www.diariocritico.com
De pactos y tontos

De pactos y tontos

La transparencia de los asuntos públicos es la garantía de la democracia. En la política, todo lo que no se sustancia con luz y taquígrafos se hace sospechoso. Viene esta reflexión al hilo de las suspicacias que acompañan el acuerdo del PSOE y el PNV para que los  seis diputados de este partido apoyen los Presupuestos del 2011, asegurando, de paso, la permanencia de Rodríguez Zapatero en La Moncloa durante los próximos quince meses. Este pacto, que es al tiempo un salvavidas político para Zapatero y un escarnio para Patxi López, tiene con la mosca tras la oreja a media España a cuenta de una supuesta "agenda oculta" relacionada con la ETA y sus satélites políticos. Batasuna y demás franquicias que andan a la desesperada buscando una gatera por la que colarse en los próximos comicios municipales.

El Gobierno niega la mayor, pero algunas declaraciones de dirigentes del PNV han levantado la liebre. La duda, permanece, pues, en el ambiente. Así las cosas, es necesario que Zapatero despeje cuanto antes las sombras que rodean el acuerdo alcanzado con Iñigo Urkullu porque el país no está para bromas. Y broma sería -y macabra- una reedición de aquel "proceso de paz" que en la anterior legislatura desembocó en la voladura de la T-4 de Barajas. Nunca  estuvo la banda terrorista tan acorralada como ahora. Sería algo peor que un error intentar darles oxígeno con la excusa de que hay una parte de ese mundo que quiere hacer política. Ese cuento lo hemos  oído ya demasiadas veces. Sólo se lo creen quienes buscan como sea salir del agujero o los tontos útiles que actúan como eternos compañeros de viaje.


Lea también:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios