www.diariocritico.com
Todo por la audiencia y el morbo: sea ético o no

Todo por la audiencia y el morbo: sea ético o no

¿El fin justifica los medios? Desgraciadamente, muchas -demasiadas- veces, sí. ¿La guerra por las audiencias justifica el todo vale? Desgraciadamente, muchas -demasiadas- veces sí. Y en la actualidad, con el periodismo recibiendo tantas cornadas, las ocasiones en que esto acontece suceden igualmente en demasía. La última, que sepamos, es muy reciente e ilustra un comportamiento no sólo antiético, sino también lejos -muy lejos- de la deontología profesional.

Y es que, como esa lucha y el vender morbo sigue primando, la cadena SER, por medio de José Ramón de la Morena, intentó en su programa 'El larguero' por dos veces tener la exclusiva de una entrevista con Miguel García, el futbolista que sufrió un infarto el pasado domingo en Salamanca. Nada importó que estuviera entre la vida -felizmente salvada- y la muerte en la UCI del Hospital de la capital charra.

Nada importó, en un segundo intento, que acabara de salir a una habitación donde ya le acompañaba su familia. En ambos casos, desde Madrid y ordenado por De la Morena -como ha publicado 'EcoDiario'- un redactor de Deportes intentó colarse con la excusa de saludar al futbolista -ya ex, pues no podrá seguir como profesional- para con este truco recibir una llamada 'casual' de su jefe en Madrid y grabarle una entrevista. Lo dicho/escrito: todo por la audiencia... y el morbo. Impresentable nos parece un calificativo débil. Que cada uno añada el que quiera.

LEA LA NOTICIA ÍNTEGRA


________________________________________________________

- Anteriores Im-presentables:

________________________________________________________

ENVÍENNOS SU IM-PRESENTABLE

¿Tiene usted un im-presentable? Diariocrítico quiere abrir su im-presentable a la opinión de nuestros lectores. ¿Tiene usted un candidato? Envíenoslo a este correo [email protected] o mándenoslo en vídeo a través de nuestro Canal Ciudadano  

¿Quiénes son im-presentables para nosotros?

Pues gentes que sin duda merecedoras de respeto, que habitualmente se comportan con normalidad, pero que, ocasionalmente, hacen cosas im-presentables. Gentes conocidas, populares, que a veces se ‘pasan' unos cuantos pueblos. Pretende ser una sección amable. Una cosa es ser (ocasionalmente) im-presentable y otra merecer la condena de la sociedad por acciones repudiables y aborrecibles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios