www.diariocritico.com

Félix Fuentes

En la Línea

En la Línea

 

En la Línea

 

Por Félix Fuentes

 

SUBSISTE LA RUPTURA Y PELIGRA LA REFORMA FISCAL

 

Julio 02-07  Las fracturas de México, social y política, continúan  abiertas y en algunos ámbitos se han profundizado. A un año de los críticos comicios del 2006 prevalece la idea del fraude electoral, sin reconocimiento al gobierno de Felipe Calderón   por partidos opositores y sectores fundamentales como el campesino.

 

Pasaron al olvido aquellos tiempos en que los contendientes perdedores aceptaban en 15 días a quienes se habían impuesto en las elecciones, incluso de dudosa legalidad, como los de 1952, cuando fue proclamado Adolfo Ruiz Cortines, o  de 1988, habiendose acreditado el triunfo a  Carlos Salinas.

 

Ruiz Cortines hubo de sofocar una feroz protesta de seguidores del general Miguel Enríquez Guzmán en la Avenida Juárez y Salinas negoció su victoria con el panista Manuel J. Clouthier –tercero en la contienda- y el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, con quien se reunió a escondidas.

 

Vicente Fox no tuvo problemas porque ganó claramente al priísta Francisco Labastida, pero Felipe Calderón no ha obtenido ningún acuerdo del perredista Andrés Manuel López Obrador, quien a pesar de cuanto se dice de él es seguido por mucha gente y quedó demostrado en la concentración de anteayer en el Zócalo.

 

Ese enfrentamiento se perfila para todo el sexenio y, con motivo del primer aniversario electoral, el “Peje” convocó a diputados y senadores de su partido “a que por ningún motivo” aprueben la reforma fiscal del “gobierno apócrifo” de Felipe Calderón.

 

Recalcó el tabasqueño: “nada de negociaciones con la derecha, que lo deshumaniza todo…no queremos nada con esa política antipopular y entreguista, que quede claro”. Según afirmó, el actual gobierno persiste en “mantener el atraso del  país y el atraso del pueblo”.

 

Según Carlos Navarrete, coordinador de senadores del PRD, Calderón coquetea con la izquierda, al asegurar que su propuesta fiscal coincide con planteamientos perredistas, pero esto no es cierto, dijo.

 

En esa situación, el régimen actual se obliga a negociar con los priístas,  quien sabe qué precio, la  reforma destinada a obtener cuanto dinero se pueda de contribuyentes cautivos, incluso pequeños y medianos industriales, mediante un espíritu draconiano, de rapacería.

 

 A su vez, el senador priísta Manlio Fabio Beltrones advirtió que México vive una “situación límite en lo político” a causa del “déficit de gobernabilidad”. Ciertamente, carece de fuerza el calderonismo en la conducción nacional, a pesar de colocarse a la sombra de fuerzas militares.

 

Un sector permanentemente golpeado, el agrario, se queja de Calderón por ser “enemigo del campo” y usa el poder, los medios de comunicación y su peso económico para desacreditar a  luchadores sociales, organizaciones campesinas y labriegos. Lo expresó el líder de la CNC, Cruz López, quien aseguró que el gobierno utiliza los dineros destinados al agro para “hacer proselitismo político y pagar una burocracia inútil”.

 

De esa manera es imposible cerrar brechas de discordia, aún cuando uno de los cotorritos del sistema, Germán Martínez Cáceres, reclame que ya es tiempo de reconocer al calderonismo.    

 

 

[email protected]

[email protected]

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios