www.diariocritico.com

Por acuerdo entre el PP, PNV y CiU

¿Un problema de convivencia de culturas?: el Senado aprueba la prohibición del 'burka' en espacios públicos

¿Un problema de convivencia de culturas?: el Senado aprueba la prohibición del 'burka' en espacios públicos

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles, con 131 votos a favor, 129 en contra y ninguna abstención, la moción presentada por el Grupo Popular para pedir al Gobierno que prohiba el velo integral en los espacios públicos, gracias al apoyo de CiU, que se sumó a última hora a la iniciativa, y a la ausencia de cuatro senadores en la bancada que podrían haber dado la mayoría al Grupo Socialista, a quien respaldaban el PNV y la Entesa. 
   En la tarde del martes, CiU firmó una enmienda de sustitución promovida por el PSOE que recibió el apoyo de todos los grupos de la Cámara a excepción del PP. En ella se instaba al Ejecutivo a utilizar el ordenamiento jurídico para "dar una respuesta adecuada" a la cuestión del velo integral y promover la educación, la sensibilización y la relación con las comunidades musulmanas en este ámbito.

   Sin embargo, CiU pactó después un nuevo texto con el Grupo Popular, que incluyó las mismas intenciones de apostar por la educación y las relaciones con las comunidades islámicas, pero que en su último punto pide "que se proceda a regular la prohibición del uso público del burka y el niqab en espacios acontecimientos públicos para garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad", conforme planteaban los 'populares' en su moción inicial.


La posición del CiU, recogida en la moción del PP

La senadora de CiU Montserrat Candini explicó que su coalición se sumó esta mañana a la moción del PP porque deja claro el interés por prohibir el burka y el niqab en los espacios públicos, prohibición que se contenía en "el espíritu" de la alternativa que CiU firmó ayer junto al PSOE, la Entesa Catalana de Progrés, el PNV y el Grupo Mixto. Los socialistas, sin embargo, no han aceptado la propuesta y no se han sumado al acuerdo.

   "La senadora Alicia Sánchez Camacho (PP), a las 21:30 horas del martes, asume toda la enmienda transaccionada e incorpora la palabra prohibir, palabra que se entiende del espíritu de la transacción. Yo se lo había manifestado al PSOE y en ningún momento me habían manifestado que no estuvieran por la labor de prohibir. Porque ¿de qué estamos hablando cuando decimos que esto es absolutamente denigrante, intolerable, que esto esté por las calles? ¿De qué estamos hablando?", se justificó Montserrat Candini. "Nosotros no hemos cambiado de posición", insistió.

   También acusó la senadora al PSOE de no haberles comunicado hasta esta mañana la oferta del PP, cuando la transacción firmada ayer no era propiedad socialista, sino obra "de todos" los grupos que la firmaban, aclaró. "El consenso es un camino de doble dirección", advirtió, preguntándose "cómo es posible" que los socialistas no se dirigieran ayer a su grupo. "No se puede jugar con el tiempo", agregó.

   Montserrat Candini anunció una moción de CiU la próxima semana en el Senado sobre este asunto precisando que la regulación del uso de estas prendas en el espacio público se realice a través del Reglamento que desarrolla la Ley de Igualdad.

   "No tenemos inconveniente en emplear todo el tiempo necesario para dar una respuesta serena, madura y consensuada y, sobre todo, nada populista ni oportunista", dijo, y volvió a justificar su posición de hoy: "presentaremos una moción, en coherencia con lo que hoy hemos defendido, diciendo que el ordenamiento jurídico existente es la Ley de igualdad y hay un reglamento pendiente de desarrollar", concluyó.


Las acusaciones del PSOE

La secretaria de Estado de Inmigración, Anna Terron, cree que la moción del PP para pedir al Gobierno que prohiba el uso del velo en los espacios públicos y el apoyo de CiU en el Senado a esta propuesta obedece más a motivos electorales que a una discusión real. "Saben que es un debate falso", ha declarado Terrón en Bruselas, tras admitir que le ha "sorprendido" la actitud de CiU.

   "Estamos ante un acto que tiene más que ver con la campaña electoral en la que están inmersas la señora Sánchez Camacho y CiU que ante una discusión real", ha dicho la secretaria de Estado, que defendió nuevamente la posición expresada por el Grupo Socialista en la Cámara Alta firmada en una Resolución por la mayoria de las fuerzas políticas.

   "No nos gustan los velos integrales pero en España la libertad, la dignidad y la igualdad de las mujeres está garantizada. Hay leyes que las defienden y la seguridad está igualmente garantizada", sentenció. A su juicio, lo que hay que hacer es "ejercer la autoridad" para que se cumplan estas leyes y trabajar con la comlunidad musulmana, que está, según Terrón, mayoritariamente en contra de esas prácticas.

   Terrón ha insistido en que una ley en un Estado de derecho tiene que ser impulsada cuando hay un problema que adquiere dimensiones que no pueden ser abordadas con la legislación común y que,en este momento, España es uno de los países europeos que protege la igualdad de la mujer con "mayor fuerza jurídica". "Creo que debemos tener autoridad para imponer esa legislación que defiende la libertad y la igualdad de las mujeres", apuntó.

   Preguntada por si cree que el burka se está convirtiendo en un problema en España a la vista de que son cada vez más los Ayuntamientos que aprueban normativas para prohibirlo, Terrón respondió: "Yo pienso que no".

   En esta línea, respaldó la reflexión del Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien considera que si algún Ayuntamiento más se apunta a este debate habrá "más ordenanzas que mujeres tapadas". La secretaria de Estado subrayó, en definitiva, que se corre el riesgo de "magnificar y normalizar" algo que "por suerte" en España es "muy minoritario".


Burkas no hay

   "Burkas no hay. Burka es lo que se lleva en Afganistán. Velos integrales hay poquísimos y, por otro lado, otras costumbres como llevar un pañuelo en la cabeza no muy ajenas a las nuestras están perfectamente socializadas y no le llaman la atención a nadie", resumió. "Con ese tipo de debates corremos el riesgo de generar muchos problemas y no resolver ninguno", concluyó.

   La secretaria de Estado no adelantó qué hará el Ejecutivo con la petición del Senado. "Vamos a esperar. En cualquier caso nuestra posición está clara y es la que se ha expresado en la Resolución", se limitó a señalar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios