www.diariocritico.com
La moda infantil, a la conquista del mercado internacional

La moda infantil, a la conquista del mercado internacional

Cuatro firmas españolas de moda infantil han exhibido sus propuestas para la próxima primavera-verano 2011 en la Feria CPM de Moscú, en un desfile organizado por la asociación Children’s Fashion Europe. Barcarola, Bóboli, Cóndor y Mayoral presentaron sus diseños junto a las alemanas Blue Seven y Pampolina. Las tres primeras ya habían mostrado sus diseños en la Feria Internacional de Moda Infantil y Juvenil de Valencia el pasado mes de junio. Así que Barcarola llevó a Moscú el estilo marinero por el que ha apostado para el calor, americanas, bermudas, tops, minifaldas y shorts ligeramente abombachados. Bóboli, por su parte, mostró su colección inspirada en las ciudades indias, adonde suelen mirar últimamente los creadores en busca de las musas. A las niñas las vistió con cuadros y estampados geométricos y a los niños con cuadros grandes estilo Madrás.

 

Cóndor, la firma que sigue arropando los sueños de los más pequeños, desplegó ante los moscovitas su colección basada en cuatro grandes líneas, según el tejido utilizado: el plumetti, de suaves flores estampadas; la bambula, que le da un aire romántico a los camisones, pijamas y batas; el popelín cien por cien y el lino. Todo rezumando frescor y confortabilidad. Mayoral siguió haciendo amigos entre los asistentes al desfile por su habilidad para saber lo que quieren los niños y aceptan los padres. La moda infantil española volvió a progresar adecuadamente en el duro examen de la pasarela.

 

Una moda fuerte

 

Porque la moda infantil española está fuerte, a pesar de los embates de la crisis. Es de los pocos sectores al que la recesión respeta por una cuestión fisiológica. Los niños crecen y hay que seguir equipándolos, quizás con más miramientos que hace unos años, pero la necesidad obliga. Obliga a desembolsar un dinero que en otros ámbitos de la moda se mira con lupa. Tal vez por ese motivo muchos diseñadores han puesto sus ojos golositos en un sector en el que saben que tienen las ventas aseguradas y no oscila tanto como el de adultos. Algunos han querido ver en la moda infantil la tabla de salvación de sus empresas, pero zapatero a tus zapatos. Triunfar no es un huevo que se echa a freír como dicen los castizos. Si los creadores de las firmas para pequeños han llegado a la posición que ocupan en la actualidad se debe a muchos años de lucha, de altibajos y de no tirar la toalla. La moda infantil española goza de buena salud pero, ¿a costa de qué?

Según informa la Feria Internacional de Moda Infantil y Juvenil de Valencia, Italia, país junto con Francia, Meca de la moda, sigue siendo el principal destinatario de las exportaciones de moda infantil española, con un 63,3%, seguido de Portugal, Reino Unido y Francia. A esta lista se suman Alemania, Grecia, Bélgica, México, Emiratos Árabes y Arabia Saudita. A juzgar por estos datos, la moda infantil española sigue liderando el mercado europeo y abriéndose paso progresivamente en el norteamericano. Esta actitud ante la actual situación económica financiera es para quitarse el sombrero; es decir, que con la que arrecia las empresas españolas del sector apuesten por diversificar la distribución de sus productos hacia mercados que están despuntando como Rusia y la emergente Polonia es digna de elogio. Es verdad que en España hay ya una larga tradición de empresarios dedicados a este sector. En Andalucía destaca Jaén, de las pioneras en la confección de ropa de niños, y por supuesto Valencia y Barcelona, pero echar toda la leña al fuego en estos momentos es como ponerse ante un miura.

Las cifras de exportación“

 

Las cifras de exportación en confección textil- continúa el informe de FIMI- están aumentando sensiblemente en términos generales. El incremento ha sido de un 6’8%. El año 2010 está siendo el año de “asentamiento” de las empresas que hayan apostado por la innovación.

 

Así, se aprecia que las exportaciones han mantenido un buen crecimiento teniendo en cuenta las adversas condiciones de los mercados a los que se exporta. El sector está realizando un intenso proceso de adaptación a la globalización del mercado textil. Uno de los aspectos positivos es que se está produciendo un cierto retorno al suministro de proximidad ante la incertidumbre existente sobre la evolución del mercado. Se están llevando a cabo procesos de producción diferenciadores en los que prima la calidad, la competitividad y la rapidez en el servicio. Todo ello enmarcado en una firme apuesta por las nuevas tecnologías y las políticas medioambientales”.

La moda infantil española crece…y los niños también.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios