sus objetivos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios