www.diariocritico.com

La solución Bernal

    La actual deficitaria situación de las “arcas regionales murcianas” mantiene en jaque al ejecutivo regional, que tiene que dar solución a la falta de previsión habida en lo tocante a la administración de las cuentas de la autonomía murciana durante los años de bonanza, que cual “cigarra” se entregó a un descontrolado gasto público que en la actualidad, en el momento de las “vacas flacas” supone una pesada losa para salir airosos de esta situación.     Tras el fallido recorte público, que aún mantiene abierta la conflictividad laboral, más que por lo que se ha llegado a recortar, por la creencia que tras el compromiso electoral de mayo, libre de la servidumbre que representa la periódica cita con las urnas, Valcárcel se lanzará a realizar drásticos recortes, y acabará por hacer “la sangre”, que declaró no querer hacer. Ya que la tozudez de los números es contumaz y deja escaso margen de maniobra.     Así que, entre tanto, lo que se diga desde las instancias del poder sobre este tema, próxima la cita electoral, no deja de tener un cargado sentido electoralista y no tiene más vigencia que la fecha electoral.     No obstante, parece lógico que Valcárcel se vaya planteando la continuidad del equipo económico regional, que ha contribuido en gran medida a caer en la actual situación de asfixia económica, por una mala gestión y una peor previsión de lo que vino a ser un cambio de ciclo económico, ante lo que el ejecutivo murciano no sólo no reaccionó sino que siguió con su desenfrenado gasto público (Aeropuerto de Corvera, Hospitales de Sta. Lucía y Mar Menor,……, junto con un creciente gasto corriente de la Administración Regional), al lado de lo cual, se vino dando una demora en los pagos, el recurso al endeudamiento, con alarmantes situaciones como la de la deuda del Servicio Murciano de Salud, sin soluciones eficaces, más allá de los meros “parches” como el recurso al ya agotado recurso al “confirming”.     Por ello, el relevo el frente de la Consejería de Economía y Hacienda es algo más que necesario, urgente. Si bien, la maniobra de anunciar la participación del ex consejero de economía Juan Bernal en una nueva etapa política, aunque tiene su lógica no deja de ser otra medida en clave electoralista. Pues Bernal ya estuvo al frente de esa Consejería y realmente no hizo un mal papel, si bien se rumoreó sobre desavenencias políticas entre éste y el propio presidente Valcárcel, entre las que se dieron también en aquel tiempo las de Gómez Fayrén y Megías, trío político-técnico que contribuyó a la primera etapa de gobierno del PP en la Región.     Así tal anuncio no deja de sorprender, dados los antecedentes, si bien en política casi todo es posible, y la situación está realmente al extremo necesitada de importantes refuerzos del calado técnico y político. Pero por otra parte, no perdamos de vista que este anuncio pone el horizonte de relevo para el mes de junio –como pronto-, de forma que al actual equipo no lo cesaría nadie, sino que se iría con el relevo derivado del proceso electoral –y así no se reconocería error alguno-. Pero la cuestión radica en responder a la pregunta: ¿la actual situación económica de la Comunidad Autónoma permite esa demora para abordar un relevo de esta importancia y envergadura en el momento actual? ¡Esa es la clave…! pues realmente creemos que no.     Por último, no perdamos de vista que los políticos son dados a sorpresas electoralistas que les den la pretendida ventaja en la intención de voto, y les haga aparecer con una clara iniciativa, especialmente cuando se encuentran en dificultades. Así baste recordar casos como el fichaje del juez Garzón por parte de un Felipe González acorralado por la oposición que entonces le estaba haciendo Aznar; o más recientemente el fichaje de Pizarro por Rajoy, que después de dar la campanada con esa decisión, en una de las típicas indecisiones del político gallego, acabó prescindiendo de él para la primera línea política, convirtiéndolo en una especie de “lujo asiático” de mero efecto propagandístico.     En consecuencia, dejemos en cuarentena la noticia de la futura incorporación de Bernal a la política activa del PP en Murcia, hasta ver el alcance real de la misma, y sobre todo la intención de los actores políticos en liza, pues de entrada tampoco se nos antoja que sea la panacea del problema que padecemos.                     
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios