www.diariocritico.com

Un millón de personas vitorearon a jugadores y Del Bosque hasta pasada la media noche

La pasión roja se desbordó en el Manzanares con el España Club de Fútbol

La pasión roja se desbordó en el Manzanares con el España Club de Fútbol

>> Recorrido de casi cuatro horas por las repletas calles de Madrid y auténtico baño de masas para los jugadores
Segunda parada, La Moncloa. Y por fin habló Iniesta: "Esta &lsquo

La religión compulsiva y laica, olorosa y flamígera que es el fútbol consagró aún más, en un auténtico baño de masas que desbordó de pasión roja las aguas del Manzanares, a sus sumos sacerdotes, a sus magos del balón. A los 23 oficiantes catecúmenos y al 'Papa' Del Bosque I que los dirige y componen el equipo de todas las personas de buena fe, amantes o no del deporte rey, que habitan este país y se sienten magníficamente representadas por el España Club de Fútbol.
Y lo hizo en el altar que sirve de rompeolas de todo el país, donde alrededor de un millón de asistentes de todos los credos e ideologías futboleras y de las otras, de todas las edades  -con mayoría absoluta de jóvenes-  tenían un denominador común: seguidores, socios y abonados de La Roja. Pongamos que se habla/escribe de Madrid.

Tras una tarde de actos oficiales que les contamos en el resto de informaciones, la pasión se desbordó a tope en la ceremonia oficial del homenaje de los españoles a ‘su’ inigualable representación en el deporte rey. La marea roja desbordó el Manzanares -junto al Puente del Rey- y todos, jugadores y espectadores, pertenecían a los que comulgan con el buen fútbol y acabaron felices de esta concelebrada misa laica.

Antes, tras un largo y emocionante recorrido por Madrid, los magos llegaran a las 23,15 con más de dos horas de educado retraso al escenario del Puente del Río, donde varias actuaciones musicales –Bustamante, Soraya, Cómplices, La Unión y Bisbal cerrando-.distrajeron al personal. Allí, en la ribera del Manzanares, fueron recibidos al grito de ‘Campeones, campeones’.

Y al igual en la celebración de 2008 de la Eurocopa- que ahora nos parece un trofeo menor- Pepe Reina volvió a lucirse como presentador provocando, con sus ocurrencias -hasta le puso la camiseta del Barça a Cesc-, las carcajadas de sus compañeros y amigos. Éstos, con mayor o menor gracia, dispararon sus palabras al micrófono, siendo muy ovacionados, con 'matador' Iniesta el que más.

La bonhomía de Del Bosque


Y Del Bosque –siempre intentando un segundo plano, siempre forzado a hablar por sus 23 chavales- cascabeleó una vez más su bonhomía. Era el final feliz, la nueva comunión de aficionados y jugadores del España FC. Pasadas las 12 y cuarto de la noche fue disolviéndose la más alegre de las manifestaciones y los jugadores marcharon a una discoteca para celebrar con familiares y amigos su despedida tras 50 días de ejemplar convivencia.

A lo largo de las más de seis horas en que la explanada se fue llenando, se fueron viendo banderas de España –con el toro o el escudo constitucional, ninguna con el aguilucho-. Y también de casi todas las comunidades autónomas –algunos jugadores se envolvieron en ellas en el escenario, según su lugar de nacimiento.

De casi todas, porque no se apareció ninguna del País Vasco ni de Cataluña. Una muy socarrona con los colores de Castilla-La Mancha y la palabra Albacete y que sus portadores intentaron sin éxito entregar a su dios laico y paisano futbolero Iniesta, explicaba que ‘Aunque soy de la Mancha, no mancho a nadie… pero gano mundiales’.

Todos los asistentes que habían rebosado la explanada y alrededores comenzaron el regreso a sus más que diversos lares con el rostro alegre y confiado ya casi en la madrugada de este martes y 13. La pasión y la marea roja abandonaban ese Manzanares que se tiñó de semejante color tan vivo y compulsivo.

Pero se mantenía y habitaba posiblemente 'per omnia saecula saeculoru' en el corazón de alrededor de 1.00.024 personas y/o personajes. De una parte, los aficionados y socios, los fieles seguidores del España Club de Fútbol: De otra, los 23 oficiantes catecúmenos de la religión laica olorosa y flamígera que es el fútbol y su 'Papa' Del Bosque I. Amén.

Vea también:



















 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios