www.diariocritico.com

Reunión sobre la reforma laboral en Moncloa

Zapatero confirma que no habrá abaratamiento del despido

Zapatero confirma que no habrá abaratamiento del despido

> La patronal sale complacida con el documento de Zapatero | Méndez y Toxo: "Se dan las condiciones para abrir una negociación"
>
La reforma del mercado de trabajo que propone el Gobierno ni abaratará los despidos ni reducirá los derechos de los trabajadores. Más que una afirmación es una promesa del presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, tras la entrega de un documento a los agentes sociales para iniciar el diálogo social. "Tenemos que buscar una fórmula que fomente la contratación indefinida", lo cual "es posible sin reducir los derechos de los trabajadores", ha dicho Zapatero. Sin embargo, el presidente no ha desvelado cuál es el contenido de su propuesta concreta, que guarda el Gobierno para la mesa de negociación. No obstante, sindicatos y empresarios han valorado positivamente el documento que pueden ver de forma íntegra pinchando aquí (pdf).

Tras su reunión de dos horas con el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, los presidentes de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de CEPYME, Jesús Bárcenas, y los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CCOO, Ignacio Fernández Toxo, Zapatero ha comparecido en una rueda de prensa en la que ha destacado que "tenemos que buscar una fórmula que fomente la contratación indefinida", incorporando las reformas que sean necesarias, y que para ellos "hay un camino, pero tenemos que hacer el proceso de diálogo". No ha querido, pues, adelantar la propuesta concreta que el Gobierno ha elaborado, pero sí ha dicho que "es posible sin reducir los derechos de los trabajadores".

      El presidente entregó a los agentes sociales un documento titulado "Líneas de actuación en el mercado de trabajo para su discusión con los interlocutores sociales en el marco del diálogo social", un documento que fija líneas generales, pero que no contiene apenas propuestas concretas. Del documento, no obstante, "no hay, ni se desprenden nuevas figuras contractuales", ha dicho el presidente, pero sí la reforma en la dirección de facilitar el empleo indefinido. Es decir, "facilitando las cosas a los empresarios sin que pierdan derechos los trabajadores", ha añadido de forma un tanto misteriosa, dado que no querido revelar qué proyecta el Gobierno al respecto.

     Lo que sí ha quedado claro de la comparecencia del presidente es que el Ejecutivo no propone abaratar el coste del despido como se ha venido especulando, lo cual no quiere decir que la parte empresarial lo ponga sobre la mesa cuando se inicie el diálogo.

    En todo caso, Zapatero ha insistido en diversas ocasiones en que "los trabajadores no van a perder derechos", y que se trata de algo que no ha sido cuestionado por los empresarios. "Pretendemos que el diálogo social adquiera su máximo contenido", según ZP, para lo que habrá que reformar aspectos de nuestras instituciones laborales que permitan el empleo y, además, el empleo estable.

Optimista ante la economía

En su análisis sobre la evolución de la economía, Zapatero se ha mostrado nuevamente optimista: "La actividad económica en nuestro país sigue dando poco a poco señales de recuperación", ha dicho, y a pesar del aumento de la cifra del desempleo se está atenuando el ritmo de deterioro del empleo, según destaca el Banco de España. "El Gobierno cree que la vuelta al crecimiento se irán afianzando en el 2010", ha añadido, y las reformas contribuirán a ello.

     La razón para este diálogo es que "hemos perdido mucho empleo en estos dos años y necesitamos invertir esta tendencia", por lo que el objetivo de esta reforma que propone el Gobierno es conseguir "más cuanto antes para la sociedad española". La propuesta constituye "un marco abierto" para facilitar los límites de negociación, pero bajo la premisa de que no se rompa el equilibro empresarios-sindicatos y no exista pérdida de derechos de los trabajadores. En definitiva, para "crear empleo y contribuir a una economía más sostenible con un marco de relaciones laborales más flexible".
 

Oposición frontal a la propuesta de pensiones


No obstante, y aunque se trata de marcos diferentes, el presidente del Gobierno ha reconocido que los sindicatos le han planteado su oposición frontal a la propuesta del Gobierno para reformar las pensiones. No, en principio, a aumentar la edad de jubilación a los 67 años, y no, en principio también, a la posibilidad de aumentar diez años más el periodo para hallar el cómputo de la pensión.

    En ese punto, Zapatero ha vuelto a mostrar sus argumentos, según los cuales se trata sólo de una propuesta que deberá examinarse en el marco del Pacto de Toledo y que, en todo caso, sólo saldrá adelante con el máximo consenso.


 --.--

> La patronal sale complacida con el documento que le entregó Zapatero
> Méndez y Toxo: "Se dan las condiciones para abrir una negociación"


- Más información:


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.