www.diariocritico.com

¿Un desfile sin improperios hacia Zapatero?

La 'presidenciable' Chacón quiere blindar a su jefe contra los abucheos

Rajoy lo tacha de "surrealista" Feijóo, la excepción en el PP

Aún colea la polémica de los abucheos a Zapatero, quienes otro año más, fueron los protagonistas del desfile de las Fuerzas Armadas el pasado día 12 de octubre. Después de las condenas, llegan los 'blindajes'. Y es que la ministra de Defensa, Carme Chacón, quien por cierto, sigue sonando como posible recambio de ZP en el PSOE, anunció que convocará a todos los partidos para "consensuar un protocolo de celebración de la Fiesta Nacional que permita el respeto a la enseña, a los caídos por España y a sus familiares".
Chacón, que calificó de "intolerables" los silbidos y abucheos, subrayó que los allegados de los militares muertos se encontraban "muy molestos" por la actitud de los que denominó "grupos reventadores", a quienes aconsejó que si quieren "mostrar su malestar" tengan el "valor" de convocar una manifestación, pero que no perturben un acto institucional que es "la fiesta de todos", señaló.

Según la prensa, que cita fuentes gubernamentales, tanto Chacón como la vicepresidenta De la Vega podrían proponer a los grupos de la oposición la semana que viene "proteger" tres momentos especialmente solemnes de la Fiesta Nacional: la interpretación del himno nacional, el izado de la bandera y el homenaje a los caídos. La petición de respeto y silencio a los asistentes por megafonía en esos momentos podría formar parte de estas actuaciones, así como alejar al público de las autoridades.

El protagonista de todos estos hechos, el presidente Zapatero, dijo que quienes protagonizaron estos actos, en los que llegaron a pedir su dimisión, tienen "lógicamente el derecho de hacerlo", si bien, según añadió, "deberían intentar mantener el respeto" en un acto como la Fiesta Nacional.

El líder del PP, Mariano Rajoy, por su parte, dijo que el protocolo propuesto por la ministra de Defensa, que en un primer momento calificó de "surrealista", podía haberse planteado antes, tras los casos de "agravio" a la bandera de España en algunas comunidades autónomas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que el día anterior había señalado que los abucheos eran una muestra de la libertad de expresión, apuntó que se produjeron en un momento "especialmente inapropiado e inadecuado", aunque también dio a entender que pudieron producirse porque el público estaba lejos de las tribunas de autoridades y "no oía bien" lo que estaba sucediendo.

La excepción en el PP vino del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien dijo que "sobra abuchear a los políticos, en los momentos solemnes aún más". Según Feijóo "no debemos acostumbrarnos a que la Fiesta Nacional sea un abucheo a un presidente, por muy mal que lo haga".

- Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios