www.diariocritico.com

Ibarretxe expresa su preocupación porque ETA "reorganice comandos" y le exige "una tregua definitiva"

El lehendakari, Juan José Iberretxe, expresó este viernes su preocupación ante "la delicada situación" que se vive ante "la reorganización" de comandos por parte de ETA y el riesgo de "una vuelta atrás", y le exigió que anuncie "una tregua definitiva", que imlicaría que la violencia "se ha acabado absolutamente para siempre". Además, advirtió a Batasuna que, "más allá de la Ley de Partidos, el principal problema para que haga política es ETA".
 Ibarretxe, que acudió a la tradicional procesión de Balmaseda, reconoció que se vive "un momento delicado" en el camino hacia el logro de la paz y la normalización política. No obstante, aseguró que su trabajo, como lehendakari, "está fundamentalmente dedicado a no permitir la vuelta atrás". "Lo que hemos dejado detrás es un pasado destructivo y volver al pasado destructivo, de ninguna manera, puede ser el camino ni el trabajo al que yo me voy a dedicar", aseveró.

   A su juicio, "es fundamental que ETA diga con claridad que la violencia se ha terminado". "Pero estamos viendo realmente preocupados que ETA, en lugar de decir que esto se ha acabdo, que su violencia se ha acabado para siempre, está reorganizando comandos y no queremos que ETA reorganice comandos, sino que nos diga que esto se ha acabado absolutamente para siempre", señaló.

   Asimismo, señaló que, en estos días, se habla de nuevo "de la exclusión o la inclusión" de la izquierda abertzale. "Es evidente que todos los partidos, las formaciones políticas, tenemos que participar de la vida activa, es evidente que la Ley de Partidos es un instrumento del pasado que no sirve para cosntruir el futuro, pero no es menos cierto que el principal problema para que Batasuna haga política es la propia ETA y la violencia de ETA", añadió.

   Por ello, exigió a ETA "que su violencia se acabe para siempre" y señaló que "a quien le debe el final de la violencia ETA es a la sociedad vasca". "Una tregua definitiva a quien se la debe ETA es al conjunto de la sociedad vasca", subrayó.

   Además, recordó que "está pendiente de respuesta" por parte de la banda armada "aquella petición que se le hizo por parte de Batasuna, que parece que se ha olvidado", tras el atentado de Barajas y la publicación de su comunicado.

   "Cuando ETA saca un comunicado, diciendo que la tregua continuaba y que se reservaba la capacidad de actuar respondiendo a la violencia del Estado, fue la propia Batasuna quien solicitó a ETA que, a la vista de que aquella reserva para actuar generaba una gravísima confusión dentro de su propio mundo, quitara aquellas reservas para actuar porque eso quería decir que el alto el fuego carecía de la más mínima confianza si se podía volver a repetir lo que ocurrió en barajas el 30 de diciembre", añadió.

   En esta línea, subrayó que "sigue pendiente" la respuesta de ETA a la petición de la formación abertzale. "Por eso digo que, más allá de una Ley de Partidos, que yo no comparto, el principal problema para que ETA haga política, que no confundan a nadie, sigue siendo la violencia de ETA", indicó.

Paz y acuerdos


   Juan José Ibarretxe dijo que, "a partir de ahí", a él y a los partidos les corresponde "seguir trabajando para generar un proceso que traiga la paz y acuerdos de naturaleza política". "Mi posición como lehendakari será seguir luchando para no volver atrás, a ese pasado destructivo", destacó.

   En este contexto, insistió en que no espera de ETA "que reorganice comandos", sino que diga "que su violencia se ha terminado para simepre" y explicó que, "cuando decía que estamos viviendo un momento delicado", se refería "a todas aquellas personas y colectivos que han aparecido" como objetivos en la información incautada a la organización terrorista. "Merecen la máxima cercanía y solidaridad por parte del Gobierno y del lehendakari", afirmó.

   El máximo representante del Ejecutivo vasco emplazó a "destinar toda nuestra energía a que no haya vuelta atrás". "No lo podemos permitir y no nos vamos a estar de manos cruzadas. No vamos a permitir una vuelta atrás a nuestro pasado destructivo, con violencia de ETA, con incapacidad de los partidos políticos de hablar entre nosotros y esto requiere fundamentalmente de trasladar esparanza a la ciudadanía", señaló.

   Ibarretxe aseguró que el futuro de los vascos no lo "marcará" la violencia de ETA, sino "la iniciativa política, la capacidad de hacer política" que tengan las instituciones y los partidos. "Yo, como lehendakari, no estaré de manos cruzadas viendo cómo la violencia de ETA vuelve a generar ese espacio de desasosiego, de odio y de frustración en el seno de la sociedad vasca", dijo. 

   En su opinión, "las elecciones son las que ponen a cada uno en su sitio, las que legalizan e ilegalizan a los partidos, a los cargos públicos". "Yo espero, por lo tanto, que las próximas elecciones se celebren con normalidad. Un país realmente serio, moderno, tiene que hacer gala de ello, precisamente, en las elecciones", manifestó.

   Tras manifestar que "la exclusión no es el camino" porque "no lo ha sido en el pasado y no lo será en el futuro", reiteró que "la Ley de Partidos es un instrumento del pasado que no sirve para construir el futuro, pero el principal problema para que Batasuna haga política -que no miren hacia otro lado- está en la propia ETA y su violencia".

Kalr Borroka

   Preguntado por los últimos ataques de kale borroka, entre otros, a la sede del PSE-EE de Cruces, en Barakaldo, precisó que "siempre que hay cualquier tipo de actividad violenta, eso es en sí mismo negativo". "El futuro hay que construirlo con la política, no se puede construir con la violencia y, por lo tanto, todo aquel que quiera hacer política, tiene que hacerla mediante iniciativas exclusivamente democráticas", añadió.

   A su entender, "eso sirve para todas las formaciones políticas y para todo el que quiera arreglar las cosas". "Yo creo que no habrá nadie, excepto los iluminados, dentro de Batasuna, que crean que el futuro se puede construir mediante la violencia".

   "El futuro, lo que representa para todos, es una oportunidad, es un reto, pero, sobre todo, para convencer. Tenemos que convencer a la ciudadanía, a las personas, y no se convence a las personas con la violencia, sino con las ideas, presentando las ideas y haciendo que la gente las valore", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios