www.diariocritico.com
Hay que darlo todo

Hay que darlo todo

Del cancionero de la izquierda latinoamericana, muchos de los que hoy nos gobiernan con un autoritarismo torpe, solía repetirse una melodía que exaltaba a “los estudiantes, porque son la levadura del pan que saldrá del horno con toda su sabrosura”. Un pan que más temprano que tarde obtendremos gracias al horno insobornable de la Historia.

Ayer los estudiantes salieron a las calles a defender la autonomía y el pluralismo de sus universidades. Junto a ellos marcharon en Quito y Guayaquil sus profesores, decanos y rectores, entre ellos figuras descollantes de la vida científica y cultural.

La Policía, cumpliendo órdenes mañosas, trató de impedir en varios lugares el paso de los buses que los conducían a los puntos de concentración previstos. También se escenificaron unos pocos episodios de violencia, pero en general las marchas fueron pacíficas y unieron a universidades estatales y privadas.
 
Esta juventud universitaria, que en los últimos años ha crecido incesantemente, rechaza un proyecto de ley oficialista que, además, significará el sacrificio, a la corta o a la larga, de la libertad de cátedra en aras de las exigencias de un plan nacional de desarrollo necesariamente al servicio de los gobiernos de turno.

Como en Venezuela hace un tiempo, en su mayoría los estudiantes salieron unidos a las calles con el sentimiento de que algo sagrado está en peligro: su libertad de escoger qué tipo de formación académica recibir, y, en consecuencia, su libertad de expresión, información y pensamiento. Y que por ese algo hay que darlo todo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios